Una defensa del entretenimiento libre de complicaciones

En nuestro tiempo, las opciones de ocio son numerosas, especialmente con la amplia oferta de nuestro municipio. A veces, puede llegar a abrumarnos. Pero entretenernos debería ser algo sencillo, ¿no? La vida ya es demasiado compleja como para complicárnosla más de la cuenta a la hora de divertirnos. Hay quien piensa que el entretenimiento del siglo XXI tiene que ser sofisticado y rebuscado, en contraposición con la forma de divertirse del pasado, que se tacha de simplona. ¿Pero no estamos ante un gran engaño? En este artículo vamos a reflexionar sobre las ventajas del entretenimiento libre de complicaciones: la diversión pura y dura.

¿Por qué deberíamos complicarnos la vida para disfrutar de un momento de ocio?

Francamente, no hay motivo alguno que justifique complicarnos la vida a la hora de pasar un buen rato de entretenimiento. Las ventajas de una diversión sencilla y fluida son tantas que resulta bien difícil resistirse a sus encantos. Por una parte, un ocio sin complicaciones es sinónimo de accesible para todo tipo de personas y circunstancias. Un entretenimiento que no exija aprender una larga lista de reglas o que sea conocido por un gran número de personas siempre es de agradecer. Y que permita participar (y disfrutar) incluso si no se ha tenido previamente mucho contacto con él. Básicamente, que aburrirse sea prácticamente imposible y que la diversión esté garantizada.

Algunos ejemplos de entretenimiento sin complicaciones

Llegados a este punto, es importante resaltar que el hecho de que un entretenimiento sea analógico o digital no influye para nada en la facilidad de divertirnos o en los quebraderos de cabeza que vaya a darnos. Lo vamos a ver con cuatro ejemplos, dos digitales y dos analógicos. Verás que lo que riza el rizo del ocio no tiene nada que ver con el componente tecnológico.

Dos opciones digitales para un ocio sencillo

El ocio tecnológico no tiene que ser complicado. Existen opciones para todo tipo de perfiles de personas basadas en la sencillez y en la diversión. Si nos atrae el mundo de los juegos de azar, podemos jugar a la ruleta en plataformas como Betway, cuya mayor atracción es la simplicidad y con la que no importa si eres principiante o veterano porque siempre hay opciones para todos los gustos. Basta con predecir en qué lugar caerá una bola cuando se gire la ruleta, apostando a un número, a un color o a par/impar. Esa es toda la dificultad. No debe extrañar, pues, que la ruleta lleve siendo uno de los entretenimientos más enraizados en España en los últimos dos siglos, tras el salto desde los casinos de Montecarlo a comienzos del s. XIX.

netflix-hbo-betaway-entretenimiento-moderno

Estamos en una auténtica edad de oro de producción de series y películas, con la propuesta más variada y de mayor calidad de la historia. Fuente de la imagen: pìxabay.com

Aparte de la ruleta, una buena sesión de contenido audiovisual en HBO también es garantía de diversión sin complicaciones. Desde una misma cuenta de usuario, que se abre en un par de minutos, tendremos acceso a miles de películas y series de éxito, agrupadas por categorías y disponibles en formato streaming. Es decir, sin necesidad de bajarnos nada y con toda la facilidad del mundo.

Dos opciones analógicas de toda la vida

¿Te gusta más el medio analógico para divertirte? No pasa nada, hay opciones muy sencillas para disfrutar de ratos inolvidables en buena compañía. Hablamos de los juegos de sociedad de toda la vida. Destacan, por ejemplo, el milenario juego de mesa del dominó, el emocionante juego del parchís o el sencillísimo juego de la oca, con reglas fáciles y claras, que se traducen en una gran emoción y diversión para todos los públicos. Además, se suelen organizar diversos campeonatos locales en los que todo el mundo es bienvenido.

parchis-juego-mesa-hbo-betaway

Los juegos de mesa de toda la vida siguen manteniendo su accesibilidad y encanto. Fuente de imagen: pixabay.com

A nivel de juegos de naipes, en España hay varios que destacan por su sencillez. Nada que ver con las complicaciones de juegos como el bridge. Por ejemplo, saber las reglas para jugar al cinquillo apenas nos llevará un par de minutos. O a la mítica brisca. Y, a cambio, nos divertiremos a lo grande picándonos con nuestros amigos.

En definitiva, para pasar un rato entretenido, no debería ser necesaria una cátedra de física cuántica. Al final, en nuestros ratos de ocio, lo que queremos es disfrutar. Juegos de azar como la ruleta o juegos típicos de siempre, sin olvidarnos de los juegos de naipes españoles de toda la vida, siguen gozando de una enorme popularidad en nuestros días. A nivel más tecnológico, las plataformas como Netflix arrasan por su oferta centralizada y su facilidad de visualización de contenidos. ¡El entretenimiento sencillo no entiende de tecnologías, solo de facilidad de disfrute!

Comparte esta noticia
Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

BÚSQUEDA POR TEMA:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>