Especial José María Bernabé, capítulo II: Parats y cimras

José Mª Bernabé, como hemos podido comprobar en su cuadernillo de campo, estaba muy interesado en las estructuras hidráulicas y en la ingeniería del agua de nuestra población. Este escrito sobre “parats y cimras” es uno de los más completos de su cuaderno, no se lo pierdan, como tampoco los vídeos que lo acompañan.

Parats y cimras

Cuando vemos el fondo de un cauce cubierto por un rosario de bancales, no caemos seguramente en la cuenta del problema de ingeniería que suponen.

 

El rosario de bancales es una estructura que permite controlar la eneria del agua cuando baja por el cauce. De ese modo puede cultivarse en una zona bien regada y fértil.

Dado que el agua aporta tierras es de suponer que los bancales tienden a elevarse. Lo esencial se ve asegurado: fondos llanos de bancal con cultivos y fuertes ribazos capaces de resistir la energía del agua al saltar.

El agua es necesaria porque riega los bancales. El problema es controlar su energía cuando baja mucha. Eran posibles dos soluciones visibles en muchos puntos. En unos casos se extrae parte del agua desde la cabecera de los cultivos y se lleva -mediante una boquera- hacia otra parte donde no haya desvío o donde pueda regar otros campos.

Otra opción es derivar el agua en la parte media o baja.  Generalmente se practica un túnel o alcabó en la ladera y se tira el agua sobrante sobre un talud rocoso. La primera técnica es muy corriente en los puntos donde un torrente de montaña se conduce a zonas de bancales. La segunda intenta evitar las consecuencias del salto que se produce en la parte baja del rosario.

Pero el agua arrastra lodos y materia orgánica. En consecuencia la altura de los bancales tiende a crecer porque el agua deposita los lodos. Por eso la parte alta de los ribazos tiende a ser mas baja que el nivel del bancal y las cimas están aterradas.

Otro problema es la infiltración, el agua empapa el suelo y si llega a saturarse se convierte en lodo y fluye. Es un grave problema pues el suelo fluido se escurre entre las rendijas del ribazo y cae al bancal inferior. Sobre suelos arcillosos la estabilidad mínima del ribazo está comprometida pues entre la tierra acumulada para rellenar el bancal y la primitiva seguramente se produce una discontinuidad por la que se puede deslizar

¿Cómo evitaban este proceso? Seguramente creando estructuras de drenaje en el interior del bancal. Lo más elemental seria una capa de piedras y gravas en la parte baja. Seguramente gran parte de los rellenos se producían por acumulación de lodos.

 

Pero la existencia y manejo de este flujo subsuperficial del agua tenía además de problemas, posibilidades. ¿Cómo gestionarlo? A veces puede ocurrir que en algun punto del rosario se encontrara un pequeño margen que podria agravar los problemas de estabilidad.

Puesto que las estructuras creadas están aterradas y solo ocasionalmente podemos verlas, pondré ahora algunos casos y luego intentaré generalizar.

Barranc Fort -El camino que sube fue construido a fines del siglo XIX cruza el Barranco mediante un grueso Parat que lo tapona. Aguas arriba se ha rellenado el cauce de grava y tierra y hay una tabaria. Aguas abajo, al pie del parat, hay un Cañar y una fuente. Seguramente el parat, sobre arcilla como está, seria inestable, si no tuviera un drenaje interno. Ese drenaje saca el agua al pie y forma la fuente.

Vídeo de las tabaries y surgencias del Barranc Fort, tras unos días de lluvias

Vídeo de la fuente del Barranc Fort a pleno rendimiento, tras unos días de lluvias


Pantanet del Perrió - Una Foia de Bancales, sobre margas, terminan aguas abajo en un parat con muchas cicatrices y reparaciones. Al pie tiene una pequeña fuente de la que se llena una pequeña balsa en forma de pantano, al igual que en el caso anterior el parat no será estable sin un drenaje interior y seguramente la fuente es el resultado del drenaje. Pero en este caso no conocemos la fecha del parat.

Parat del Catxuli – Un gran Parat cierra y termina una foia compleja ya que concentra al menos dos cauces sobre margen. El Parat esta formado por grandes losas de piedras conectadas con cal. Al pie tuvo una fuente que desapareció cuando se hizo una captura aguas arriba. Seguramente la Foia cubría una surgencia y presumiblemente contiene un drenaje interior que canaliza el agua hasta la fuente. No sabemos la fecha, pero quizá sea de la misma época que el Pantano pues tiene una técnica de construcción semejante y diferente a la de cualquier otra obra.

El parat del Catxuli.

El parat del Catxuli.

parat-del-catxuli-1

Comparte esta noticia
Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

BÚSQUEDA POR TEMA:

Una respuesta a “Especial José María Bernabé, capítulo II: Parats y cimras”

  1. Queridos amigos del equipo de Petreraldia,

    Os felicitamos por la iniciativa de hacer publico el cuaderno de trabajo del Profesor Jose Maria Bernabe, cumpliendo asi el deseo de su madre Remedios. Es un reconocimiento a la incansable labor que el Dr Bernabe realizo en su pueblo, que contribuira sin duda a incrementar el interes por el patrimonio hidraulico de Petrer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>