Quiero ser ciudadano

Si vamos a hablar de Ciudadano aclaremos qué entiendo como tal y, verán, para qué andarse con historias y filosofías cuando la cosa es bien sencilla, una persona para ser Ciudadano, básicamente, ha de reunir dos condiciones: la primera, pagar al estado para que funcione. Por ir al supermercado y hacer tus compras, pagas al estado; por tomar una cerveza o asistir a un espectáculo, pagas al estado; que trabajas, pagas al estado; que viajas, pagas al estado; que montas un negocio, pagas al estado; que vendes una casa, pagas al estado; que la compras, pagas al estado; que tienes un coche, pagas muchísimo al estado…; solamente cuando respiras no pagas al estado, de momento. Además el estado actual tiene tal furor recaudatorio que nos hincha a multas que pagamos indefensos. La segunda, exigirle al estado que funcione. Supuesto que vive de nuestros dineros tenemos derecho a saber cómo los gasta y administra, qué nos proporciona a cambio.

La primera condición del contrato el Ciudadano la cumple a rajatabla y pobre del que se escaquee, allí donde vaya lo encontrará la insaciable Agencia Tributaria con su potentísimo ordenador “Marta” para esquilmarle con creces lo que debe y lo que no debe. Pero, y la segunda, ¿la cumple el estado? y si no la cumple ¿qué hacemos los Ciudadanos para que la cumpla?, esta es la cuestión.

Para ser Ciudadano hay que cumplir con la primera condición pero también hacer que cumplan la segunda pues si solamente cumples con la primera no serás Ciudadano, serás un súbdito y responsable de los grandes abusos y atropellos con que la casta política premia nuestra sumisión. “Repasa tú la cuenta que la tienes que pagar”, decía Bertold Brecht. No es fácil pero tampoco imposible.

Comparte esta noticia
Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

5 respuestas a “Quiero ser ciudadano”

  1. A los ciudadanos griegos que no participaban en el devenir de la ciudad. Es decir que no exigían el buen funcionamiento del gobierno se les denominaba “idiotes”.

  2. Muy bueno sr. Juan Ramon,muy bueno.
    Es usted ciudadano? porque la primera condicion la cumple usted como todo el mundo, cada vez que compra algo paga sus impuestos.Pero la segunda es usted uno de los grandes beneficiarios,es decir ha estado chupando del papa estado desde sus comienzos,Ferias de Calzado Asociaciones de Modelistas y otras historias siempre subvencionadas por entidades publicas para que gente como usted viviera sin dar un palo al agua.No nos de lecciones de etica, por cierto cuando ha hecho sus declaraciones de renta ¿a cumplido como un ciudadano honrado?.

  3. Sr. Montesinos, le recuerdo que el Estado como tal, somos todos. Si usted siente que la administración de los impuestos que se recaudan para mantener este Estado son inapropiados, haga una propuesta que crea conveniente y por ahi, quien le dice, puede ser revolucionaria. Quedarse estancado en la queja le puede ocasionar un desgaste moral cronico.
    Saludos.

  4. Al señor José Luis:
    Sin que sirva de precedente y exclusivamente con ánimo aclaratorio por lo que de personal tiene su comentario: debería saber usted que las “Ferias de Calzado” siempre han sido una actividad privada. La gratamente recordada Feria del Calzado de Elda era una entidad privada, sin ánimo de lucro y que se sostenía de sus propios ingresos que generaba por los servicios que le contrataban sus expositores, con una plantilla de 40 empleados. Tan eficazmente funcionaba que, dos ejemplos, el Inescoop fué promovido y mantenido por ella hasta que la Generalitat se hizo cargo; y el patrimonio que dejó al Calzado y a Elda fueron 10.0000 m2. de terrenos en el centro de la ciudad, y sus edificios. Todo pagado con los ingresos que generaba su actividad. En lo referente a la “Asociación de Modelistas” igualmente era una asociación privada sin ánimo de lucro que se sustentó con las cuotas de sus asociados y los ingresos por los servicios que prestaba. En ambos casos ni un duro del Estado, nada que ver con el Estado. Solamente “trabajé” para el Estado cuando fuí concejal por UCD en Petrel. Y le diré una cosa: jamás cobré una peseta por aquel cargo que sin embargo me costó algunas miles de mi bolsillo. Todo esto se lo aclaro con la buena intención por mi parte de ilustrarle y evitarle, si quiere, continuar con la ignorancia maliciosa de confundir churras con merinas, de confundir dinero público con dinero privado.
    Dos cosas más: Yo no doy lecciones de ética ni a usted ni a nadie, que usted no sepa leer es otra cosa. Y respecto a sus observaciones impertinentes, falsas y de mala educación sobre si he vivido sin “dar un palo al agua” o soy o no un ciudadano honrado, sin comentarios porque usted mismo se califica. ¿A caso me he metido yo con la vida privada de nadie? pues ¿quién es usted para meterse con mi honradez?

  5. A que le dice usted sin animo de lucro.
    Las ferias de Elda, Madrid, Milan o donde fuesen siempre han sido subvencionadas al igual que los “Modatecs” y otras exposiciones como las que se hicieron en la antigua ficia de Elda hoy museo del calzado.Esas subvenciones sean de Ayuntamientos, Generalitat,Ivex son publicas esta claro publicas asi que el que confunde la gimnasia con la magnesia es usted,no sea prepotente y no nos cuente que es lo que le costo miles de su bolsillo, porque podemos parecerlo pero no somos tontos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>