Ruta als Castellarets

Fernando Prieto, autor de la página de senderismo y naturaleza Linkalicante, se ha decidido a colaborar con nosotros, y este es su primer artículo, en exclusiva para la publicación…¡Bienvenido, Fernando!

No soy natural de Petrer, sino de San Vicente. Sin embargo, en los últimos años he caminado mucho por estos lares. La Crestería del Fraile, Sierra del Caballo, el Cid, las Hermosas, el Guixop…

Para hoy, hemos decidido hacer la subida als Castellarets, “el pequeño Cid”, una ruta inédita para nosotros. Para documentarnos sobre el camino a seguir, ojeamos el cuaderno de Reme Millà (I hui on anem?) y el mapa fotográfico “Petrer, Tierra y Cielo”.

Ficha Técnica de la Ruta

• Distancia: 20 km
• Tiempo en movimiento: 5 horas
• Velocidad media: 4 km/h
• Dificultad: media/fácil

foto1


Amanece nublado. La Silla del Cid aparece cubierta por un jirón de niebla. A eso de las ocho comenzamos a caminar. Hoy nos dejamos el coche, salimos a pie desde la puerta de casa. Subiendo por la Foia, cogemos el camino del Rincón Bello. Pasamos bajo la Canal de Ferro y continuamos por la Rambla de Puça, que todavía arrastra agua de las últimas lluvias.

Poco después llegamos a la casa de “la Calera”. Nunca nos habíamos dado cuenta, pero resulta que junto a ella nace una senda. Hasta hay marcas blancas y amarillas. La senda sube de forma pronunciada para salir de la rambla, llegando a una carretera asfaltada. Mantenemos dirección.

Enseguida llegamos a un cruce, por el que también seguimos recto. Poco después una bifurcación. No tenemos muy claro qué camino seguir. A la derecha hay una rampa de hormigón, a la izquierda una senda de tierra. Finalmente nos vamos por la izquierda, que nos devuelve a la rambla a la altura del Molí de Salt. Sabemos entonces que nos hemos equivocado.

foto2

Subimos por la rambla hasta el Molino la Reja. Aquí salimos a la carretera de Catí, recién asfaltada. Seguimos por ella, cruzando el badén. Enseguida tomamos un desvío asfaltado a la derecha, que nos lleva a las puertas de una finca privada. Giramos otra vez a la derecha, por un camino de tierra.

Caminamos primero entre bancales. Poco después, el camino se convierte en senda. Aparecen las primeras coscojas, la vegetación es exuberante y todavía está húmeda, como la tierra, cubierta por el rocío. Da gusto encontrar el monte así. Llegamos a una subida en bastante mal estado, con mucha piedra suelta. Por suerte, el esfuerzo tiene recompensa: nos conduce hasta la casa de Mirabuenos, a la que tantas veces había querido subir.

foto3

Continuamos caminando, pasando de largo un camino a la derecha. Poco después vemos ante nosotros la carretera de Rabosa. Según el libro de Reme, debemos salir hasta ella. Pero según el mapa, deberíamos tomar un camino a la derecha que nos sacaría a la Casa de Vitorin. Finalmente tomamos una senda que sube entre pinos, y nos saca a un collado. Abajo está la casa que buscábamos, pero no hay senda hasta ella. Optamos por hacer una de las nuestras, descendemos campo a través.

En el nuevo camino, subimos en dirección als Castellarets, ahora justo delante. Descartamos una senda que sube a la izquierda (graso error, nos habría llevado a la cima dels Castellarets). En lugar de eso, seguimos por el camino, poco transitado, que va bordeando “el pequeño Cid” por su solana. El camino se convierte en senda, y llega casi a desaparecer. Con tantas equivocaciones, se ha hecho la hora de almorzar, así que decidimos hacer un alto. Disfrutamos del bocata y de las maravillosas vistas a partes iguales. Comentamos las opciones que tenemos para regresar.

foto4

Después del descanso, continuamos por la maltrecha senda. Tras unos momentos de desconcierto, acabamos saliendo a una nueva senda, esta con marcas blancas y amarillas. ¿La senda que une Rabosa con Castellarets? No lo tenemos muy claro, pero el caso es que la seguimos hacia la izquierda, hacia arriba.

Llegamos a un rellano, a los pies de unas paredes de roca. Y más dudas. ¿Seguimos o nos damos la vuelta? Seguimos. Subimos por un paso estrecho entre paredes verticales. Definitivamente, esto tiene toda la pinta de conducirnos hasta la cima dels Catellarets. Y así es. Al final, casi sin querer, hemos llegado hasta lo más alto. Nos paramos a disfrutar un momento de las vistas, y emprendemos el regreso.

foto5

La bajada la hacemos por una senda en la ombría dels Castellarets, con vistas a la zona de Rabosa. No tenemos muy claro a dónde nos sacará. Pronto salimos de dudas: es la que habíamos descartado un buen rato antes. Seguimos camino abajo, obviando dos nuevas sendas a la derecha y tomando la tercera, que es un camino. Una rampa rompepiernas, una curva entre bancales, y una senda entre pinos que nos lleva a un altiplano con vistas al refugio del Centro Excursionista de Petrer.

foto6

Nos acercamos un momento al refugio y después volvemos sobre nuestros pasos para empezar el descenso por el camino. Pronto tomamos una nueva senda a la izquierda. Serpenteando entre pinos, vamos perdiendo altura hasta que salimos al camino de hormigón que ya conocemos de la mañana. Pasando junto al caballo de la caravana, descendemos a la Rambla dels Molins, que nos lleva de vuelta a Petrer.
Al final, nos hemos dado un buen tute. Y lo mejor de todo, hemos descubierto muchas cosas que no conocíamos. Sin salir de Petrer. Así es el senderismo, así es la montaña, nunca deja de sorprenderte. Por eso creo que nunca me cansaré de caminar.

Comparte esta noticia
Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

7 respuestas a “Ruta als Castellarets”

  1. He seguido muchos de tus recorridos, en tú pagina Links de Alicante, y yá era hora de que te acordaras de nuestro pueblo.
    Bienvenido a Petreraldia.

  2. ¡Muy bien,Fer!
    Ya veo que la ruta te la “conocías a fondo”… hi…
    La próxima espero no sea en el Amazonas, pues te lo pongo “crudo”..más hi!
    Un abrazo y espero vengas algún día a recorrer con nosotros algún sendero en la zona de la sierra del Reclot o del Algayat.
    Un fuerte abrazo.
    Chimo.
    Grupo Senderista de La Algueña
    ¡Visita Agrupación Senderista de La Algueña en Facebook!

  3. Jejeje, Chimo, como la palma de mi mano. Pero eso es lo bueno, perderse de vez en cuando :)

    Por cierto, sí que me gustaría ir con vosotros un día, a ver si más adelante hay ocasión.

    Saludos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>