Álvaro Lozano, subcampeón nacional de motocross

El fin de semana pasado, en el circuito del Calvario, de profético nombre, Álvaro Lozano Rico y muchos otros pilotos vivieron el suyo propio, hasta el punto de adoptar la resolución de no competir. “Fue una cuestión de seguridad y la verdad es que alguna vez tenía que pasar. Los pilotos nos hemos quejado del circuito en muchas ocasiones y este año tampoco se había hecho ninguna modificación. No se cumplía la reglamentación en cantidad de aspectos y ante esa falta de condiciones muchos nos plantamos”. Para Lozano la decisión no era baladí, pues era la última carrera del campeonato Elite Mx1 y el petrerí tenía la opción -difícil, pero ahí estaba- de proclamarse campeón de la categoría, la máxima expresión del motocross nacional. “Lo que pasó, pasó”, zanja Lozano: la victoria final, en la carrera y el campeonato, fue para el gaditano de KTM José Antonio Butrón.

Subcampeón del Elite MX 1 2013 en una buena temporada para el petrerí, que ha demostrado seguir siendo un referente con un pilotaje rápido y fiable.

No fue la mejor manera de despedir la temporada, pero el petrerense se siente “satisfecho”. Ha reeditado el subcampeonato que ya consiguiera el año pasado a bordo de su Yamaha con un pilotaje fiable y rápido y exceptuando esta última carrera, no ha bajado del podio. De hecho, no ha bajado del segundo puesto y ha sido el único capaz de arrebatarle una manga a Butrón -en Talavera, en la segunda carrera-, que ha ganado todas las demás. “Hemos sido constantes y siempre hemos estado delante. Estoy contento. Sólo hemos estado por detrás de Butrón, que este año además ha hecho tercer puesto en el Mundial, lo que nos dice el nivel al que ha estado”. Lozano también ha participado en 2013 en carreras en otras categorías, incluso en algún evento internacional.

Lozano y familia -a la izquierda- en la más amplia familia de Yamaha, escudería con la que volverá a pelear por lo máximo en 2014.

Eso es lo importante para Lozano, “competir al máximo nivel”, y aunque cada año es “más difícil”, volverá en 2014 porque Yamaha le apoya y cree en sus posibilidades, las de un piloto ambicioso que ha ganado dos campeonatos nacionales -2004 y 2010- y cinco subcampeonatos -2006, 2007, 2009, 2012, 2013-, entre otros logros .”Si compito, desde luego es para aspirar a lo máximo. El día que no me vea ahí arriba lo dejaré”, confirma. Ese día, que confiamos todavía muy lejano, seguirá ligado al mundo de las motos, eso es algo que tiene claro y para lo que ya está trabajando: “voy a sacarme un master de preparador de pilotos y especializarme más en el mundo de la enseñanza y la preparación. Este año, en la escuela de Yamaha, ya he estado entrenando a todo tipo de pilotos, no sólo de motocross. El año que viene compaginaré la competición con esta faceta”.

En este sentido, y bajo la égida de Lozano, el también petrerense Luis López Gómez ha debutado este año en el Elite MX2 consiguiendo un meritorio decimosexto puesto. “Hemos estado el año entrenando juntos y ha progresado muchísimo. Espero que siga trabajando así de bien”, apostilla el piloto, quien en su día también recogía el testigo de otro ilustre vecino corredor, ‘Luisake’.

Espectacular salto de Lozano en una de las carreras de este año.

El día a día

Completamos este repaso a la temporada de Lozano pintando un esbozo de su día a día, de la mano de la persona que mejor lo conoce, su mujer, Tiru . “En casa se vive por y para la moto. Da igual que lleve la misma ropa desde hace quince años, no salir a pasear por falta de tiempo, no ver a amigos o familiares pasados los meses… Con las motos ha creado una nueva familia a la que empujar a ir con él y los ha hecho parte de ellas”. Tiru reconoce que se sufre, pues Lozano se juega la vida cada día. “Por desgracia lo he visto a punto de morir y  él seguir pensando en que se recuperarse pronto para volver a subir a la moto”. Pero así es la pasión, la devoción de un piloto que lleva 25 años de carrera haciendo disfrutar a los aficionados, y con un empeño por ser el mejor. “Entrena a diario, da igual el alrededor, si no tiene circuito o si va solo, o si él mismo no se encuentra bien. Sin mecánico él se arregla la moto, se la lava, se la prepara, etc.”. Es una rutina diaria, como ser “el primero que se levanta al salir del sol, y el último que se acuesta”.

 

Comparte esta noticia
Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

BÚSQUEDA POR TEMA:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>