No hay montañas fáciles

Acabábamos de coronar el Alt de Cárdenes desde el collado Llaurí, una cómoda subida siguiendo la pista forestal y un corto sendero hasta la pequeña y rocosa atalaya.

__Qué cumbre más fácil, abuelo.
__No hay cumbres fáciles, Lorenzo. Hoy hemos subido a una más cercana para llegar a tiempo a la comida con mamá. ¿Recuerdas que día es hoy?
__¿El día de las mamás?
__Pues eso. Tú tienes que ver a tu mamá y también tu mamá tiene que ver a la suya.
__Pero abuelo, la mamá de mi mamá es mi abuelita.
__Claro, y ella también tiene que regresar pronto, por eso hemos elegido esta corta excursión de hoy, pero eso no quiere decir que sea una montaña fácil. ¡Mira! ¿Ves el barranco que hay hacia el norte?
__Abuelo, da miedo.

montañerico2

montañerico3
__Así es, recuerda que hay que ser precavido y no acercarse nunca a los precipicios descuidadamente; por el contrario, hay que saber siempre que nos acercamos a un peligro, pues esa es la mejor manera de evitarlo: con precaución. ¡Mira! Agárrate bien a esta grieta de la roca, apoya bien los pies y ahora ya puedes mirar al vacío.
__Pues me sigue dando un poquito de miedo, abuelo.
__Eso es porque todavía no tienes seguridad. Hagamos una prueba. Cógete con las dos manos. ¿A que ahora ya no tienes miedo?
__No. (Aunque noté que no lo dijo muy convencido).
__Pues mira Lorenzo, sólo así, con toda precaución hemos de acercarnos a curiosear en los precipicios, de lo contrario cualquier distracción o despiste nos pondría en peligro de despeñarnos. Por cierto, ¿sabes que estas paredes son una de las primeras zonas de escalada de nuestra comarca?
__¿Cómo las Peñas del Marín, donde escalamos con la tía Yoli?
__Exacto, pues en estas Penyes del Gorrit fue donde se iniciaron los pioneros de nuestro Valle en el deporte de la escalada, además de en las Peñas del Marín que tú ya conoces. Y sus vías de escalada no son fáciles. Cuando sean un poco mayor vendremos a escalarlas, pero ahora regresemos que tu madre nos espera.
__Cuanto aprendo contigo, abuelo.
__¿Y qué has aprendido hoy?
__Que no hay montañas fáciles, abuelo.
__Pues no lo olvides nunca. La montaña será fácil o difícil, dependiendo del conocimiento que tengamos de ella. Saber que encierra bellezas y peligros, la hace más atractiva para los seres humanos; por eso, aprender a disfrutar de sus bellezas, conjurando sus peligros, se llama montañismo.

montañerico6

Todavía nos quedó el regreso para seguir hablando de bellezas y peligros y también pude mostrarle todo el horizonte de montañas que cierran la Hoya de Castalla y que él ya había subido. Las enumeramos todas.
__Diecinueve, abuelo.
__¿Tantas?
__Si, abuelo, ¿verdad que ya soy un montañero?
__Claro, Lorenzo. Tú siempre serás mi montañerico.

montañerico4

Comparte esta noticia
Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>