Los ofidios del Paisaje Protegido Serra del Maigmó y Serra del Sit

El segundo grupo, los opistoglifos, es más evolucionado, tienen colmillos comunicados con las glándulas venenosas, aunque no resultan peligrosas para el hombre ya que están situados en la parte posterior de los maxilares superiores, por lo que nunca llegan a afectar a elementos de gran tamaño. En este grupo se encuentra la culebra bastarda y de cogulla.

Culebra bastarda - Néstor Rico Campos

Culebra bastarda – Néstor Rico Campos

Culebra de cogulla - Brigada del Paisaje Protegido

Culebra de cogulla – Brigada del Paisaje Protegido

Por último está el grupo de los solenoglifos, el más evolucionado, constituido por la familia de las víboras que aquí tiene como único representante a la víbora hocicuda. Esta especie tiene unos grandes colmillos inoculadores de veneno en la parte delantera y superior de la mandíbula que mantiene plegados contra el paladar hasta que abren la boca. Cuando entran en contacto con una presa le inyectan el veneno a presión. Aunque puede ser mortal para el ser humano una inyección inhibe el efecto de este veneno.

Víbora hocicuda - Brigada del Paisaje Protegido

Víbora hocicuda – Brigada del Paisaje Protegido

Para poder identificarlas correctamente se ha confeccionado la siguiente clave:

Clave de identificación de los ofidios del Paisaje Protegido Serra del Maigmó y Serra del Sit - Ilustraciones: Otilia Pereira Jiménez, Diseño: Inma García Pereira

Clave de identificación de los ofidios del Paisaje Protegido Serra del Maigmó y Serra del Sit – Ilustraciones: Otilia Pereira Jiménez, Diseño: Inma García Pereira

Consejos de observación

Para su observación las épocas más favorables son la primavera que es el periodo en el que están más activos y en el que se produce la cópula y finales de verano y otoño que es cuando nacen las crías. Suelen ser relativamente fáciles de observar en pistas asfaltadas como la de Aiguarius, Caprala, Portell de Cati o la que une Petrer y Agost mientras están soleándose, aunque ello conlleva muchos atropellos. Zonas próximas a charcas, codollas naturales o el Pantanet de Petrer son también lugares apropiados para su observación.

Las horas más favorables para la observación de serpientes suele ser por la mañana y al atardecer, salvo las especies que son fundamentalmente nocturnas como la víbora hocicuda, la culebra de cogulla y la lisa meridional.

Rambla de Racó Xolí, hábitat de la culebra viperina – Ramón García Pereira

Rambla de Racó Xolí, hábitat de la culebra viperina – Ramón García Pereira

Culebra de escalera – Néstor Rico Campos

Culebra de escalera – Néstor Rico Campos

Más fotos

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Salamanquesa común - Brigada Paisaje Protegido.

Salamanquesa común – Brigada Paisaje Protegido.

Galápago leproso - Ramón García Pereira.

Galápago leproso – Ramón García Pereira.

Culebra viperina - Ramón García Pereira.

Culebra viperina – Ramón García Pereira.

Culebra viperina - Néstor Rico Campos.

Culebra viperina – Néstor Rico Campos.

Culebra de escalera atacando - Néstor Rico Campos.

Culebra de escalera atacando – Néstor Rico Campos.

Culebra bastarda atropellada en Palomarets-Brigada.

Culebra bastarda atropellada en Palomarets-Brigada.

Comparte esta noticia
Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

BÚSQUEDA POR TEMA:

5 respuestas a “Los ofidios del Paisaje Protegido Serra del Maigmó y Serra del Sit”

  1. Muy bueno el artículo, yo nunca he sido muy aplicado en esto de identificar reptiles pero me ha quedado bastante más claro. Y las fotos, como siempre, ¡geniales! Seguid así

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>