Disfrutando del Vinalopó

El otro día compartí con vosotros un artículo en el que defendía las posibilidades lúdicas y de ocio que, a día de hoy, podemos disfrutar -y de hecho muchas personas ya lo están haciendo- en el río Vinalopó. Hoy quiero añadirle a esas palabras unas fotografías y unos ejemplos concretos, ¡idóneos para estos días de verano!

Aquí, haciendo piragüismo en el Pantano de Elche, entre sus tupidos cañares, sus patos y su silenciosa majestuosidad.

La incursión en piragua da para toda una mañana de constantes descubrimientos.

Poco a poco, la gente se animando con esta divertida actividad.

Hace cinco años realizaron trabajos de rehabilitación en la zona, con la vista puesta en crear un paraje natural.

Es un paraje precioso, aunque no es recomendable el baño, pues el agua tiene una finísima película de aceite, casi con toda seguridad provocado por lo cercano que pasan los aviones al paraje en sus rutas.

El embalse de Elche está considerado como la primera presa en arco en Europa desde los romanos.

La construcción data del siglo XVII.

Hoy día está declarada Bien de Interés Cultural.

Agua fría y limpia, cascadas y verdor exuberante a quien le apetezca visitar el nacimiento del río en Banyeres de Mariola.

El protagonista de la foto nos cuenta que "en aquella cascada, escuchando el rumor del agua y disfrutando de su frescor, me sentí como en el paraíso".

¿No apetece con estos rigores estivales?

Cruzando el cauce del río.

El pequeño cauce del Vinalopó a escasos metros de su nacimiento.

¿Y qué me dicen de un baño relajante y salutífero-medicinal en La Rambla de Salinetes de Novelda? ¿O de un paseo por sus clots?

No en vano, el enclave albergó un balneario (imagen de Charramonover.com).

Los baños con aguas salinas se recomiendan para un montón de dolencias y enfermedades, desde una cutánea hasta una contracción muscular (imagen de Charramonover.com)

Otra imagen de la balsa de baño en la Rambla de Salinetas.

Uno de los clot en Novelda.

Siendo marzo, la protagonista sólo se atrevió a meter los pies...

Hace poco, miembros del Ateneo Republicano nos acompañaron en una visita por el paraje. Aquí están observando los Ochthebius.

Observando las concreciones salinas.

En fin, amigos, estos ejemplos son sólo una muestra, ¿qué se os ocurre a vosotros?

Comparte esta noticia
Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

2 respuestas a “Disfrutando del Vinalopó”

  1. El movimiento se demuestra andando y eso es lo que estais haciendo, caminar sin parar en favor de nuestro Vinalopó. La idea de mostrarnos las piraguas en el pantano de Elche, es la clara demostracion de una de las posibilidades lúdicas del rio. El tramo alto del rio poco puede envidiar a otros de mas renombre, desde luego que con la que está cayendo, las imágenes que mostrais de la frondosidad y el agua limpia son un reclamo de primer orden. Y después el nacimiento y las balsas de agua salada de Salinetas, con el uso terapéutico del barro completan un completo abanico de posibilidades del Vinalopó. Y creo que esto no ha hecho sino empezar………….
    De nuevo mi agradecimiento a la Asociacion de Encuentros del Vinalopó por la ingente labor que en pró de nuestro rio, estais llevando a cabo.
    ! Endavant ¡

  2. A mi me vais a perdonar, pero hay que tenerlos muy bien puestos para meterse al agua del pantano de elche. Supongo sabreis que el 90% de agua que lleva el rio son aguas fecales, verdad? Y eso de que “el agua tiene una pelicula de aceite que debe de ser de los aviones que pasan cerca” aun me esta haciendo saltar las lagrimas de la risa. Señores el agua viene guarra, porque el Vinalopo es una cloaca al aire libre, que en lo que lo han convertido las autoridades durante los ultimos 40 años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>