Encuentros del Vinalopó: “Una mínima política medioambiental en el Vinalopó habría evitado el incendio”

humedal

Después de un otoño y un invierno sin apenas gota de agua, secos de verdad, hemos asistido a unas semanas donde el fuego ha hecho su aparición amenazadora hasta que finalmente, ayer, arrasó cinco hectáreas del Pantano de Elda, en una zona catalogada y protegida dentro de los humedales de la Comunidad Valenciana.

humedal

Plano de la zona afectada.

El espacio que ha desaparecido bajo las llamas, según Miguel Rico, cofundador de la Asociación de Encuentros del Vinalopó -el colectivo ecologista que más se ha preocupado y trabajado por el río en la última década-, es el principal lugar de estacionamiento en el valle de decenas de aves de entornos acuáticos, como gallinetas o fochas. “Era un punto clave para la avifauna del territorio, que podía desarrollarse en tranquilidad, apenas sin presión humana”, expone, “y además hay que lamentar también que el incendio se haya producido a días de comenzar la primavera, en una época de extrema fragilidad para el ecosistema, y que nos pone en aviso sobre la alerta y la vigilia que debemos tener en las épocas más calurosas que se acercan”.

incendiohumo

El intenso humo negro se debe a la quema de plásticos, neumáticos y otras basuras.

Uno de los aspectos más comentados en la calle la tarde y la mañana de hoy ha sido lo negro que era el humo del incendio, con una columna que llegó a elevarse 40 metros y que era visible hasta desde Castalla. “Esta negrura viene provocada por la basura acumulada que había en algunas zonas del río; hablamos de plásticos, neumáticos y otros elementos propios de un vertedero. La absoluta dejadez y desinterés, durante años, de las administraciones nos han llevado a esta situación. No han querido acondicionarlo ni limpiarlo ni gastar dinero en absolutamente nada y en tres horas, para apagar el incendio, ya se ha incurrido en más gasto que lo que hubiera sido tener una política medioambiental seria, que además, casi con toda seguridad, habría evitado el incendio. Y si hubiera hecho ayer el fuerte viendo de hace dos semanas… No quiero ni pensarlo”. Todos estos indeseados restos, así como grandes cantidades de ceniza, se han incorporado ahora al caudal del río.

“Hemos realizado jornadas, encuentros, conferencias y actividades en todas las localidades por las que pasa el río, por supuesto también en Sax, Elda y Petrer, las tres poblaciones a las que ha afectado el incendio. Nos hemos reunido y conocemos a sus ediles medioambientales y les hemos hecho llegar nuestras propuestas de actuación y conclusiones en varias ocasiones. Pues bien, ninguna de las tres poblaciones, ni tampoco la Confederación Hidrográfica del Júcar han hecho nada, absolutamente nada, a lo sumo retirar un contenedor del mismo pantano. Son intervenciones sencillas, no muy gravosas, que pueden hacer muchísimo bien. Pero no se ha hecho nada durante años. Y los ciudadanos con menos escrúpulos lo saben, no se actúa, y la situación acaba en vertidos, vertederos, etc.”

Hay en este periódico amplísima información (sólo tienen que usar el buscador) sobre las acciones de Encuentros del Vinalopó, pero para hacernos una idea de sus peticiones, recuperamos las conclusiones realizadas ahora hace dos años, tras unas jornadas organizadas en Elda:

1º Analítica del agua y de macro invertebrados, a la entrada del término municipal, y a la salida del mismo. Mínimo uno al mes.

2º Declaración de paraje natural municipal desde el principio del término hasta el hormigón, del principio del encauzamiento, incluido Monastil.

3º Restauración de patrimonio histórico -presa, fábrica de la luz, Finca Lacy, etc.- existente en el término municipal el que sea posible, y en aquel que no sea posible, restauración del entorno. Colocación de paneles explicativos.

4º Declaración de “monumento natural municipal” a todos los olmos centenarios o añosos del término.

5º Plantación de un mínimo de quinientos tarais al año en el parque PERI, y eliminación de especies exóticas del mismo.

6º Creación y mantenimiento de una senda a ambos lados del río a lo largo del término municipal, desde el Pantano hasta el Puente Sambo.

7º Sustituir el fondo hormigonado por una naturalización del mismo en el núcleo urbano.

8º Naturalización de todos los colectores especialmente los de la depuradora.

9º Control de vertidos y eliminación de los existentes a lo largo del cauce.

10º Inmediata limpieza y restauración del vertedero a las espaldas del Ecoparque.

11º Creación de censo de especies tanto de flora, como de fauna.

12º Ampliación de la depuradora de la mancomunidad, en su fase terciaria.

13º Cambio de ubicación para el circuito de moto-cross en la Finca Lacy.

“Lo dicho”, reitera Rico, “no se ha hecho nada. En Petrer, el año pasado, incluso recibimos fuertes críticas de la concejalía de Medio Ambiente, digámoslo así,  por recoger dos bidones de aceite tóxico en la rambla de Puça y hacerlo público en este periódico. En fin, es lo que hay, muchas administraciones locales se pasan la pelota de un tejado a otro y no se hace nada”, se lamenta . “En el lado contrario, de municipios que se han preocupado y están recuperando el entorno del río, estaría Novelda, sobre todo, y también Aspe, con actuaciones importante en el río Tarafa”.

 

 

Comparte esta noticia
Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

BÚSQUEDA POR TEMA:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>