Madres y política

Diputada con bebé

Una diputada con su bebé en la cámara del Congreso ha  indignado a algun@s de “sus señorías”. Por un lado expresaron críticas airadas y por otro banalizaron el hecho calificándolo de anecdótico, secundario e insignificante frente a la importancia política de la constitución  de la cámara.

Han considerado propagandístico, espectacular y partidista que una mujer ejerza la política a la vez que su maternidad. Porque sus señorías deben separar su vida privada de la pública para mantener y perpetuar la estructura patriarcal y la ideología machista en nuestra sociedad.

En la década de los noventa del s. XX Mujeres de Negro (grupos de mujeres feministas y antimilitarista durante la guerra de los Balcanes) fueron las grandes difusoras de la desaparición de las fronteras en la dualidad público-privado: lo que me afecta y vivo en mi vida cotidiana es tema público, político e internacional. Lo personal es político. ¿Alguien se atreve a negarlo? Hoy aceptamos socialmente que la violencia machista, el maltrato a menores, a los animales y al medio ambiente es un tema público y que la política y nuestras instituciones deben legislar y actuar para revertir la situación.

Las mujeres estamos promoviendo un cambio de actitud de la sociedad. Queremos que se valore, a todos los niveles, la maternidad. Queremos ejercer la libre elección de la crianza con apego basada en el respeto a las necesidades biológicas y emocionales del bebé. La crianza con apego solo puede desarrollarse cuando el conjunto de la sociedad da el valor y el apoyo necesario a la madre. A cambio esta sociedad se beneficia, puesto que las personas que la forman son más felices y están más sanas.

El apoyo social necesario para la crianza con apego es un elemento básico de la ética del cuidado. Los análisis desde la ética del cuidado visibilizan y dan valor a todo el trabajo de cuidados gratuito que ejercemos las mujeres en la sociedad. Queremos que el trabajo de la crianza se ejerza en corresponsabilidad en el ámbito privado y que las institucionessean el respaldo público para esta labor imposible de pagar por un estado a sus ciudadanas.

Sus señorías del Congreso de Diputados fueron cuestionadas por la presencia de una de sus compañeras diputadas ejerciendo la maternidad en la esfera política. Una mujer, consciente y públicamente, decidió traspasar los límites entre lo público y lo privado como una acción reivindicativa. Cada día las mujeres reivindicamos nuestro derecho aque la sociedad valore y tenga en cuenta nuestras necesidades humanas, iguales o diferentes a las de los hombres. Nadie lo hará por nosotras sino nosotras mismas.

Por Dones amb Compromís de Petrer.

Comparte esta noticia
Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

Una respuesta a “Madres y política”

  1. Totalmente de acuerdo con Dones amb Compromís. ¿Para cuándo dejarán las mentes preclaras de hablar sin saber y de frenar los cambios reales por la igualdad? Para ellos y las ellas que le acompañan sólo es política su parcelita. La vida misma es política!.

Responder a Esperanza Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>