Bienvenida primavera

Hace unos días pasé la tarde en uno de los escondites de la Asociación, y fue una de esas jornadas que “crean afición”. Fue la primavera en estado puro: tras una breve, pero intensa, lluvia de agua y granizo, el cielo se despejó y el campo se fue llenando de vida. Lamentablemente, no pude grabar ni fotografiar todo lo que vi, pero tomen nota que lo relato: divisé medio centenar de palomas torcaces, varias parejas de perdices, palomas bravías, alondras, un conejo, una collalba rubia, arruis, escribanos montesinos y verdecillos.

Con todo, nada como lo que tuve oportunidad de ver en directo, la primera vez que asisto a ello (espero que no sea la última): un ataque en picado de un ejemplar joven de águila perdicera (que desde la asociación no habíamos divisado todavía en el término, a pesar de lo cual es una de las aves incluidas en el libro-guía de la fauna vertebrada del paisaje protegido porque teníamos constancia de su presencia).  El ave rapaz descendió en picado desde el Alt de Peret a por las palomas que estaban comiendo delante del escondite. Todo ocurrió muy rápido, apenas cinco segundos; las presas se salvaron por un pelo (creo que había tantas que a la hora de la verdad el águila no supo a por cuál ir) y yo lamentablemente no tuve tiempo para registrarlo todo.

A todo ello, señalar también que estuve toda la tarde compartiendo la aventura con una serpiente de herradura de metro y medio de longitud, que ha hecho del escondite su hogar, donde vive y caza a la colonia de ratones de campo también asentados en la zona. En fin, qué más decir: bienvenida primavera.

Paloma torcaz aterrizando junto a otros ejemplares.

Arruí atento a lo que sucede alrededor.

Arrendajo.

Palomas torcaces.

Retrato de joven arruí.

Comparte esta noticia
Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

2 respuestas a “Bienvenida primavera”

  1. De los mejores vídeos que se han colgado en esta página. El conejo sin parar de “rosegar” la hierba, las torcaces comiendo los tallos del almendro, y los magníficos primeros planos increíbles de la pareja de perdices bebiendo, sin olvidarme de la tormenta de granizo.
    Tu labor ,Nestor, acercándonos todo lo que ocurre en la “vida salvaje ” de Petrer, es impagable.
    Así dá gusto. Gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>