El 22% de los pacientes que inicia diálisis en el Hospital de Elda elige la opción domiciliaria

 

Más del 22% de los pacientes con insuficiencia renal que inician un tratamiento de diálisis en el Hospital General Universitario de Elda eligen como opción la diálisis domiciliaria, según los datos del Servicio de Nefrología correspondientes a 2013, que reflejan que de los 18 pacientes que comenzaron el pasado año este tratamiento sustitutivo de la función renal, cuatro de ellos eligieron la diálisis peritoneal, es decir, la alternativa a la hemodiálisis que el Hospital de Elda ofrece y que el paciente debe realizar en su domicilio. Asimismo, los datos de prevalencia de diálisis domiciliaria se situaron en 2013 en torno al 14%, ya que del total de 96 pacientes en diálisis en el Hospital de Elda, 13 de ellos lleva a cabo la peritoneal y 83 se somete a hemodiálisis. 

Tal y como explica Mercedes Box, supervisora de Enfermería del Servicio de Nefrología del Hospital de Elda, “la diálisis peritoneal es un tratamiento sencillo por el que los usuarios realizan la diálisis por sí mismos en su domicilio, sin necesidad de acudir al Hospital. La diálisis se lleva a cabo a través de un catéter implantado en el abdomen del paciente de forma quirúrgica. A través de éste, el paciente introduce el líquido dializante en la cavidad  peritoneal, y cuando este líquido drena se reemplaza por otro fresco en el siguiente intercambio, lo que supone sacar el líquido que hay en la cavidad e insertar otro limpio. Se puede realizar en cualquier lugar limpio, y el único equipamiento necesario es una bolsa llena de líquido de diálisis y el tubo de plástico que viene pegado a la bolsa”.

Diálisis peritoneal_Hospital Elda

Una enfermera aplica el tratamiento de diálisis peritoneal a una paciente.

Para llevarlo a cabo de forma correcta, los pacientes deben aprender cómo se realiza todo el proceso, y es precisamente aquí donde las enfermeras cobran especial relevancia, ya que son ellas quienes enseñan a los usuarios cómo deben manipular el material para realizar de forma correcta los tratamientos. De hecho, de lunes a sábado, de 8 a 18 horas, hay siempre una enfermera encargada de la diálisis peritoneal. En este sentido, Mercedes Box indica que “el éxito del programa de diálisis peritoneal depende de la buena formación que reciba el paciente. Para ello, el trato debe ser individualizado, según las necesidades y problemas de salud del paciente. En algunos casos se enseña antes la técnica, mientras que en otros es necesario disminuir primero la ansiedad ante la nueva experiencia que supone la diálisis”.

Asimismo, la consulta de enfermería permite preparar física y psicológicamente a los pacientes con insuficiencia renal crónica preterminal que van a pasar a diálisis, explicándoles las opciones de tratamiento existentes y seleccionando las que son más apropiadas según las características de cada enfermo y sus hábitos de vida. En 2013 la consulta de enfermería atendió 57 primeras visitas y 664 sucesivas, cifras que reflejan la importancia de este recurso.

La experiencia de cuatro años desde la implantación de la consulta de enfermería nefrológica en el Hospital de Elda y la consiguiente potenciación de la diálisis peritoneal es valorada de forma positiva desde el Servicio. De hecho, la supervisora de Nefrología subraya “los beneficios de la consulta de enfermería, que sirve a los pacientes para conocer a fondo su enfermedad, disminuir su ansiedad y poder elegir el tratamiento según sus preferencias personales. Asimismo, para los profesionales de enfermería es una gran motivación esta consulta, que permite desarrollar el rol educador de la enfermera, al tiempo que retrasa la enfermedad renal y seleccionan el tipo de diálisis que es mejor para cada usuario, algo que también ha permitido potenciar el programa de diálisis peritoneal, al conocer mejor al paciente y ofrecer una mayor información. En definitiva, nuestros pacientes ahora tienen una mayor calidad asistencial y el acceso a la opción de diálisis que es mejor para ellos, dependiendo de sus características”.

Las diferencias en la aplicación de los dos tratamientos de diálisis que actualmente ofrece el Hospital de Elda son que con la hemodiálisis el paciente debe acudir tres veces por semana al Hospital para una máquina bombee su sangre a través de un filtro que extrae el agua y los desechos, y el tratamiento tiene una duración de entre 2 horas y media y 4 horas. Por su parte, con la diálisis peritoneal el paciente sólo acude al Hospital una vez al mes para los controles analíticos, de enfermería y médicos, pero es él mismo quien todos los días debe realizar una media de cuatro tratamientos, con una duración de entre 20 y 30 minutos.

Entre las ventajas de la diálisis peritoneal se encuentran la comodidad de poderla realizar en diversas ubicaciones, siempre que sean lugares limpios, lo que simplifica el poder trabajar o viajar, el horario flexible de los tratamientos y una mayor independencia, un tratamiento más suave, menos agresivo y con menos efectos secundarios, menos restricciones de dieta que la hemodiálisis, el hecho de que al tratarse de una diálisis continua simula el funcionamiento normal del riñón, un mejor control de la tensión arterial, y la prolongación de la función renal remanente. No obstante, el hecho de tener que llevar a cabo los intercambios cuatro veces al día, que el abdomen esté siempre lleno de líquido dializante o tener que seguir estrictamente los procedimientos para reducir el riesgo de infección, se sitúan como puntos en contra para un gran número de usuarios, que ya sea por elección propia o por motivos clínicos optan por la hemodiálisis.

Por último, Mercedes Box destaca que “tanto la hemodiálisis como la diálisis peritoneal son eficaces y ambas tienen ventajas e inconvenientes. Por ello es necesario valorar la situación y las preferencias de cada paciente, ya que va a ser lo que determine qué tipo de diálisis es más apropiada. La edad, las causas de la insuficiencia renal, la presencia de otras afecciones médicas y el estilo de vida son algunos de los factores que valoramos. No hay un tratamiento de diálisis que sea mejor para todos los pacientes, pero lo cierto es que para cada paciente, dependiendo de sus necesidades clínicas, su estilo de vida y sus preferencias personales, hay una diálisis que es más apropiada”. Los pacientes que realizan diálisis peritoneal son en general personal de mediana edad, que trabajan y que quieren mantenerse activos, realizando sus actividades normales, y sin tener que acudir al Hospital tres veces por semana.

 

Comparte esta noticia
Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

BÚSQUEDA POR TEMA:

Una respuesta a “El 22% de los pacientes que inicia diálisis en el Hospital de Elda elige la opción domiciliaria”

  1. ola bueonos dias ceria saver si mi mujer poide aser la dealisis en alemania
    claro ya lo se ce poide fijo pero me poide desir algen como y ce tengo ce aser
    yo estoy en nurtingen y la cero traer para aca
    somos de Bulgaria pero no savemos aleman la unica idioma ce savemos es bulgaro y manejamos maso menos el español
    ella estuvo asendo la dealisis en españa casi dos años y poco mas
    ai le descubreron la infermeda renal
    somos muy contentos de los medicos españoles
    del centro de Leon y el centro de A Coruña ce le precimos todo los esfuercos ce eseron por mi mujer y todolos de mas
    gracias

Responder a Goran Nenov Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>