Hablan los cargos: el bando de la Media Luna

 

Apenas quedan tres días para que comiencen las Fiestas, y ya en esta recta final nos reunimos con los presidentes y las capitanías de todas las comparsas, que nos ofrecen la última hora y nos ayudan a caldear ese ambiente especial que tanto nos gusta. Como elemento más reflexivo dentro de una comparsa, los presidentes indagan y opinan sobre cuestiones festeras del interés de todos; la entrevista con los cargos festeros, en formato audiviosual y realizada en la explanada del Castillo, nos da ese toque emocional y sentimental que no puede faltar en estas fechas.  Comenzamos con el bando moro.

Índice

-Moros Beduinos

-Moros Viejos

-Moros Nuevos

-Moros Fronterizos

-Moros Berberiscos

MOROS BEDUINOS

Juan Conejero Sánchez, presidente de comparsa

Juan Conejero es este año presidente y capitán de la comparsa de los Beduinos.

Comprometido como pocos con la Fiesta, Juan Conejero, cofundador de la comparsa de los Beduinos, ha estado 22 años consecutivos en juntas directivas de la comparsa. Este año, además de ser presidente, es también capitán, junto a su familia, un doblete que sólo puede darle una enorme alegría.

-Media vida en cargos de responsabilidad dentro de la Fiesta.

Estás ahí porque te gusta, no le des más vueltas. A veces vas un poco obligado por los compañeros, por los amigos, que te van animando y al final te presentas y tomas la responsabilidad, pero esta legislatura, de la que me quedan tres años será la última. Para mí y mi junta directiva serán diez años al frente de la comparsa y hay que descansar. Además, coincidirá con el cincuentenario de la comparsa, para cuyo aniversario hay que trabajar mucho, y mucho antes.

-¿Se ha complicado la cosa en estos últimos tiempos?

Nosotros tenemos 17 filas en la comparsa, y somos muy estables. Todos los años suele haber una fila, que por alguna razón, no sale, pero no la damos de baja, sino que le concedemos una excedencia por ese año y siguen en la comparsa.

El año pasado se dio más plazo para hacer el pago, y aunque pintaban bastos, pagó al final todo el mundo que tenía previsto más dos festeros que se incorporaron a la comparsa. Este año es todavía más complicado, pero en las últimas fechas se han reincorporado muchos y yo estoy seguro de que al final estaremos en números muy similares, así que en ese aspecto estamos contentos.

- Vivimos una época de cambios en la Fiesta.

A mí me gusta que los cambios se trabajen y estudien, y que se planteen con gran consenso. Hace tres años se propuso un cambio grande dentro de la fiesta que se pretendía desde la Unión de Festejos que lo estudiáramos en un mes, y los cambios siempre cuestan tiempo, planificación. Lo que planteo yo, y otros tantos, es que se respete la cronología de la fiesta, y que todo venga consensuado. Cosas como hacer una embajada mora cuando la entrada cristiano no se ha realizado; eso es la cronología, la lógica interna de la fiesta, que creo hay que respetar en su coherencia. Dicho esto, yo creo que si las cosas están trabajadas, en el seno de la fiesta se les da luz verde.

-¿Qué le pareció la normativa que impide la creación de nuevos cuartelillos en el casco antiguo?

Es una buena medida, creo que el casco antiguo estaba saturado y la molestia era grande para los vecinos. Ahora bien, creo que los vecinos también han tenido parte de culpa en esta situación, porque son ellos mismos quienes venden y alquilan las casas, y en muchas ocasiones se alquilan sin las condiciones que tiene que tener un local al que se le va a dar ese uso de cuartelillo.

- ¿Y qué me dice de otras ideas, como la de hacer un cuartelillo o barraca popular?

Me gusta la idea, no ya incluso por los propios festeros, sino también para la gente que no participa en la fiesta pero que la vive, y para la gente de fuera. No obstante, a veces es difícil hacerlo incluso con buena voluntad, ya que el ayuntamiento está sujeto a unas reglamentaciones y no siempre se pueden dar las facilidades que se necesitarían. Si hubiera algún local comercial en el centro del pueblo de grandes dimensiones, también podría ser una alternativa o cumplir algún papel similar, pero desafortunadamente no hay esa referencia.

- ¿Las fiestas de Petrer se han convertido en algo económicamente inaccesible para muchos festeros?

La fiesta es cara en el cuartelillo, no en la comparsa. Hay cuartelillos donde comen 80 y muchos plantados, y eso todo el día. A mí me llamó mucha la atención una foto publicada en el Carrer donde se veía en un cuartelillo muy popular, el de La Palmera o la Sardina, que estaba a reventar, y sólo dos festeros. Esos gastos son quizá los que hay que moderar. En cierta medida, creo que hay que volver en algunos aspectos a los orígenes del cuartelillo, que eran en plan familiar.

- ¿Cómo ves a la juventud? ¿Cómo imaginas la Fiesta en un futuro?

Nuevas generaciones. Hay gente joven muy implicada y muy válida, quizá lo único que me da miedo es que la gente joven guarda menos los protocolos de la fiesta. Yo admiro lo protocolario de la fiesta, la seriedad, y creo que, no como crítica, sino porque es otra forma de vivir, no es algo a lo que le presten atención los jóvenes. Sin embargo, son cosas representativas de las propias fiestas, y creo que deberían escuchar más las opiniones de los veteranos. Por lo demás, creo que las fiestas tienen un gran futuro asegurado.

Entrevista a la capitanía

Capitán: Juan Conejero Sánchez           Abanderada: Laura Clemente Abellán         Rodela: Celia Conejero Gallego


Comparte esta noticia
Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

BÚSQUEDA POR TEMA:

Una respuesta a “Hablan los cargos: el bando de la Media Luna”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>