Helí la gavilana en el reino del bosque (I)

5-(8)

Heli la gavilana en 2016, en su primer año de vida. Como siempre en este tipo de artículos, pincha sobre la imagen para verla ampliada y con gran definición.

Ya ha pasado mucho tiempo desde que empecé con esta aventura en mi vida, convirtiendo una afición creciente en auténtica pasión, pasión por la naturaleza.
 
Son ya más de 20 años con el cuaderno de campo y cámara en mano intentado descubrir y aprender la vida y costumbres de la fauna salvaje que habita en nuestros valles y montañas, y tantos años han dado para muchas historias y anécdotas, recuerdos que quedan grabados a fuego en la retina. En esta historia en concreto se produjo un vínculo especial con un animal en particular: Helí, la gavilana.

Helí la gavilana en 2016, en su primer año de vida:

5-(9)

5-(10)

5-(11)

Todo ocurre un pequeño pero maravilloso bosque, en algún lugar del valle, donde hace más de una década desde la Asociación de Amigos de L’Avaiol decidimos instalar un escondite fijo para observar y fotografiar la fauna que ronda estos ecosistemas.
 
Allí hace unos cinco años conocí por primera vez a la protagonista de esta historia. Helí era tan solo un pollo recién salida del nido, apenas tenía unos meses de vida, siendo ya una hembra de gavilán con un gran porte, aunque por supuesto sin experiencia.

Mäs imágenes de Helí de 2016:

5-(12)

2016

5-(15)

5-(14)

Poco a poco fueron pasando los días y fue adquiriendo velocidad y destreza en su vuelo a través de los innumerables obstáculos que ofrece el bosque. Se le daba muy bien la caza de pequeñas aves, siendo petirrojos, escribanos y zorzales sus presas más habituales.

Presas habituales de la gavilana en esta primera etapa:

curruca-capirotada-y-pinzon-vulgar

Curruca capirotda y pinzón vulgar.

zorzal-charlo.

Zorzal charlo.

 

verderones-y-verdecillo

Verderones y verdecillo.

 

piquituerto-(1)

Piquituterto.

 

hembra-de-lugano

Hembra de lúgano.

 

escribano-montesinos

Escribano montesinos.

 

Conforme fueron pasando los meses fue subiendo su nivel de presas, y empezó a atreverse con palomas torcaces y perdices, presas de mayor porte y dificultad para darles caza. Paso a paso comenzó a forjarse en la caza hasta convertirse en una guerrera del bosque, su sola presencia silenciaba el sonido del bosque.

Presas habituales en una segunda etapa:

paloma-bravia

Paloma bravía.

tortola-turca-(2)

Tórtola turca.

tortola-europea-(2)

Tórtola europea.

perdiz-roja-,

Perdiz roja.

paloma-torcaz-(1)

Paloma torcaz.

Al cabo de un año, casi sin saberlo, había conquistado el trono: ya había una reina en el bosque.

2017

Heli, fotografiada en 2017.

IMG_2822

Otra imagen de 2017.

 

Y nosotros, motivados por la frecuencia de visitas de esta preciosa gavilana a nuestro escondite, nos volcamos casi exclusivamente en observar y fotografiar a esta joya alada, pues es una de las especies más difíciles de observar en libertad, ya que casi siempre permanece oculta.
 
Pero todo no fue un camino de rosas: los inviernos eran muy duros, pues las presas escasean y cada vez es más difícil su captura. Aunque este no iba a ser su mayor problema. Cuando Helí tenía casi dos años de edad, una hembra adulta y veterana de cernícalo vulgar apareció en su reino con intenciones claras de quedarse con él, pues ese bosque es un excepcional sitio de caza.

6-(3)

Fotografía de la cernícalo vulgar que atormentó durante meses a Helí.

Recuerdo perfectamente esas semanas de tensión y enfrentamientos entre ambas rapaces. Pero hubo un día en que la historia cambió de golpe. Helí acababa de cazar y estaba encima de su presa a punto de empezar a desplumarla cuando de la nada apareció la cernícala para intentar robarle la comida.

6-(9)

Persistente y tenaz, la cernícalo vulgar se las tuvo tiesas con la gavilana.

6-(4)

Solamente hay espacio para una reina…

La gavilana, en un ataque de furia, comenzó a atacar a su archienemiga, desplegando eléctricos vuelos y sus garras afiladas como cuchillas. Después de varios lances consiguió espantar por fin de una vez por todas a su competencia; la cernícala salió tan escarmentada que no volvimos a verla por la zona.

2018

La gavilana en 2018.

IMG_7938

Tras desmoralizar a la cernícalo vulgar, Helí vuelve a reinar en el bosque.

Más imágenes de 2018:

IMG_8044

IMG_8087---copia

IMG_8116---copia-(2)

Después de la tormenta llegó la calma, pasó el invienor sin mayores dificultades y la primavera dio paso a su primer año como hembra reproductora, pero esta parte de la historia la dejamos para más adelante… Continuará.

Comparte esta noticia
Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

Una respuesta a “Helí la gavilana en el reino del bosque (I)”

Responder a gorka Herrero Hernán Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>