Otro año con los muflones

Como cada primavera, los muflones nos regalan otra esperada visita a nuestros valles. En efecto, al llegar estas fechas, empiezan a bajar de las zonas más altas de las montañas y tierras de Petrer, para aprovechar y alimentarse de siembras y brotes nuevos de los almendros.

Es por tanto la época en que se pueden observar los muflones con mayor facilidad: las horas idóneas son al amanecer y al atardecer, el resto del día permanecen ocultos en la espesura del bosque.

Como ya hemos comentado en alguna ocasión en esta sección, el muflón fue introducido en la península ibérica desde Córcega y Sicilia. La especie se ha ido adaptando paulatinamente mejor y con más éxito conforme crecían nuestros bosques y se iban formando extensos y profundos pinares, donde ellos se sienten más a gusto al permanecer ocultos en ellos.

Las fotografías son de esta primavera, de hace unos días.

Dos muflonas; la segunda en la imagen está a punto de parir.

Macho de muflón de 4 años más o menos.

Panorámica que nos los muestra de camino al bosque: allí se siente seguros.

Un pequeño ganado de nuestra oveja salvaje, originaria de Córcega y Sicilia.

Panorámica a la carrera.

Comparte esta noticia
Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>