La UNIÓ de Llauradors consigue que la empresa concesionaria del Gasoducto “Elche-Monóvar-Algueña” se comprometa a causar el menor daño posible en el campo

LA UNIÓ de Llauradors ha mantenido varias reuniones con la empresa concesionaria del Gasoducto “Elche-Monóvar-Algueña”, Redexis Gas, con la que han llegado a importantes acuerdos en relación a la superficie agrícola perjudicada por las obras.

En este sentido, “la empresa ha trasladado a LA UNIÓ su preocupación real por reducir al máximo el daño en las fincas cultivadas con uva de mesa”, asegura José Antonio Rico, secretario comarcal de LA UNIÓ en el Vinalopó.

Así, el número de parcelas afectadas “ha pasado de las 7 hectáreas iniciales afectadas por el Gasoducto, a 7.000 metros de la variedad Aledo, que es lo mínimo posible y además serán indemnizadas”, informa. Esta reducción de superficie se ha conseguido “mediante pequeños cambios de dirección en las expropiaciones y desafecciones de algunas parcelas”, entre otras cuestiones.

LA UNIÓ, que representa al mayor colectivo de afectados por estas expropiaciones, ha alcanzado varios compromisos. Es el caso del riego que “en estas fechas y con la fuerte sequía que padecemos, varios días sin agua de riego pueden ser determinantes, por lo que Redexis Gas se asegurará que antes de cortar el agua en ninguna finca esté habilitada una tubería secundaria para su uso”, explica Rico.

Asimismo, otro inconveniente que podría dañar a la uva es el polvo generado por las obras, por lo que la empresa “se compromete a ir mojando el terreno con una cuba de agua”. Además, “ningún acceso a las fincas quedará cortado sin antes tener un camino paralelo”.

Sin duda, una cuestión que preocupa a los agricultores es que debido a las obras las estructuras propias del cultivo de uva de mesa sufran algún daño. Por ello, “antes de cortar ningún parral de una finca, restituirán las espalderas y toda la infraestructura necesaria”, indica.

Por lo que se refiere a la recolección, el secretario comarcal del Vinalopó asegura que “la empresa hará varios tramos en la expropiación para que afecte en la menor medida posible y se dejarán las fincas cultivadas con la variedad Moscatell, que no empezarán hasta el 25 de septiembre, para que a los agricultores les dé tiempo a recolectarla antes de esa fecha”. Con estas fechas, la empresa considera que “para diciembre habrá acabado las obras y tendrá recuperada la zona a nivel agrario”.

Por otro lado, a nivel social, Redexis asegura que las obras necesarias para paliar los efectos del Gasoducto serán efectuadas por gente de la zona, por lo que muestran su firme voluntad de generar empleo en la comarca.

Ante estos hechos, LA UNIÓ informa a los agricultores y vecinos del Vinalopó la voluntad de la empresa de causar el menor daño a sus explotaciones y se pone a disposición de todos los afectados para ayudarles en cualquier asunto que puedan necesitar.

Comparte esta noticia
Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>