El deslinde del Cid (II)

Continuación del Deslinde del Monte Silla del Cid número cuatro del Catálogo de Alicante de la pertenencia del Estado y sito en el término municipal de Petrel.

Reunidos el día quince de julio de mil novecientos veintiuno, a las cinco de su mañana en el piquete número ochenta y nueve, donde fueron suspendidas las operaciones el día siete de marzo del mismo año, el Ingeniero encargado de la operación , D. Marcos Pérez de la Cuesta,  el peón  guarda Ramón García Rodríguez, la pareja de la Guardia Civil del puesto de Petrel compuesta del guarda  primero Juan Moyal López y del guardia segundo Francisco Berbegal Bellot y , el práctico Santiago Payá Galiano , se procedió a continuar el apeo del monte expresado en la cabeza de esta acta y a este efecto y  al efecto.

Piquete nº 90.- partiendo del piquete número ochenta y nueve caminando hacia la dirección Este fijamos el piquete número noventa en el punto más alto de una cañadita plantada de olivos a ciento dos metros del anterior.

Piquete nº 91.-Cambiamos de dirección hacia N.O. y sobre la divisoria del Puntalete que parte las aguas a la cañadita anterior y al barranco de la Cueva de Perico, se fijó el número noventa y uno a ciento ochenta metros del anterior.

Piquete nº 92.-Caminamos hacia la misma dirección y en el mismo Puntalote junto a un pino mediano se fijó el número noventa y dos a treinta y seis metros del anterior.

Piquete nº 93.-Cambiamos de dirección hacia el E. y en una pequeña revuelta que hace el barranquete de la Cueva de Perico se fijó el número noventa y tres a ciento cuarenta y seis metros del anterior.

Piquete nº 94.-Hacia la misma dirección, en el lecho del barranquete de la Cueva de Perico, donde terminan los cultivos del mismo se fijó el número noventa y cuatro a sesenta y seis metros del anterior.

Piquete nº 95.-Cambiamos bruscamente la dirección hacia Poniente y en la misma revuelta del barranquete, que el número noventa y tres pero en la margen opuesta, se fijó el piquete número noventa y cinco a ciento seis metros del anterior.

Piquete nº 96.-Caminamos hacia la misma dirección aproximada y en la divisoria del puntalote que vierte aguas al barranco de la Cueva de Perico, hacia el S. junto a unas viñas y a ciento tres metros del anterior fue fijado el piquete número noventa y seis.

Piquete nº 97.-Cambiamos hacia N.E, en el mismo puntalete anterior, a orillas de los cultivos, donde terminan la viña y comienzan los olivos, se fijó el piquete número noventa y siete a sesenta y dos metros del anterior.

Piquete nº 98.-Seguimos la misma dirección aproximada y a orillas de una cañadita en el punto donde se divide en tres más chicas a modo de barranquetes, se fijó el piquete número noventa y ocho a cuarenta metros del anterior.

Piquete nº 99.-Este piquete se fijó a orillas de la cañadita de la derecha, esto es, la situada más al S. de las tres anteriores, y en una pequeña revuelta de la misma a ciento ocho metros del anterior.

Piquete número 100.-Caminamos hacia el S.E. y en un Puntalete que hay entre las cañaditas anteriores, junto a un pino y a setenta y dos metros del anterior se fijó el piquete número ciento.

Piquete nº 101.-Marchamos hacia el N.E, y en el puntal cuya divisoria pasa por el collado de Benisa, se fijó el piquete número ciento uno a orillas de unos bancales plantados de almendros a ciento cuarenta y cuatro metros del anterior.

Piquete nº 102.-Caminamos hacia la misma dirección aproximada, en la divisoria del mismo Puntal; al terminar los anteriores bancales se fijó el piquete número ciento dos a ochenta y un metros del anterior. Al N.O. y a nuestra izquierda queda el Collado de Benisa y a ciento treinta y dos metros termina la colindancia de Joaquín Poveda, que no se presentó a presenciar la operación, y comienza la de Rosa Montesinos Beltrán que aparece en este punto.

Piquete nº 103.-Cambiamos hacia S.E. , dejando a nuestra izquierda  los laborizados de la Rosa Montesinos, y al terminar los cultivos del lecho del barranco de los Bolavuides, y sobre un puntalete rocoso, se fijó el piquete número ciento tres a doscientos seis metros del anterior, por bajo de un peñón de excepcionales dimensiones.

Piquete nº 104.-Cambiamos hacia N. y sobre una morrita primera  por la parte más alta de la divisoria que parte aguas al barranco Bolavuides y al de la cordillera Forca, se fijó el piquete número ciento cuatro, a setenta y seis metros del anterior.

Piquete nº 105.-Tomamos como dirección la corriente del Barranco de los Bolavuides y en una pequeña revuelta, y en su margen derecha se fijó el piquete número ciento cinco a doscientos cuarenta y siete metros del anterior, despidiéndose la  Rosa Montesinos y comienza a lindar José Verdú Pérez que aparece en este punto.

Piquete nº 106.-Sobre una morra rocosa que hay hacia la terminación de la divisoria ya dicha, y que  parte aguas a los barrancos de  los Bolavuides y de la cordillera Forca y a ciento diez metros del anterior se fijó el piquete ciento seis.

Piquete nº 107.-En la divisoria del Puntal del Mestre que separa la Umbría de la Solana sobre una cresta rocosa, junto a unos peñones grandes que emergen de esta cresta, y a orillas de los laborizados, y a ciento cincuenta y cuatro metros del anterior se fijó el piquete número ciento siete.

El alto del Cid desde la Caseta del Viajante (de Vitorin).

El alto del Cid desde la Caseta del Viajante (de Vitorin).

La Cova de La Figuera.

La Cova de La Figuera.

Cara sur del Cid.

Cara sur del Cid.

Piquete nº 108.-Caminamos hacia N.E., a orillas de una viña, a orillas también de una cañadita en la cual se encuentra la cueva Aler Barrat y a ochenta y ocho metros del anterior se fijó el número ciento ocho. Comienza a lindar José Maestre Montesinos.

Piquete nº 109.- Cambiamos hacia E. y a orillas de unos viñedos que dejamos a nuestra izquierda, se fijó el piquete número ciento nueve a ciento veintiocho metros del anterior, y como a veinte metros por bajo de un pino. Comienza a lindar José Verdú Pérez que aparece en este punto, con dos trozos de terreno de su mujer Elisa Aguado Galiano y otro que dice ha adquirido de Maria Magdalena Verdú.

Piquete nº 110.-Marchamos hacia S.E. por la Umbría del Mestre bordeando los laborizados y también a orillas de un barranquete sin nombre pero que prolongado pasaría por la casa de José Verdú Machucas y a ciento sesenta y dos metros del anterior fue fijado el piquete número ciento diez. En este punto se despide José Maestre Montesinos.

Y siendo hora avanzada de la tarde, se suspendieron las operaciones para continuarlas al siguiente día. Para que surta los efectos legales procedentes se extiende esta acta en parte del pliego de papel sellado de la clase novena letra E., números ciento ochenta y cinco mil seiscientos ochenta y nueve, y el presente que firman todos los concurrentes con carácter oficial en el día, mes y año expresado. Todos los piquetes fueron protegidos con montones de piedras de la forma y dimensiones reglamentarias.

El ingeniero Marcos Pérez ,rubricado; el guarda Ramón García ,rubricado; el guardia primero Juan Mayol López ,rubricado; el guaridia segundo Francisco Berbegal Bellot, rubricado; el práctico Santiago Payá, rubricado; el particular interesado José Verdú, rubricado.

Continuación del Deslinde del Monte Silla del Cid número cuatro del Catálogo de Alicante de la pertenencia del Estado y sito en el término municipal de Petrel.

Reunidos el día dieciséis  de julio de mil novecientos veintiuno, a las cinco de su mañana en el piquete número ciento diez, del perímetro general donde fueron suspendidas las operaciones el día anterior, el ingeniero encargado de la operación , D. Marcos Pérez de la Cuesta,  el peón  guarda Ramón García Rodríguez, la pareja de la Guardia Civil del puesto de Petrel compuesta por el cabo D. Vicente García Ferrer y del guardia segundo Rafael Silvestre López, el práctico Santiago Payá Galiano y el particular interesado José Verdú Perez, se procedió a continuar el apeo del monte expresado en la cabeza de esta acta y a este efecto.

Piquete nº 111.-Partiendo del piquete número ciento diez colocado el día anterior, marchamos hacia el E. y a orillas de los cultivos y en el nacimiento del barranquete o vaguada llamado de la Boquera se fijó el número ciento once a ciento setenta y seis metros del anterior. Comienza a lindar Dolores Amat Furrió.

Piquete nº 112.-Caminamos hacia la misma dirección y sobre el Puntal de la Goteta se fijó el número ciento doce a trescientos cuarenta  y cuatro metros del anterior. A nuestra derecha y a cincuenta y seis metros queda el Salt de la Goteta.

Piquete nº 1.-Caminamos hacia el E. y a trescientos sesenta y ocho metros encontramos el piquete número 1  y cerrando por consiguiente el perímetro, y dando por finalizado el deslinde de qué venimos ocupándonos. En el piquete número ciento once aparece Vicente Beltrán en representación de D. Joaquín Izquierdo, marido de la colindante Dª Dolores Amat Furrio, cuya representación acredita al margen de una de las notificaciones hechas al D. Joaquín Izquierdo en veintiocho de julio de mil novecientos veintiuno, cuya nota dice así enterado y siendo imposible asistir personalmente al acto de deslinde delego para que me represente a D. Vicente Beltrán de Petrel; Joaquín Izquierdo, rubricado. Esta notificación la unimos al expediente. Preguntado al D. Vicente Beltrán si tenia algo que alegar en contra del deslinde contestó negativamente.

Y dando por finalizado este deslinde se extiende la presente acta en parte el pliego presente de papel sellado de la clase novena letra E. número ciento ochenta y cinco mil seiscientos ochenta y siete, que firman todos  los concurrentes con carácter oficial. Todos los piquetes fueron revestidos con montones de piedras de la forma y dimensiones reglamentarias. Por olvido se había dejado de consignar que cesa la colindancia de Dolores Amat Furrio en el Barranco del Caragolet, situado entre los piquetes números ciento doce y uno. Esta acta ha sido levantada en el día, mes y año expresados anteriormente.

El ingeniero Marcos Pérez, rubricado; el guarda Ramón García,  rubricado; el práctico Santiago Payá, rubricado y el particular interesado José Verdú, rubricado. En representación de D. Joaquín Izquierdo, Vicente Beltrán, rubricado; Vicente García Ferrer, rubricado; el guardia segundo Rafael Silvestre López, rubricado. Es copia del original que obra en el expediente de su razón en el Archivo de la Sección primera del Consejo Forestal.

Comparte esta noticia
Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

BÚSQUEDA POR TEMA:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>