El Pizarro sentó cátedra en Elda

Una de las formaciones del Pizarro. De izquierda a derecha, plantados: Laureano, Ríos, Ángel, Martínez, Julián, Arráez, Pepico Amat (entrenador). Agachados: Sácrates, Busquier, Fernando Tomás, Gili, Quique, Maestro e Isidro Rico (delegado). 11 de febrero de 1968.

Al acabar la guerra civil española floreció el Frente de Juventudes, de cuyo organismo emanaron conjuntos de baloncesto, fútbol y balonmano masculino. Este último deporte despertaría inusitadas pasiones entre los aficionados gracias al impulso que aportó un grupo de entusiastas eldenses quienes, bajo el nombre del Pizarro Frente de Juventudes, ensamblaron un equipo que sentó cátedra en la ciudad y pese a su desaparición, hace casi 30 años, han brotado nuevas raíces para que Elda continúe siendo baluarte del balonmano español.

Al iniciarse los años cuarenta, la práctica del baloncesto, el balonmano y el fútbol comenzó a extenderse entre los jóvenes dela ciudad. El basket fue un deporte que arraigó en Elda y, fruto de esa afición, proliferaron equipos locales como el Coco,Ancla, Propano, Bahía, Yola o el equipo del Frente de Juventudes.Pese a la precariedad de instalaciones deportivas que entonces tenía Elda, se aprovechaba cualquier terreno para«remozarlo» y convertirlo en una improvisada cancha. Así las cosas,en un solar ubicado junto ala fábrica de «Los Vacíos», situada detrás del cine Lis, comenzaron a jugarse partidos de baloncesto. Al lado de una de las canastas existía un refugio construido durante la contienda civil. Muchas veces el balón se alojaba en él y había que bajar las escaleras para recuperarlo. Por aquellos años, destacaban jugadores que después dejarían el baloncesto para jugar al balonmano con el Pizarro, casos de: Julián, Miró, Moreno y Escámez, entre otros.

Equipo de fútbol del Pizarro que se proclamó en Teruel campeón de España amateur venciendo en la finalísima al Santander por 2-O. De izquierda a derecha, plantados: Asensi, Román, Oriente, Escultia, Emiliano, Felete y Mateo. Agachados: Barbe, Capó, Charles, Tacón y Calvo. 1951.

Llegan los éxitos

A finales de la década de los cuarenta, el Frente de Juventudes impulsa el balompié. Nació el Pizarro de fútbol y consiguió buenos resultados.Pero fue la tarde del 8 de abril de 1951, en el rectángulo de juego del campo de Teruel,cuando un grupo de jóvenes eldenses se batían el cobre defendiendo los colores rojiblancos del Pizarro. El equipo de Elda representaba a la provincia alicantina y en la final del Campeonato de España amateur doblegó, en un soberbio partido,a la selección de Santander por 2-0, con goles de Escutia y Oriente. La gesta tuvo una gran repercusión y el equipo eldense fue recibido incluso por el Gobernador Civil, Jesús Aramburu. La llegada del autocar a Elda fue apoteósica y los jugadores, sacados por las ventanillas del autobús,fueron trasladados a hombros hasta la iglesia de Santa Ana. Ese mismo año de 1951 sería el último del Pizarro como equipo de fútbol.«Nos dijeron que debíamos ser de Falange y nosotros contestamos que sólo queríamos fútbol,sin política», recuerda uno de los jugadores de entonces.La extinción del Pizarro dio origen al nacimiento de la Unión Deportiva Elda, que se nutrió de él y de otros equipos de la ciudad.

Eclosión del balonmano

Poco tiempo después, tomó el testigo el equipo de balonmano masculino Pizarro Frente de Juventudes con varios jugadores que habían dejado el basket. La denominación de Pizarro vino porque el Frente de Juventudes concedía un nombre de «conquistador» a cada centuria que tenía. Por esa razón el nombre del equipo procedía del conquistador Francisco Pizarro. El balonmano comenzó a disputarse en el campo de deportes El Parque, lugar donde actuaban el Eldense, La Unión y, con anterioridad,el Ulises Hockey Club. En un campo de tierra se limitaban las dimensiones de una cancha de balonmano y los aficionados se situaban en las escasas gradas existentes y en sillas que también se colocaban para presenciar los partidos.

Quique lanzando a puerta en un partido contra el Altos.

Primer ascenso

El primer éxito del equipo de balonmano masculino Pizarro Frente de Juventudes llegó en el año 1959, tras disputar una liguilla de ascenso ante el Elche y el Obras del Puerto de Alicante.Los alicantinos se proclamaron campeones provinciales y ascendieron, mientras los ilicitanos no se presentaron a jugar en Elda. Eso otorgó el subcampeonato provincial al Pizarro, lo que le valió para ascender a la División de Honor del balonmano masculino español. Su debut en la II Liga nacional de máxima categoría fue en casa. El 18 de octubre de 1959, a las doce de la mañana,el Pizarro debutó en la División de Honor frente al equipo que años después le empujaría a su desaparición, el Club Atlético de Madrid.Ganaron los colchoneros por un ajustado 10-11 que agradó mucho al numeroso público que se dio cita en El Parque. Aquel día el Pizarro formó con Vicente y Coppi; Emilio, Ramón, Sócrates (2), Gómez, Carcase (2), Julián (4), Zahonero, Paco y Quique (2). El Atlético de Madrid alineó a Espinosa y Gonzalo; Góngora (3), Hernández,Bravo (2), Maestre, Harguinday (1), Medina (4), Villita, Tato (1) y Neila. En aquella temporada, la de 1959-60, el Pizarro se vio obligado a disputar una promoción de permanencia en División de Honor junto al Obras del Puerto. Los dos equipos tuvieron que medirse en una liguilla con el Elche y Ciudad Jardín de Alicante, de Liga provincial. El Obras del Puerto permaneció en la categoría, pero el Pizarro descendió en favor del Elche.

La pista Paz

Poco tiempo después, el Pizarro se vio obligado a jugar en suelo de cemento y utilizó el cine Gloria de verano, (frente al ambulatorio de la calle Padre Manjón). Sin embargo, al caerse la pantalla cinematográfica,este recinto cambió de nombre pasando a denominarse cine Paz. Al jugarse los partidos de balonmano en invierno se podía utilizar el patio de butacas como cancha. Una de las porterías estaba colocada bajo de la pantalla del cine y la otra delante mismo de la cabina de proyección. En un lateral se construyeron gradas de madera y durante los partidos se colocaban sillas alrededor de todo el rectángulo de juego.

Segundo ascenso

El segundo ascenso del Pizarro a la División de Honor fue en el mes de abril de 1961 cuando, después de acabar invicto en la Liga provincial, ganó las doce jornadas de Liga. Disputó el décimo campeonato de España de primera categoría ante el Atlético de Córdoba, Levante de Valencia, OAR Gracia de Sabadell y el Anoeta de San Sebastián. Se jugó, del 5 al 9 de abril, en la cancha del Obras del Puerto de Alicante y el Pizarro logró un éxito absoluto al superar esa fase de ascenso a División de Honor sin perder un solo encuentro. De esa forma tan brillante, el Pizarro retornó, en la temporada 1960-61, a la élite del balonmano español, actualmente denominada Liga Asobal. Aquel equipo que logró el segundo ascenso estuvo compuesto por Vicente y Coppi; Ramón, Julián, Paco, Lloréns, Martínez. Sócrates,Escámez, Gómez y Quique.

Comparte esta noticia
Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>