“Que se calle el secretario, que no tiene ni voz ni voto” (II)

Retomamos los convulsos años políticos que marcaron en nuestra localidad el inicio de la Segunda República en el punto en que lo dejamos. Veremos en este artículo cómo en diferentes sesiones los concejales llegan a las manos, entre otras cosas, y la despedida de la secretaría municipal de José Cerdán Sanchiz, padre del destacado investigador alicantino Enrique Cerdán Tato.

Sesión ordinaria del día 17 de Febrero de 1932

Siguen con la disputa de si los concejales Nicolás y Luciano “son o no son”.

En la villa de Petrel siendo las siete de la tarde, se reunieron en el Salón de sesiones de esta Casa Consistorial los Señores concejales que al margen se relacionan al objeto de celebrar la sesión ordinaria correspondiente al día de hoy.

Al ordenar el Presidente que se diese lectura al acta anterior e ir a hacerlo así el Secretario, el concejal Sr. Amat  dice que con qué derecho se sientan aquí los concejales Srs. Pérez y Andreu, que no tienen derecho a estar allí.

El sr. Pérez le contesta que el cree que sí que tiene derecho a estar allí.

El Concejal sr. Millá dice que tienen derecho pues la renuncia que hicieron es ilegal y que el Gobernador dice que no se les debe de admitir.

El Sr. Beltrán se opone nuevamente a que estén allí.

El concejal Sr. Amat dice que se comunique nuevamente al Gobernador y se le indique la fecha de la renuncia y lo que dispone la Gaceta de día 14 de mayo pasado, como asimismo la fecha en que se le comunicó  la renuncia de estos señores y dice que se marcha de la sesión.

El concejal sr. González, que se halla en Salón sin sentarse en su sillón, dice que se hace solidario y se marcha también del Salón.

Lo mismo hace el Sr. Beltrán y dice que  él no está conforme con lo que diga el Gobernador, sino con lo que disponga el Gobierno, y se marcha también de la sesión a pesar de los requerimientos del sr. Alcalde para que ningún concejal abandonara el Salón.

En vista de ello el Alcalde suspende la sesión estando presente los concejales srs. Millá, Villaplana, Payá, Perez y Andreu.

Plaça de Baix (años 30).

Sesión ordinaria del día 24 de Febrero de 1932

A los efectos de dar la toma de posesión a los concejales Nicolás y Luciano el Gobernador civil envía a Petrel al Delegado del Gobernador D. Pedro Tormo. En esta sesión se llega a la agresión mutua; la sesión tiene que ser suspendida y en la reanudación, a las 10,30 de la noche, ya no asisten ni el Alcalde ni los concejales socialistas.

En la villa de Petrel, siendo las siete de la tarde del día 24 de Febrero de 1932, se reunieron en el Salón de sesiones de esta Casa Consitorial los srs. Concejales que al margen se relacionan; bajo la Presidencia de D. Pedro Tormos como delegado del Excmo. Sr. Gobernador de la Provincia a fin de celebrar la sesión ordinaria correspondiente al día de hoy.

Por el Sr. Delegado Presidente se ordenó al Secretario procediese a dar lectura al acta de la sesión anterior y apenas iniciada, se provocaron algunos incidentes ruidosos en el salón que motivaron tal barullo de protestas y aplausos, llegando algunos grupos a la agresión mutua, que por lo cual en vista, del cariz que tomaba el acto, el sr. Delegado, después de dirigirles varias exhortaciones, con el fin de serenar los espíritus y hacer prevalecer el derecho, se pudo lograr la pacificación y las obligaciones que tenían cada uno de los ciudadanos presentes en la sesión. Pudo lograr la pacificación de los ánimos y creyó prudente en aquellos momentos, aproximadamente las nueve y media de la noche,  suspender la sesión con el ánimo de reanudarla a las diez y media.

Reanudada la sesión a la hora antedicha, y dado lo avanzado de la misma, bajo la Presidencia del sr. Delegado, creyó este, prudente, dirigirle algunas palabras al auditorio, interesando del mismo la corrección y cordura que se debe de observar en estos actos, reveladores ambas de la cultura de un pueblo como el de Petrel, que siempre le había merecido al Sr. Delegado un concepto muy elevado bajo el punto de vista de ser un pueblo altamente democrático y amante de las libertades públicas.

Seguidamente por el Sr. Delegado Presidente se dio posesión a los srs. Concejales elegidos por elección popular el día 12 de abril del pasado año, D. Nicolás Andreu Maestre y D. Luciano Pérez Maestre, los cuales quedan inmediatamente  posesionados de sus cargos sin haber formulado protesta de ninguna clase.

A continuación el Secretario procedió a dar lectura al acta de la sesión anterior, la cual fue aprobada por unanimidad, como igualmente los siguientes asuntos puestos a la orden del día: una solicitud para la concesión de un grifo de agua a D. Román Verdú

Una solicitud de los empleados del Ayuntamiento solicitando se celebren las sesiones dentro de las horas de trabajo que determina el Decreto de 29 de octubre de 1931

Otra solicitando la construcción de una obra presentada por D. Antonio Pina, quedando aplazada la resolución de estos asuntos, a propuesta del sr. Delegado, hasta la próxima reunión ordinaria que celebre el Ayuntamiento, ya que en esta segunda parte de la reunión dejaron de concurrir a la misma los sres. concejales socialistas que integran el Ayuntamiento como igualmente el Alcalde Presidente no obstante haber sido requerido con insistencia para que asistiese por el Delegado.

No habiendo otros asuntos que tratar y después de unas frases dirigidas por el sr. Delegado al público presente en la sesión por la sensata corrección y cordura que había observado en la segunda parte de la misma , levantó la sesión de la cual yo el Secretario certifico.

Sesión ordinaria correspondiente al día 9 de marzo de 1932

El concejal Sr. Amat insulta gravemente al Secretario, al que no deja ni hablar.

En la villa de Petrel y siendo las siete de la tarde se reunieron en el Salón de sesiones de esta Casa Consistorial los srs. concejales anotados al margen (José García Verdú, Santiago García Bernabeu, Isaías Villaplana Díaz, Francisco Chico de Guzmán, Juan Millá Aracil, Andrés Payá Poveda, Luciano Pérez Maestre y Nicolás Andreu Maestre) al objeto de celebrar la sesión ordinaria correspondiente al día de hoy bajo la presidencia del SR. Alcalde D. José Garcia Verdú.

Al declarar el sr. Alcalde abierta la sesión y cuando el Secretario se dispone a dar lectura al acta anterior pide la palabra el concejal sr. González para manifestar que los srs. Andreu y Perez Maestre no deben estar allí, ya que él ha tenido una conferencia a las cinco de la tarde con el Excmo. Sr. Subsecretario de Gobernación y en ella le ha manifestado que dará órdenes para que los mencionados concejales no se les tenga en cuenta por  ser admitida su dimisión.

Dice que él abandona el Salón si esto señores están allí.

El sr. Concejal Millá hace constar que como el sr. Delegado del Gobernador Civil les dio posesión, hasta que no se reciba una contra orden deben estar allí, y por lo tanto se opone a que se marchen como solicita el sr. González.

Pide la palabra el concejal  sr. Amat para manifestar que él no acepta las órdenes del sr. Gobernador  y que éste no ha hecho más que cometer una arbitrariedad.

El Concejal sr. García  se manifiesta en el sentido de hacer que se cumpla la orden del Sr Gobernador y se reanude la vida Municipal que por estas  cuestiones políticas  se halla interrumpida hace un mes y se dediquen de lleno a la administración.

Los srs. Chico de Guzmán, Payá y Millá, así como el sr. Villaplana, dicen que no se quedan ni deben de marcharse por haberlo dispuesto el Gobernador.

El concejal sr. González insiste en que no vengan a las sesiones que ya llegará la orden de ello.

El sr. Alcalde toma la palabra para manifestar que él desea el bien del pueblo, no cree que se deben de ir y cree que es mejor suspender la sesión.

El sr. González dice que él se retira si esos dos señores están allí por ser estos dos extraños.

El Secretario pide la palabra a requerimiento de algunos  Srs. Concejales  para exponer su opinión y  cuando  lo empieza a hacer el Sr. Amat lo interrumpe en tonos violento; el Secretario se dirige al sr. Alcalde para que este ponga orden y evite que se le ofenda e insulte, como asimismo que se le interrumpa cuando se halle en el uso de la palabra.

Al querer volver a empezar a hablar es nuevamente interrumpido por el mismo Sr. que nuevamente  le ofende sin que se pueda por lo tanto hacer uso de ella ni poder asesorar a los concejales que se lo han pedido.

En vista de ello se dirige nuevamente al Sr. Alcalde para que este haga saber a dicho Concejal que no le interrumpa, sin poder lograr a pesar de pedirlo al Alcalde, hablar porque continúa siendo interrumpido.

En vista de ello el sr. Alcalde suspende la sesión, por el estado de ánimo de esta sesión, y se acordó celebrarla pasado mañana viernes a la misma hora. De todo lo cual como Secretario certifico.

El Sr. Alcalde hace constar que él no oyó las palabras pronunciadas por el Sr. Amat en contra del Excmo. Sr. Gobernador civil de la Provincia.

Haciendo constar que los srs. Concejales García, Chico de Guzmán, Villaplana, Millá, Andreu, Pérez y Payá que las oyeron claramente.

Hace asimismo constar que él no reconoce como concejales a los srs. Andreu y Pérez, acogiéndose al Decreto de 14 de abril y hasta tanto no resuelva el Ministerio de la Gobernación, certifico.

Escena de caza en la Molineta (años 30).

Grupo de cantereros en las canteras de piedra del Ginebre (años 30).

Sesión Supletoria a  la ordinaria del día 9 de marzo de 1932 suspendida por el Sr. Alcalde y continuada hoy.

En  la villa de Petrel a once de marzo de mil novecientos treinta y dos, reunidos en el Salón de sesiones los señores concejales anotados al margen (José García Verdú,  Isaías Villaplana Díaz, Francisco Chico de Guzmán, Juan Millá Aracil, Andrés Payá Poveda,  Luciano Pérez Maestre y Nicolás Andreu Maestre) bajo la Presidencia del sr. Alcalde José García Verdú, al objeto de celebrar la sesión supletoria correspondientes al día nueve de marzo suspendida por el Alcalde y continuada hoy.

Abierta la sesión el sr. Alcalde hace constar que los srs. Concejales  Andreu y Pérez, que asisten a esta sesión porque dicen creen tener derecho a ello por haber sido posesionados de sus cargos por el sr. Delegado del Excmo. Sr. Gobernador de la Provincia, manifiesta que no les reconoce como tales concejales acogiéndose al Decreto de 14 de mayo último y espera la resolución del Excmo. Sr. Ministro de la Gobernación.

Los señores concejales asistentes hacen constar que estos dos señores tenían perfecto derecho a posesionarse de sus cargos de concejal ya que, consultado el caso al Excmo. Sr. Gobernador por este Ayuntamiento, fue resuelto indicando que asistieran  a las sesiones y enviando con fecha 24 de febrero último un Delegado de dicha Autoridad que les dio posesión del cargo de Concejal en la sesión que se celebró dicho día bajo la Presidencia del citado Delegado.

Leída el acta de la sesión del día 24 de febrero, fue aprobada por unanimidad.

Seguidamente se dio lectura a una instancia presentada por los empleados y funcionarios de este municipio, solicitando se cumpla el Decreto inserto en la Gaceta de Madrid de fecha 29 de octubre de 1931, el cual regula las horas de trabajo, acordándose se dejase este asunto hasta la próxima sesión y caso de que esta no se celebre, queda aprobada dicha solicitud desde este día.

Se da lectura a una  instancia presentada por Antonio Pina, solicitando construir una casa en el Altico, quedando este asunto para estudio de la Comisión de Ornato. Se da lectura asimismo a una instancia por D. Román Verdú Payá, solicitando autorización para instalar un grifo de agua en la casa que habita, la cual quedó aprobada.

Leída la primera parte de la sesión ordinaria correspondiente al día nueve del actual, es aprobada por los asistentes a ésta por unanimidad, haciendo constar el Sr. Alcalde que él no oyó las palabras pronunciadas por el concejal sr. Amat, contra el Excmo. Sr. Gobernador Civil de la provincia, haciendo constar todos los señores asistentes a esta sesión que lo oyeron claramente.

El concejal sr. Payá dice que protesta porque no se celebró la sesión correspondiente al día diez de febrero último, haciendo constar el Sr. Alcalde que dicha sesión no se celebró por no haber asuntos para tratar.

Y no habiendo más asuntos que tratar, el Sr. Alcalde levantó la sesión extendiendo la presente acta que firman conmigo todos los concurrentes de que certifico.

Comparte esta noticia
Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>