Por una actuación integral en el río Vinalopó

Hace unas semanas leí esta noticia en el diario Información y  me quede de piedra. Pretenden regenerar el pantano de Elda con una inversión de 600.000 euros. Pero no hacen mención del resto del río, que abarca desde Bocairent (Valencia) hasta su desembocadura. No me deja de sorprender el hecho de que pretendan hacer “visitas guiadas con diferentes recorridos y sus correspondientes puntos de información”, “áreas de descanso, miradores y puntos para la observación de la fauna”, “introduciendo especies de flora y fauna de interés”.

El pantano de Elda. Fotografía: Néstor Rico Campos.

El pantano de Elda. Fotografía: Néstor Rico Campos.

Primeramente, para solucionar el problema en el pantano de Elda es preciso actuar en el conjunto del Vinalopó. Es decir, aguas limpias de contaminantes químicos y biológicos para evitar la eutrofización que termina matando todo ser vivo en el agua en el conjunto del río. Y para esto, se tendrían que eliminar todos, y digo todos, los vertidos al río, porque de lo contrario la animales que pretenden introducir van a acumular en sus grasas, huesos y demás órganos cantidades de productos químicos tales como el plomo (bioacumulación y biomagnificación) que finalmente terminarían afectando a nuestra propia salud. También, la limpieza del cauce es algo de gran necesidad para evitar la proliferación de más mosquitos y los malos olores que se sufren en verano. Por otro lado, la introducción de fauna significativa en una zona cercada por tres pueblos, una autovía y numerosas carreteras es una inversión difícilmente sostenible debido a toda la presión antrópica, lo cual significaría un pozo sin fondo.

Pero como ya he dicho, no es sólo el pantano de Elda el que tiene problemas, sino todo el río Vinalopó. “El río Vinalopó es, sin lugar a dudas, el peor conservado de entre todos los estudiados. El escaso caudal que presenta, la elevada contaminación de sus aguas y los numerosos tramos encauzados presentes a lo largo de su recorrido, entre otros factores, hacen que el estado de conservación de la vegetación de ribera asentada en sus márgenes sea la que presenta una peor calidad..” (Jardín Botánico de la Universidad de Valencia) Cuenca hidrográfica del Júcar. Enero del 2005. Evaluación del estado ecológico de los ríos de la cuenca hidrográfica del Júcar mediante el uso del índice QBR Y es que, no necesitamos visitas guiadas al pantano, pues esto no es Benidorm, sino que el río precisa de una limpieza y una conservación de la que carece: restauración de la cubierta vegetal y del cauce del río para una correcta salubridad.


Comparte esta noticia
Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>