Rechazo unánime del ayuntamiento al acuerdo de la UE sobre los refugiados

 

Toda la corporación municipal de Petrer ha aprobado un manifiesto de repulsa al último acuerdo alcanzado por la Unión Europea en materia de refugiados. El Equipo de Gobierno, apoyado por Sí Podem, también ha decidido por esta situación arriar la bandera de la UE hasta que “no haya cambios”.

ayuntamiento-bandera-eu-arriada

A petición del grupo Izquierda Unida y con el apoyo de toda el Equipo de Gobierno y Sí se Puede (y la negativa de PP y Ciudadanos) , se ha decidido arriar la bandera de la Unión Europea hasta que la política sobre los refugiados no cambie.

 

En palabras de la concejala de Igualdad, Pura Díaz: “Instamos al Gobierno de España (en funciones) que establezca una línea prioritaria de ayuda humanitaria y que acepte la entrada de refugiados a la que nos comprometimos (17.700 personas en inicio). Y que como Comunidad Autónoma que tenemos todos los cauces preparados para esta acogida se nos permita hacer uso de los recursos y los medios que tenemos destinados para este fin”. Petrer, -de hecho, figura como municipio de acogida y pertenece a la Red de Ciudades Refugio de la Generalitat Valenciana.

El manifiesto suscrito es el siguiente:

 ’Los derechos humanos no se negocian: No al acuerdo UE – Turquía’

Cuatro años después del comienzo de la guerra en Siria, más de 3 millones de personas se han convertido en refugiadas, sobre todo en los países vecinos como Líbano, Jordania, Irak y Turquía. Además, más de 6’5 millones de sirias y sirios están desplazados dentro del país.

En el origen de estos terribles conflictos se mezclan los intereses de algunos países con los intereses económicos de las grandes corporaciones; el intento de superación de las crisis económicas de los países occidentales a través de políticas desarrolladas que buscan favorecer los intereses económicos de los monopolios a base de saqueos y guerras. El tráfico de armas, en manos de intereses occidentales, provoca y agrava los conflictos.

El acuerdo adoptado el 20 de marzo por el Consejo Europeo con Turquía evidencia la absoluta insensibilidad de la UE y los Estados miembros ante la crisis humanitaria de los refugiados que arriesgan su vida huyendo de la guerra.

La UE, además de incumplir la legalidad internacional, elude su responsabilidad de dar respuesta a las miles de personas refugiadas que se agolpan en sus fronteras mediante un acuerdo con Turquía para deportar a ese país a inmigrantes, económicos y también demandantes de asilo, que lleguen a la UE a través de este país, a cambio de que los Estados miembros reubiquen al mismo número de personas refugiadas asentadas en territorio turco.

La UE ha firmado un acuerdo que vulnera la especial protección que el derecho internacional reconoce a demandantes de asilo mediante su asimilación a inmigrantes económicos y refugiados, considerados “ilegales”. Se expulsará a Turquía a miles de refugiados que han llegado a Europa por esta vía.

La UE ha “comprado” las devoluciones a Turquía por 3.000 millones de euros por los costes de gestión y 3.000 millones adicionales en 2018, sin ningún mecanismo de control del destino del presupuesto como si se tratara de mercancías en lugar de personas; además de la eliminación del requisito de visado para ciudadanos y ciudadanas de Turquía en Europa a partir de junio de 2016 y la agilización de la entrada de Turquía a la UE.

Con este acuerdo se externaliza la atención a las y los refugiados que huyen de los conflictos bélicos convirtiéndolo en un negocio para las mafias y un salvoconducto de países como Turquía para entrar en al UE.

El sistema uno-por-uno (intercambio de refugiados sirios) no tiene sentido y es una violación del derecho internacional y de los tratados de la UE.

La UE no debería ni siquiera contemplar el pagar a Turquía para mantener a las personas refugiadas en campamentos inhumanos sin ninguna perspectiva, y no debería haber ningún intercambio entre el mantenimiento de los refugiados y refugiadas fuera de Europa y la aceleración de las negociaciones de adhesión a la UE.

Manifestamos nuestro más absoluto rechazo a la política de la UE y la complicidad de sus Estados miembros ante la crisis humanitaria que vivimos en Europa.

En Petrer como Municipio de Acogida y perteneciente a la Red de Ciudades Refugio de la Generalitat Valenciana (hecho aprobado en pleno de 24 de septiembre por unanimidad de todos los grupos políticos con representación en el ayuntamiento de Petrer) mostramos nuestro rechazo más absoluto a este acuerdo, instamos al Gobierno de España (en funciones) que establezca una línea prioritaria de ayuda humanitaria y que acepte la entrada de refugiados/as a la que nos comprometimos (17.700 personas en inicio). Y que como Comunidad Autónoma que tenemos todos los cauces preparados para esta acogida se nos permita hacer uso de los recursos y los medios que tenemos destinados para este fin.

Comparte esta noticia
Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

BÚSQUEDA POR TEMA:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>