El Partido Popular de Petrer diseña el desmantelamiento del Centro de día de menores de Salinetes.

Tras la publicación de la plica de condiciones técnicas y administrativas del Centro de día, que se puede ver publicada en la página web del Ayuntamiento de Petrer, se confirma la modificación sustancial de las condiciones del servicio .

El Centro de día convivencial y educativo de menores de Salinetes es un servicio especializado de los Servicios Sociales municipales, que lleva más de 15 años ofreciendo sus recursos y cuyos objetivos son la prevención en situaciones de riesgo y la protección temporal de los menores, de entre 4 y 12 años, más vulnerables de la población, atendiéndolos y educándolos durante el día y en un curso escolar. Está destinando a favorecer la convivencia y a propiciar la participación y la incorporación social y familiar. Para muchas familias este es el único apoyo que tienen como complemento en la educación integral de sus hijos.

El Centro de día de Salinetes, tal como lo describe el DOCV Num. 5693/01.02.2008, se divide en cuatro áreas generales de intervención grupal/individual. Dentro del área de intervención del desarrollo de las habilidades instrumentales básicas, ofrecía un servicio integral de comedor (comida y merienda). Al mismo tiempo que se garantizaba una alimentación sana y equilibrada, se potenciaba la adquisición de conductas autosuficientes, aprendizaje de habilidades de competencia social del área y de autonomía personal. Esta y otras área comprendían también los programas de aseo personal, actividades de socialización y convivencia y apoyo al estudio en una atención directa de 6 horas diarias.

Con la nueva plica, el servicio se vé reducido a la mitad, 3 horas de intervención directa con los menores, eliminándose la comida del medio día y por lo tanto el área de intervención en ese programa.

Cuando el informe de Cáritas 2014 nos alerta de situaciones de malnutrición en la infancia en nuestras poblaciones y donde las administraciones públicas tendrían que garantizar, al menos una comida adecuada, este ayuntamiento elimina un recurso básico para los más indefensos sustituyéndolo por una “merienda-cena”, que no garantiza una dieta sana y equilibrada diaria como sí lo permite el comedor al medio día.

Para reducir el impacto que esta medida tendrá sobre los y las menores, la concejala Pepa Villaplana pretende hacernos creer que sustituyendo el programa del “Centro de Día” por el “Comedor Escolar” está todo solucionado. Pero lo que hace con este parche es trasladar el problema a otro servicio, que no reúne todas las condiciones y que no cuenta con la intervención educativa de la que los y las menores del Centro se beneficiaban. Y lo mas importante, el comedor escolar no
cubre todos los meses del año. Pues este recurso no se presta en el mes de septiembre, ni en junio, julio y agosto, como ha hecho público Cáritas denunciado el drama y que ha dejado en evidencia a las administraciones públicas que no se han adaptado a la realidad creada tras la crisis y que de prisa y corriendo, intentan eludir con propuestas como el “autocomedor” de Ferrusa.

El servicio contaba con un equipo técnico compuesto por un educador coordinador y dos educadores sociales. Ahora con la nueva propuesta diseñada por la Concejalía de Bienestar Social, la coordinación se desvincula del centro. Ya no será un educador social, sino un trabajador social a tiempo parcial, el que coordinará el Centro. Al mismo tiempo se elimina a uno de los dos educadores sociales y se sustituye por dos educadores de nivel profesional y académico inferior. La corporación municipal, con estas medidas sigue fomentando de manera consciente y programada la inestabilidad y la precarización laboral de un servicio público municipal.

Como es natural la calidad de la intervención en el Centro de día se verá reducida de manera significativa, ya que los objetivos de prevención, protección y desarrollo de la autonomía personal no se pueden cumplir en tan sólo 3 horas diarias, con un equipo con menos recursos y precarizado. Al mismo tiempo la modificación del servicio, con unas condiciones técnicas y administrativas donde no se valora el proyecto socioeducativo del centro sino la propuesta económica que haga la
empresa adjudicataria ( el 60%), bloquea cualquier posibilidad de mejora técnica.

Esto supone reducir el proyecto, que tiene su regulación en la orden del 17 de enero de 2008, de la Conselleria de Bienestar Social por el que se regula la organización y funcionamiento de los centros de día de menores de la Comunitat Valenciana, a un espacio de contención de menores. Además, las contradicciones generadas entre los derechos labores de los trabajadores y las exigencias de la nueva prestación, dificulta a las empresas optar por la concesión. Lo que pone en peligro la continuidad del Centro.

PODEM PETRER no entiende las causas que han llevado a la modificación del servicio, ya que el recorte llevado a cabo desde Consellería, el año pasado, no alteró el curso que finaliza. Entendemos que esta modificación es debida más bien al afán y/o el capricho del gobierno del PP de seguir ampliado la brecha de la exclusión y la marginalidad, pues supone en la práctica el cierre escalonado de este servicio básico y fundamental para la población de Petrer más desprotegida y la
que está siendo golpeada con más virulencia por esta crisis/estafa.

Para PODEM este servicio especializado de protección de menores debería haberse blindado contra estos ataques privatizadores y/o desmanteladores desde sus inicios. Los diferentes gobiernos que han tenido esta oportunidad la desaprovecharon. Por último, es lamentable e indignante que sólo podamos llegar a denunciar políticamente este atentado contra los y las más desfavorecidos, ya que la legislación vigente que regula las administraciones públicas aprobada por el Régimen, no sólo permite estas medidas, sino que también las alienta y favorece.

La Concejalía de Bienestar Social, en la actual situación de emergencia social en la que nos encontramos, debería de haberse reforzado y adaptado a los retos y al drama de centenares de petrerís que están en una situación desfavorable por el impacto de la crisis. Todo al contrario ni se ha adaptado ni se ha reforzado, se está desmantelando. Esta plica es una razón más para iniciar un
proceso constituyente de otro modelo municipalista que anteponga el bien común del 99% al del 1%.

Comparte esta noticia
Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>