Vías pecuarias y movimientos de ganado en nuestra comarca

La llegada de los primeros fríos otoñales viene a recordarnos los famosos descensos de las cabañas ganaderas desde los altos de la serranía conquense hacia estas tierras regadas por el clima del Vinalopó. La búsqueda de un clima más cálido y atemperado capaz de proporcionar más recursos a través de los variados biotipos que circulan en el corredor del citado río, serán un elemento primordial en el esta actividad. Durante la primavera y el estío, hacia los meses de abril y mayo se dará la migración contraria, buscando los pastos de las serranías de Cuenca y Teruel, generándose así un movimiento migratorio de reses conducidas por pastores conocido como transhumancia.

Vereda de los Serranos, el el límite entre los municipios de Elda y Monóvar

Vereda de los Serranos, el el límite entre los municipios de Elda y Monóvar

Nuestra comarca destaca por poseer una riqueza natural muy variada y muy necesaria para el ganado. Tal es el caso del suministro de agua proporcionado por el rio, calderones y algunas ramblas de forma natural, así como por pilones y abrevaderos realizados por el ser humano. La sal es otro de los elementos indispensables para impedir la deshidratación de los ganados, que les obliga a beber bastante agua con el fin de que los animales no revienten por el exceso de hierba consumida. Estos enclaves saliniferos, cercanos a los abrevaderos se prodigan en el territorio del levante interior, sobretodo en las áreas lagunares y marjaleñas de Villena, Salina, en la zona de Salinetas (entre los términos de Elda, Petrer y Novelda) y en el área de Betíes-Morachel de esta última población, pudiendo localizarse asimismo enclaves de este tipo en las zonas rurales de Agost, Orito y Monforte.

Curiosamente muchas de estas áreas están dentro de los caminos de los que se ocupa este artículo, indicándonos la simbiosis natural del pastor y los diferentes rebaños con el entorno que ha pervivido hasta nuestros días, aprovechando al máximo los recursos naturales.

De los rebaños locales, Sax, Petrer, Monóvar o Elda, cabe citar que los meses de septiembre y octubre eran fechas clave para sus movimientos hacia las tierras de Agost y Pinoso con el fin de que el ganado se alimentara en las amplias parcelas de viñas existentes una vez recolectada la uva. ¡

Nos interesa conocer por donde discurren los diferentes movimientos ganaderos, aunque actualmente es cierto que solamente podemos observarlos de forma esporádica y en grupos reducidos de cabras y, en menor medida, ovejas.

Las vías pecuarias son esos caminos utilizados por los rebaños para trasladarse de un punto a otro a nivel local, comarcal o nacional y, dependiendo de la longitud del itinerario, reciben la denominación de tranhumancia de largo recorrido, de corto recorrido y trasterminancia.

De las citadas vías pecuarias, las cañadas son las vías más importantes, además de ser las más anchas, con una medida de más de 70 metros, y han sido poco respetadas en la comarca. Aparte de las cañadas y las veredas, cabe destacar un entramado de vías pecuarias más pequeñas, pero no con ello menos importantes, como son las coladas e incluso pequeños caminos y sendas que servirán para efectuar movimientos de trasterminancia por los pastores locales. Como muestra la cartografía, estas servirán para enlazar vias de mayor importancia: cañadas, cordeles y veredas.

En el caso de Elda, los itinerarios que nos ocupan se distribuyen por las actuales áreas periurbanas y rurales de El Chorrillo, Cámara-Marín, la Melva, Bolón, Las Cañadas o Campo Alto.

Cabe hacer mención en este artículo a un importante elemento geomorfológico característico del paisaje mediterráneo y primordial para el paso de ganados, del que hay una nada desdeñable red entre los municipios de Elda y Petrer y, en menor medida Monóvar: las ramblas, que han sido utilizadas desde antiguo como lugar idóneo para el emplazamiento de los molinos de actividades diversas (Harina, paños, pólvora, papel, etc.) y, asimismo, como vías de desplazamiento ganadero de trastermitancia y transhumancia.

Distribución de las diferentes redes pecuarias en Petrer

Distribución de las diferentes redes pecuarias en Petrer

Acerca de la influencia de las transhumancia en las diferentes poblaciones del valle de Vinalopó, se puede citar el caso de Elda, donde, desde época islámica se practicó una agricultura intensiva que encontró fuertes incompatibilidades con la ganadería, lo que supuso una seria amenaza para los cultivos. Y ni siquiera tras la expulsión de los moriscos en 1609 y el consiguiente gran despoblamiento de las tierras del Vinalopó Medio. Conseguirá expandirse. El aspecto contrario lo encontramos en los territorios de Villena, Monóvar, Petrer, o Pinoso, que muestran un mayor equilibrio entre las zonas cultivadas y los espacios reservados para ganado, apreciándose esta circunstancia actualmente a través del mayor o menor entramado de caminos ganaderos que podemos observar en las respectivas cartografías locales.

Distribución de las diferentes redes pecuarias en Sax

Distribución de las diferentes redes pecuarias en Sax

Tras el rastro de los lugares pastoriles

Otro aspecto característico de esta actividad viene determinado por la toponímia, ya que, a falta de de restos arqueológicos o etnológicos, es de una gran ayuda para seguir las trazas de algunos aspectos transhumantes relacionados con las cargas fiscales del pasado o con la propia rutina pastoril. Así, se localizan en término eldense la famosa zona de Las Cañadas (desgraciadamente más conocida por su problemático vertedero) al sur de los terrenos de la finca Lacy, la cañada Carrúa y, al noroeste del Polígono Industrial de Campo Alto, el barranco del Derramador – en clara alusión a un lugar donde se dispersa el ganado para comer-. Este topónimo también se encuentra al noreste de Chinorlet, en el término de Monóvar, y es común en otras poblaciones de la comarca. Curiosamente, el barranco del Portazgo cruza y divide los términos de Elda, Petrer y Sax, lugar que hace mención a un antiguo peaje donde se efectuaba el pago a la Corona en una cantidad económica normalmente en metálico, que dependía del número de cabezas de ganado que cruzaban dicho lugar.

Distribución de las diferentes redes pecuarias en Elda

Distribución de las diferentes redes pecuarias en Elda

En término de Petrer encontramos un contador en lo alto de la cumbre del Cid, y un área denominadas Cañada y Corral de Cañadas en la vecina población de Monóvar.

También encontramos, sobretodo en término de Petrer, la ubicación de lugares habitados para el descanso o la pernocta de pastores y ganados, conocidos como los sesteros. El de Cárdenas – a la derecha del camino de l´Avaiol- en de Caprala – en la rambla de Casa Castalla- y el del río -en plena rambla de los Molinos- están identificados, y otro es conocido de forma oral en al rambla del Sapo, en término eldense. Estos lugares suelen estar cerca de abrevaderos naturales y artificiales.

Distribución de las diferentes redes pecuarias en Monóvar

Distribución de las diferentes redes pecuarias en Monóvar

Las vías pecuarias en al actualidad

Actualmente, y tras el deslinde que se realizó a comienzos de los años 90, se han protegido algunos de estos caminos llegando incluso a formar parte de un entramado lúdico-deportivo relacionado con la práctica del senderismo a través de senderos de corto y largo recorrido (PR y GR). Así encontramos el caso del PRV-221-1, que discurre por término de Elda y se conoce como “Cañada Real” (por superponerse en buena medida al antiguo camino ganadero que transitaba de Valencia a Andalucía) en el PR-CV-218  el PR-CV-325, ambos en término de Petrer.

Algunas grandes vías se encuentras sin deslindar, como es el caso de la vereda de los Serranos, que atraviesa el término eldense a lo largo de 7  kilómetros con orientación Norte-Sureste, esperando sea deslindada en un futuro cercano para intentar evitar la menor afección posible sobre su trazado original. Otras vías que están pendientes de que sus límites queden resueltos -esperemos que en breve- son las tres cañadas que atraviesan el término municipal de Pinoso.

Las vías pecuarias: cañadas, cordeles, veredas, coladas, así como las sendas y los caminos, forman parte de un paisaje que evoluciona muy rápidamente. Han sufrido y sufren grandes modificaciones debido a las grandes infraestructuras públicas, al aumento de suelo industrial-en forma de polígonos industriales- y al uso residencial, con grandes concentraciones humanad habitando extensas urbanizaciones. Pero, a pesar de todo ello, la sostenibilidad pasa por preservar el patrimonio vial. Las cañadas y veredas se encuentran protegidas por la ley en todo el territorio español, aunque muchas veces se infringen las leyes y se comenten atropellos, en la mayoría de las ocasiones, por ignorancia o desconocimiento de la situación legal de esta vías.

Su recuperación por parte de las administraciones en forma de senderos de corto y largo recorrido puede dar lugar no sólo al disfrute paisajístico y biológico de las comarcas regadas por el Vinalopó, sino también al conocimiento de enclaves relacionados con nuestro pasado más directo, ofreciendo de esta manera una posibilidad turística que nos ayudaría a conocer y respetar parte de nuestra historia patrimonio dándolo a conocer como algo característico del interior alicantino. Este afán debe prevalecer, puesto que los caminos de la transhumancia suponen un patrimonio muy hispano y único en Europa. No dejemos perder algo de lo que nos podríamos sentir orgullosos si no lo recuperamos para el disfrute y goce de las generaciones venideras.

Glosario

Cañada: Vía pecuaria que mantiene un ancho de 75,22 metro.

Cordel: Vía pecuaria que mantiene un ancho de 35,71 metros.

Vereda: Vía pecuario que mantiene un ancho de 20,89

Colada: Vía pecuaria que mantiene un ancho inferior a 20,89

Descansaderos-Sesteros: Ensanchamiento de la vía pecuaria donde los rebaños pueden descansar o pasar la noche

Majadas: lugar o paraje donde se recoge de noche el ganado y se albergan los pastores durante sus itinerarios transhumantes.

Calderón: Oquedad natural de cierta profundidad realizada en una roca, que recoge parte del agua de lluvia y hace las funciones de abrevadero natural de pastores y ganados.

BIBLIOGRAFÍA

VALERO GARCÍA, J.C.: “Siguiendo las huellas de la transhumancia” Alborada 2009, pp 135-140.

BENOT IBORRA, M.: “Ganadería, territorio y medio ambiente en el poblamiento medieval del Vinalopó”. Sep, De la medina a la villa. II Jornadas de Arqueología Medieval Petrer-Novelda. Octubre de 2003.pp. 225-246.

V.V.A.A. “Mediterráneo”. Cuadernos de la transhumancia, nº 19, 1994.

FUENTES CARTOGRÁFICAS E INFOGRÁFICAS

ICONA “Secc. Vías Pecuarias del término municipal de Elda”. Junio de 1950

MINISTERIO DE AGRICULTURA. “Proyecto de clasificiación de las vías pecuarias del término de Monóvar”. Junio 1958

GENERALITAT VALENCIANA: “Vías pecuarias del término municipal de Petrel” Enero de 1991.

Tratamientos iconográficos realizados por el autor.

Comparte esta noticia
Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>