Los indignados mostraron de nuevo su descontento en Petrer y Elda el 15O

De nuevo, el inconformismo ante el que se considera un sistema injusto fue el protagonista de las marchas de indignados que el pasado sábado 15 de octubre  se sucedieron en las distintas ciudades del mundo adheridas a un movimiento de lucha social. Cinco meses después de que tuviera lugar la primera manifestación de esta índole en nuestro país, el espíritu reivindicativo español inspirado en las revueltas del mundo árabe ya ha traspasado las fronteras nacionales, tal y como se puso de manifiesto en las protestas del 15 O organizadas en más de 1000 ciudades del mundo repartidas en más de 80 países.

En lo que a la comarca se refiere, Petrer y Elda volvieron a ser también, en esta ocasión, los escenarios a recorrer en esta nueva manifestación.En torno a las 18:00 horas, la marcha iba tomando forma en el punto de inicio acordado: la Avenida Reina Sofía de Petrer, a la altura del colegio Santo Domingo el Savio. Los ciudadanos indignados pasearon su descontento durante casi dos horas por las distintas calles de ambas localidades vecinas hasta acabar concentrados en la Plaza Castelar de Elda, donde se leyó un manifiesto en el que se aludió al origen del movimiento y al futuro del mismo.

“Unidos por un cambio global”

Desde la Asamblea del Vinalopó destacan el éxito de esta convocatoria, secundada por más ciudadanos que en la anterior manifestación del 19J, que fue seguida por 2500 personas según señaló la plataforma en su día. “Hemos contado unas 200 ó 300 personas más que en la anterior protesta”, ha señalado Sergi Cremades, uno de los integrantes de la organización, para esta publicación. “Además, vino mucha gente de otras localidades de la comarca, como de Novelda, Sax y Monóvar”, apunta el joven.

El lema central “Unidos por un cambio global” que daba título a esta protesta internacional estuvo apoyado en todo momento por otras reivindicaciones, legendarias ya del movimiento, a lo largo de la marcha comarcal. Y es que de nuevo, y tal como sucediera en el 19J, también en esta ocasión se pudieron escuchar así como leer en las pancartas los ya de sobra conocidos “No hay pan para tanto chorizo” , “Democracia Real Ya” o  “No somos mercancía en manos de políticos y banqueros”. También hubo espacio para insistir en la reclamación de una vivienda digna, asunto sobre el que giró la protesta del 25S. Del mismo modo,  se pudieron advertir así nuevos lemas como “El miedo de los de arriba es que lo perdamos los de abajo”.

Ambiente pacífico y heterogeneidad de manifestantes

Las claves del éxito de esta manifestación se pueden encontrar en el ambiente pacífico característico del movimiento así como en la diversidad de participantes de la misma. Al igual que ocurriera en la anterior protesta del 19J, niños, adultos y personas de la 3ª edad caminaron juntos en busca de soluciones a sus problemas. Pancartas sujetadas entre jóvenes y no tan jóvenes demostraban la unidad y viveza del movimiento reivindicativo.

Democracia real y fin de las políticas neoliberales y del capitalismo

Las reivindicaciones paseadas durante esta protesta mundial se resumen en tres grandes bloques, según nos explica Sergi Cremades. En el primero de ellos se exige una profundización de la democracia actual consecuencia de un cambio del sistema político  así como de la aprobación de todas las medidas necesarias para hacerlo factible. “Un cambio en la ley de partidos para que sea más participativa, no sólo que votemos cada 4 años”, es  sólo un ejemplo de las medidas a tomar, según explica el joven, para que la actual democracia se convierta en una “democracia real”.

El segundo de los asuntos reivindicados el 15 O  es la paralización de las políticas neoliberales tomadas por los políticos para salir de la crisis. En este punto caben distintas exigencias, como “la paralización de los recortes en educación o sanidad o la reforma de la ley de pensiones y la laboral”.

El tercer y último eje de reivindicaciones se engloba dentro del cuestionamiento del modelo económico y social actual: el capitalismo. “Un modelo que genera desigualdades que hay que superar por lo que hay que romper con este sistema salvaje”, considera este “indignado”. “El capitalismo ha fracasado, no resuelve los problemas reales del mundo, hay que ir hacia una ruptura”. En este aspecto se incluyen las protestas contra los bancos o el sistema financiero, “beneficiados de esta crisis que sufrimos todos menos ellos”, destaca Sergi.

Futuro del movimiento

El futuro del movimiento de indignados inspirado en el 15M pasa por congregar a más y más personas. “A día de hoy seguimos siendo muy pocos”, apunta el integrante de la Asamblea del Vinalopó. Una idea compartida también por algunos de los manifestantes de la pasada protesta. “Podríamos haber sido muchos más, hay todavía mucha gente por reaccionar”; “Tal y como están las cosas, tendría que haber venido el pueblo entero”, se comentaba entre los indignados del 15 O.

Por otra parte, y ya con la mirada puesta en el futuro, desde la Asamblea del Vinalopó indican que en Madrid o Barcelona están realizando asambleas para realizar un balance de las manifestaciones así como para determinar las siguientes acciones a emprender. “Seguiremos hasta que las reivindicaciones de los tres bloques se solucionen. Que se note que hay un malestar general. Para eso, seguiremos planteando la desobediencia”, sentencia Sergi Cremades.

Comparte esta noticia
Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>