Las grandes polémicas del año a nivel nacional tuvieron su reflejo en Petrer (I): la reforma de la ley del aborto

La Reforma de la Ley del Aborto (que en realidad ya había tenido presencia en nuestras páginas con artículos contrarios a la misma de todos los partidos políticos -IU, Bloc Compromís, PSOE,  y diferentes asociaciones, y a favor el PP) se ha debatido en varias ocasiones, rescatando el pleno ordinario de enero de 2014. Se debatió a principios de año a instancias de una moción del PSOE “sobre la defensa del derecho a la libre decisión de las mujeres y en contra de la nueva regulación de interrupción voluntaria del embarazo”. Como los plenos son muy largos, aquí leerán una versión resumida con las partes más significativas de la exposición de los políticos -por supuesto, y los interesados, para completar y/o matizar pueden descargarse el pleno 30 de enero 2014 aquí-.

Advertimos ya del resultado de la moción en el pleno, que fue desestimada con el voto a favor del PP -mayoría absoluta- y el voto a favor de todos los grupos de la oposición -PSOE, IU, Bloc- .

En la exposición de motivos -y posteriormente en el debate-, el portavoz socialista, Alfonso Lacasa, empieza destacando que la reforma dará lugar una de las leyes de aborto más restrictivas del mundo occidental. También comenta que este tipo de leyes tan duras no reducen el número de abortos, abocan a miles de mujeres a la clandestinidad y defiende la actual ley, que ha reducido los abortos en la Comunidad Valenciana. Defiende, igualmente, entre otros apuntes y razonamientos, la libertad de decisión de la mujer y rechaza que ninguna ley le imponga una gestación no deseada.  Os dejamos con los argumentos más destacados de esa intervención de Lacasa:

 ”España será el primer país que cuando legisla sobre el aborto retrocede. Esto supone una vuelta al pasado, incluso más allá de la primera ley del año 1985, y que las mujeres españolas tengan dos opciones, abortar fuera de España si tienen recursos para ello, o bien abortar en España en condiciones de clandestinidad con el consiguiente riesgo para su salud y su vida.

Las leyes restrictivas de aborto no reducen el número de abortos, solamente incrementan el número de mujeres muertas o que pierden su salud porque abortan en la clandestinidad y en condiciones insalubres. Si esta anunciadísima reforma sale adelante es seguro que se estarán quitando dos derechos a las mujeres: el de la libre decisión y el de la salud.

    (…)          

 La ley 2/2010 es una ley que funciona, en el año 2012 en España se redujeron los abortos un 5% y en la Comunitat Valenciana un 9%, No se han cumplido las profecías que auguraban un incremento en el número de abortos, ni se han producido denuncias por complicaciones sanitarias de ningún tipo. Es una ley que hace la práctica del aborto más segura y equitativa y, al facilitar los trámites para que se realice en periodos muy tempranos de la gestación, disminuye los riesgos asociados a los abortos tardíos, como muestra los datos del año 2012: el 72% de los abortos que se practicaron en la Comunidad Valenciana lo fueron en las 8 primeras semanas de embarazo, y el 92% en las primeras 12 semanas.

 Además, el derecho a decidir de las mujeres sobre su maternidad no se puede enmarcar en un debate ajeno a la libre decisión de las mujeres. Es un derecho fundamental y, como tal, no puede ser objeto de intercambio con los estamentos religiosos y sociales más reaccionarios. 

(…)

Si se aprueba esta ley,  (…) Las mujeres españolas que quieran interrumpir su embarazo (…) lo harán, diga lo que diga la ley. Si tienen dinero, podrán hacerlo con garantías y sin miedo en Francia, en Portugal, en Reino Unido, etc. Otras lo harán de manera clandestina, como se hacía en este país -y lo recordamos con horror- hasta 1985.

Con esta ley que quieren imponer, el 95% de los abortos que se realizan cada año en España no podrán hacerse de manera legal. Para el restante 5% de los casos será una carrera de obstáculos que pretende impedir que se realice o cuando menos se retrase de uno a dos meses, que es el tiempo que llevará tramitar todos los dictámenes impuestos.

(…)

La mujer es un ser inferior e incapaz. Esa es la conclusión a la que se llega después de leer detenidamente el anteproyecto de ley aborto de Gallardón. Este es el mensaje que rezuma toda esta futura ley: la mujer es un ser inferior e incapaz de regirse por sí misma a la hora de tomar decisiones que afectan a su vida y su futuro. Como ella es incapaz de tomar tales decisiones, un psiquiatra debe darle permiso para abortar o no.

(…)

La “Ley Orgánica de Protección de la Vida del Concebido y de los Derechos de la Mujer Embarazada” (por cierto, lo de ‘mujer embarazada’ es un pleonasmo, sólo las mujeres pueden estarlo), está inspirada por el ala más ultra y extrema de su partido, plegado a los sectores más rancios de la jerarquía que tanto añora las mujeres sumisas y obedientes. En realidad ésta no es una ley sobre el aborto sino una ley de gestación obligatoria. Aunque pretende esgrimir argumentos jurídicos, en la postura de Gallardón pesan condicionamientos propios, morales y religiosos. Lo dijo claramente, quiere transformar en legislación el legado de su padre.

(…)

No hay ley que pueda obligar a ser madre a una mujer que, por las razones que sea, no quiere serlo. Y tampoco su ley lo va a conseguir, aunque sí agravará la situación de cerca de cien mil mujeres que cada año afrontan un embarazo no deseado. Esta ley no impedirá que haya nuevos abortos, pero sí aumentará la angustia y la desprotección de todas, y especialmente de las mujeres más jóvenes, más vulnerables y con menos recursos. Imponer a todas las mujeres una legislación inspirada en una moral y una ideología que no es compartida por la gran mayoría de la población es un grave error y de un cinismo rampante. Cuando una mujer ha decidido abortar no existe ley ni represión que le obligue a cambiar de criterio y lo hará aun a costa de arriesgar su vida.

 Izquierda Unida

La Concejala de EUPV,  Francisca Mallebrera Berenguer, muestra el voto favorable de su Grupo a la propuesta del Partido Socialista; como se ha expuesto anteriormente Izquierda Unida ya había mostrado su absoluto rechazo a la reforma

Bloc Compromís

 El Portavoz del BLOC, David Navarro Fernández, expone también, en la línea de PSOE e IU, que la reforma responde no a los intereses de la sociedad, sino a una demanda del sector más integrista del catolicismo y la extrema derecha. Navarro destaca la hipocresía y fanatismo de la reforma y aporta un escrito que dice así en sus puntos más destacados:

Al parer de BLOC-Compromís, la proposta de llei presentada pel Ministre de Justícia  no respon a una demanda de la societat, sinó més aïna, a la d’un xicotet sector de la societat més integrista del catolicisme i de l’extrema dreta. Fins al punt que nombroses veus dins del mateix PP han criticat l’avantprojecte: ahir mateix, l’Ajuntament de Paterna va aprovar una moció contra la reforma de Gallardón gràcies al vot favorable de sis regidors populars i l’abstenció de l’alcalde i altres sis regidors.

  La llei que es pretén reformar, Llei Orgànica 2/2010, de 3 de març, referia aspectes normatius de la salut sexual i reproductiva a més de regular la interrupció voluntària de l’embaràs. Aquesta llei, sempre millorable com quasi totes les lleis que regulen la nostra societat,  recollia mesures de prevenció, mesures de planificació familiar i mesures d’educació, totes elles necessàries i que no contempla l’avantprojecte de llei presentat pel Govern de l’Estat.

 No és d’estranyar que la proposta presentada  no contemple aquestes mesures perquè la llei que se’ns vol  imposar està feta a mesura dels qui condemnen, almenys sobre paper, qualsevol relació fora del matrimoni que no siga amb finalitat reproductiva i per tant rebutgen, almenys sobre paper,  els mitjans anticonceptius.

 La llei que se’ns vol  imposar està feta a mesura dels qui s’oposaven a que es donara una assignatura d’educació sexual a l’escola, a l’escola pública. Una educació molt necessària no sols com a prevenció d’un embaràs no desitjat sinó també com a mesura de protecció de la salut, perquè, posar els mitjans per evitar una malaltia de transmissió sexual  li pot salvar la vida als nostres fills, i això és molt important.

 La proposta de  llei presentada pel PP naix des de la hipocresia i el fanatisme, perquè per tots és conegut  que les filles dels que s’ho podien permetre econòmicament anaven a altres països més lliures i desenvolupats per  avortar, i les altres, les filles de famílies de classe social mitja i baixa es veien obligades a caure en mans de desaprensius que a sovint i per la falta de coneixements i de mesures sanitàries posaven en greu risc la seua vida.

Una hipocresia latent que amb aquesta proposta de llei pretén obligar a una dona o parella a tindre un fill, encara que no li puguen donar una casa ni un futur, per haver estats desnonats i per haver decidit el govern central salvar a la banca abans que als ciutadans.

Una hipocresia latent que pretén obligar a una dona o parella a tindre un fill  sabent que el seu fill  naixerà amb malformacions físiques o psíquiques. Perquè, el mateix govern que l’obliga a parir desprès, l’abandonarà en una societat cada vegada més competitiva i menys humana com a conseqüència de la fatídica gestió política que s’està fent  a l’Estat espanyol.

 (…)

 Per tots aquests motius, des de BLOC-Compromís donem suport a la moció presentada pel Grup Municipal Socialista.”

 Partido Popular

El Portavoz del Partido Popular, José Miguel Payá Poveda, también lee un escrito. En él, defiende la reforma propuesta por Gallardón y, aunque explica que todavía va a verse modificado (es un anteproyecto de Ley), hay algunos planteamientos inalterables que el Partido Popular va a realizar por coherencia y convicción. En este sentido, Payá recuerda que fue una promesa electoral del PP y que hay también razones jurídicas para apoyar la reforma de Gallardón: los derechos del ‘nasciritus’, la defensa del débil y de la vida, entre otros. Os dejamos con los momentos más destacados de su intervención:

Antes de desarrollar mi intervención tal y como la tenía preparada, debo manifestar al portavoz socialista que cuanto ha dicho en referencia al anteproyecto de Ley aprobado por el gobierno, es igualmente aplicable a la ley actual , en abortos de embarazos de más de 14 semanas de gestación, perseguidos penalmente. También en ellos cabe la salida al extranjero a países con un plazo mayor, y sin embargo no por eso sería justificable  cambiar la actual norma.

  Evidentemente no podemos aprobar esta moción, porque como es habitual está llena de medias verdades y de olvidos:

(…)

Aunque este ante proyecto va a ser modificado hay algunos planteamientos inalterables:

El Partido Popular va a cambiar de una ley de plazos a una ley de supuestos  por coherencia y convicción.

De un lado el Partido Popular recurrió la ley de 2010 por considerarla inconstitucional, este recurso está sin resolver por tanto sería absurdo que disponiendo de la mayoría  absoluta y estando convencidos de su inconstitucionalidad no la cambiáramos.

  Pero es que además el partido popular en su programa electoral prometió cambiar esta ley de plazos, por razones no solo jurídicas sino por convicción.

La principal razón es que con la ley Zapatero el concebido de menos de 14 semanas de gestación queda totalmente desprovisto de toda defensa, es reducido a la condición de  cosa o a lo sumo considerado como una parte del cuerpo de la embarazada, es decir es como el apéndice o un trozo de carne. Lo ha dicho antes el portavoz de IU “las mujeres debe decidir sobre propio cuerpo”, por tanto el concebido es como si no existiera.

 Con esta ley la embarazada puede abortar  hasta la semana 14 sin ninguna justificación, sin ninguna razón ni  objetiva ni subjetiva es decir para ustedes no es digno de protección y se puede eliminar, abortar de forma injustificada es decir que no se tiene que justificar ante nadie.

 En cambio para nosotros  (…) el concebido es un ser en formación digno de protección desde su misma concepción, es un ser desvalido que debe ser protegido aunque no a cualquier precio, porque obviamente también es admisible su supresión o eliminación, pero solo por causas justificadas, es decir cuando seguir adelante con la gestación suponga un perjuicio cierto, grave y acreditado para la salud física o psíquica de la madre.

Esa es la principal diferencia entre su visión y la nuestra.

 (…)

 No cabe marcar un plazo de aborto libre, sino unos motivos tasados , es decir defendemos un ley de supuestos en los que la vida del concebido debe ceder ante los derechos de la embarazada cunado exista un motivo para ello.

 Nuestras posturas no están tan alejadas ya que ustedes los derechos de la mujer ,con los que se llenan la boca, terminan a las 14 semanas de embarazo.  A partir de las 14 semanas el concebido ya es protegido por ustedes, aunque en algún caso motivado la protección se inicia  a las 22 semanas.

No sé por qué con 13 semanas y 6 días el concebido se puede eliminar injustificadamente, y con tres días más ya se torna digno de protección y ya no es parte de “su propio cuerpo”.

(…)

Para ustedes esa protección incluye el castigo ,la pena para la mujer que aborta después del plazo establecido.

 En cambio para nosotros la mujer embarazada nunca puede ser castigada penada, y no se olvide que con la ley de Felipe podía sufrir de seis meses a un año de cárcel.

(…)

Además hay motivos muy puntuales en la actual ley que nos empujan a cambiarla.

Como saben  con la ley actual una niña de 16 años puede abortar no solo sin autorización, sino, incluso, en casos excepcionales, sin conocimiento de sus padres.

 Con la nueva ley se pide para las mayores de 16 a 18 el asentimiento de los padres y para las menores el consentimiento expreso.

  En caso de discrepancia entre menor y padres decide el juez, y decide no sobre el aborto sino sobre si la menor es suficientemente madura para decidir y si lo hace con responsabilidad y plena libertad y conocimiento pero por supuesto siempre con motivos justificados.

Yo le pido que en su turno de cierre, responda dos preguntas:

¿Por qué a las 14 semanas menos un día el concebido no es digno de protección y tres días más tarde sí lo es?

 ¿Por qué mantuvieron ustedes una pena de multa para la madre que aborta después de las 14 semanas y de hasta  tres años de cárcel para el que realice el aborto?

¿No es parte de su propio cuerpo?

Resumiendo:

 Nosotros estamos donde siempre hemos estado, en la defensa del derecho a la vida, de los derechos de la mujer, en la no discriminación, en la protección del más débil, en la consideración suprema del valor de la justicia.

  (…)

 Proteger al débil, armonizar los derechos de la madre y del concebido, ¿es una regresión?

Nosotros pensamos que no, nosotros creemos que la vida debe ser defendida siempre, aunque no a cualquier precio, creemos que el concebido es un ser con derechos, que debe ser protegido, no hay nada más digno que proteger al débil, que proteger la maternidad responsable.

Creemos que embarazada nunca debe ser condenada ni a una multa porque siempre en cualquier aborto es víctima.

  Por eso vamos a modificar su ley de plazos y a volver a una ley de supuestos como la de 1985.”

 Y cierra el PSOE

El portavoz socialista vuelve a tomar la palabra para agradecer el apoyo del resto de partidos de la oposición y rebatir algunos de los argumentos aportados por el Partido Popular en la intervención de Payá. Lee, también, un Manifiesto de Mujeres de la Cultura en contra de la reforma. Os dejamos con las principales ideas de lo dicho por Lacasa:

“Primero, quiero agradecer el apoyo de Bloc-Compromís e Izquierda Unida a esta moción. Y comenzaré mi intervención contestando a sus preguntas. Usted mejor que yo conocerá el trabajo entre otros de Virgilio Latorre, Doctor en Derecho y Profesor de Derecho Penal de la Universidad de Valencia y que hace referencia al sistema de Plazos. Usted ha hecho una pregunta retorica, lo cual es algo que esta bien en política, pero hay aclarar que hay suficiente literatura en su especialidad, que es el derecho para que usted pueda conocerlo.

 “El Constitucionalismo Norteamericano” dice este señor, poniéndolo de ejemplo de funcionamiento democrático con mucho éxito y que sigue teniéndolo, ha distinguido tres períodos bien distintos en el proceso de gestación, nuestra ley de Reproducción Asistida, cuatro. El preembionario -catorce después de la concepción-, el embrionario -hasta los tres meses- y período periodo intermedio de apariencia humana sin viabilidad – hasta los cinco meses y medio o seis meses – y el último trimestre que es propiamente el fetal y plenamente viable.

La etapa preembionaria carece de relevancia alguna desde la vertiente abortiva toda vez que se encuentra próxima o directamente es una contracepción y no técnicamente un aborto, basta señalar que nada se opone a la fecundación de óvulos in vitro, basicamente porque el electroencefalograma entre las doce y catorce semanas es plano (ausencia de sensitividad) La tercera étapa se caracteriza por la inviabilidad del feto. Y la cuarta por su viabilidad. Creo que de esta manera respondo a una de sus preguntas. La otra usted mismo se la puede contestar con su conocimiento mucho más amplio y profundo que el que yo pueda tener, simplemente por una aproximación inicial a la legislación en este y otros temas en nuestro país.

Usted dice porque el Partido Socialista no cambió la ley del 85, hasta el 2006, lo cierto y verdad es que este país avanza, progresa cuando hay un gobierno progresista y ademas estamos viéndolo, cuando lo tenemos avanzamos y cuando no damos pasos hacia atrás. Ahora no son pasos, son verdaderos saltos hacia el pasado.

(…)

Todos necesitamos avanzar y madurar también en los usos democráticos y en reconocer, lo más importante en este tema, también que se nos olvida siempre,que son los derechos de la mujer. Hablan ustedes ahora, sobre todo cuando se han dado cuenta de que la metedura de pata del sr. Gallardón ha sido importante, hablan ahora de un nuevo concepto tienen, lo reconozco, unos asesores en lingüística y semántica muy buenos, Anteproyecto modificable, ese es el nuevo concepto. Cuando el Sr. Gallardón terminó el consejo de Ministros de ese día donde se decidió aceptar este anteproyecto, sus palabras no fueron “Anteproyecto modificable”, no dijo “esto va para adelante”, fue curiosa aquella rueda de prensa y para muchos fue preocupante.

(…)          

 Y para concluir, igual que la portavoz de Izquierda Unidad ha hecho lectura de un decálogo firmado por mujeres, yo me permito con humildad y sin ir mas allá de lo que puedo hacer como concejal leer aquí también el Manifiesto de las Mujeres de la Cultura contra la Reforma de la Ley del Aborto del Gobierno de Rajoy, que por cierto ha sido firmado por más de mil ciento cincuenta mujeres del ámbito cultural, académico, artístico, entre las cuales se encuentran y no es casualidad, tres de las últimas participantes en el Otoño Cultural de esta temporada. Las tres, menos la señora Catalá que no ha estado y dice así:

 “ (..) Como mujeres libres, ciudadanas de pleno derecho en un país democrático y aconfesional que programaticamente se rige por principios constitucionales y no ideológicos, exigimos al gobierno de la nación que retire el Anteproyecto de ley del Aborto presentado por el ministro de justicia Alberto Ruiz- Gallardón,

(…)

Como mujeres libres, nos negamos a aceptar una maternidad forzada, y a la intervención de cualquier profesional o instancia de poder en nuestra decisión de ser o no madres (…) Ninguna mayoría política nacida de las urnas, por muy absoluta que sea, ninguna creencia religiosa, está legitimada para convertir los derechos de los ciudadanos y ciudadanas en delitos, imponiéndonos principios ideológicos particulares mediante la aplicación de una sanción penal. Por todo ello, exigimos que la salud sexual y reproductiva vuelva a regirse por la actual ley de plazos, que respeta los derechos de las mujeres a los que aquí aludimos y que ha demostrado su eficacia, y generado consenso entre los ciudadanos, desde que se promulgó hasta hoy.

 (…)

 

Comparte esta noticia
Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

BÚSQUEDA POR TEMA:

Una respuesta a “Las grandes polémicas del año a nivel nacional tuvieron su reflejo en Petrer (I): la reforma de la ley del aborto”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>