Fotografía de aves. Disparos a escondidas

*Nota: Artículo publicado originalmente en la Revista FORESTA. Asociación y Colegio Oficial de Ingenieros Técnicos Forestales. Nº 64.

La fotografía desde escondites o aguardos es una técnica tradicionalmente empleada para poder fotografiar o filmar con detalle muchas especies de aves. La principal diferencia entre una imagen tomada desde un escondite y otra tomada mientras damos un paseo por el campo es la distancia a la que van a estar las aves. Trabajar en un escondite nos permitirá obtener detalles que de otra manera no conseguiríamos.

Para lograr buenas imágenes de aves es necesario estar muy cerca de ellas. El problema es que no suelen dejar que nos acerquemos, ya que son animales salvajes que están adaptados a su hábitat y que suelen percibir nuestra presencia como una amenaza.

Antes de su expansión como oferta de negocio, los escondites de fotografía eran preparados por los fotógrafos que querían obtener la imagen de una determinada especie, para lo cual había que localizar los ejemplares en su medio, estudiar su comportamiento y sus hábitos, y a partir de ahí, colocar un escondite camuflado con el entorno, próximo a sus lugares de caza, descanso, cría, vigilancia o a sus bebederos o comederos habituales, siempre respetando los nidos y evitando molestar a los animales.

Hay que tener en cuenta que al colocar un observatorio camuflado las aves se tienen que adaptar a los cambios producidos en su hábitat, para lo cual aquel debe permanecer en el lugar varios días antes de que podamos empezar a entrar en el mismo, a ser posible sin ser vistos. En general, se trata de un proceso lento y cuidadoso, en el que prima el más absoluto respeto por los animales que queremos fotografiar. No se trata de obtener la foto a cualquier precio sino de poder observar el espécimen sin molestarlo.

fotografía-de-aves-instructions-recomendaciones-1

Petirrojo: ISO800-v1/250-f4,0-Cámara Canon 6D. Objetivo Canon 500mm. Un gesto o una postura pueden marcar la diferencia de nuestra foto. En este caso, un petirrojo apoyado sobre una pata y la tonalidad del plumaje en sintonía con los tonos del fondo.

fotografía-de-aves-instructions-recomendaciones-2

Águila perdicera: ISO800-v1/350-f11 Cámara Canon 6D. Objetivo Canon 500mm
Desde las altas cumbres que domina el águila perdicera podemos realizar fotos
que la encuadren en su medio.

fotografía-de-aves-instructions-recomendaciones-3

Mirlo en la nieve: ISO1250-v1/160-f5,6 Cámara Canon 7D. Objetivo Canon 100-400 mm.
Días de invierno, en principio adversos, nos permiten hacer fotografías diferentes.
En este caso la nieve del fondo contrasta con el negro del mirlo y las bayas rojas del serbal.

fotografía-de-aves-instructions-recomendaciones-4

Herrerillo entre flores: ISO320-v1/250-f5,6- Cámara Canon 7D. Objetivo Canon 100-400 mm.
Si nos centramos únicamente en los primeros planos del ave que queremos fotografiar podemos perder oportunidades compositivas o coloristas como en este caso. Aprovechamos la floración de los árboles de jardín en primavera para realizar esta composición.

 

fotografía-de-aves-instructions-recomendaciones-5

Cigüeñuela reflejada: ISO200-v1/640-f8-Canon 7DmarkII. Objetivo Canon 500 mm x 1,4 Los reflejos en la fotografía nos proporcionan composiciones estéticamente llamativas. Si además jugamos con la inversión del modelo pueden quedar imágenes originales.

Sin embargo, en muchas ocasiones este esfuerzo no obtiene la recompensa esperada a causa del recelo y la desconfianza de los animales. Otras veces, en el mejor de los casos y por poner un ejemplo, puede llegar a costar años ganarse la confianza de una pareja de águilas reales para que acepten la presencia humana y se dejen fotografiar.

Por eso, este trabajo se basa en interminables horas de observación, unas veces desde dentro del escondite y otras desde fuera, para estudiar el comportamiento de la especie. Muchas de estas observaciones suponen permanecer en el escondite desde el amanecer hasta el ocaso para no ser descubiertos por las aves, siendo muchos más numerosos los días infructuosos que los exitosos.

Actualmente, los escondites para fotografía, también conocidos por su vocablo inglés hide, se han puesto de moda como una alternativa para aquellos amantes de la fotografía de la naturaleza, especialmente de la fotografía de aves, que no tienen tiempo o la posibilidad de trabajar una especie para poder acercarse a ella lo suficiente sin que recele.

En este caso, el trabajo de preparación, instalación, mantenimiento y gestión de permisos lo realizan especialistas que han encontrado en la fotografía de aves una fuente de ingresos. Sin embargo, nada garantiza el éxito por muy adecuado que sea el observatorio. Nada permite asegurar que las aves vayan a venir a las inmediaciones de nuestros escondites o a los posaderos colocados previamente, y en numerosos casos habrá que dedicar varios días para alcanzar el objetivo deseado.

No debemos olvidar que algunas de las especies que vamos a fotografiar están protegidas por la normativa medioambiental y, en otros casos, estaremos en espacios naturales protegidos, por lo que necesitaremos los correspondientes permisos. Tampoco tenemos que olvidar pedir permiso al propietario del terreno donde queramos instalar nuestro escondite.

fotografía-de-aves-instructions-recomendaciones-6

Grullas: ISO200-v1/800-f8-Cámara Canon 7D. Objetivo Tamron 17-50mm.
En ocasiones podemos prescindir de los grandes teleobjetivos y fotografiar las aves con angulares de forma que observemos el comportamiento en su hábitat.

fotografía-de-aves-instructions-recomendaciones-7

Ceba de picogordos: ISO1600-v1/1000-f5,6- Cámara Canon 6D. Objetivo Canon 100-400 mm. Captar momentos como la ceba del macho a la hembra de una pareja de picogordos proporcionan dinamismo y colorido a nuestra foto.

fotografía-de-aves-instructions-recomendaciones-8

Avutarda: ISO800-v1/640-f5,6-Cámara Canon 7D markII. Objetivo Canon 500 mm x1,4
El mejor momento para poder fotografiar las avutardas es la época de celo. Los machos hacen gala de su plumaje y su particular cortejo para llamar la atención de las hembras. Evitando un primer plano demasiado cerrado dejamos intuir su hábitat estepario en la foto.

fotografía-de-aves-instructions-recomendaciones-9

Azor: ISO1600-v1/750-f4-Cámara Canon 6D. Objetivo Canon 500 mm
Fotografiar los momentos en los que un joven azor acaba de capturar una paloma y mantiene su actitud altiva y dominante merecen primeros planos en los que se puedan observar la belleza de estas aves.

Equipo y accesorios

El equipo necesario para este tipo de fotografía se basa fundamentalmente en el uso de teleobjetivos potentes, es decir, distancias focales a partir de 300 mm y lo más luminosos posible.

Es fundamental acoplarlos a cámaras réflex y montar el conjunto sobre trípodes estables y resistentes.

También se hacen imprescindibles los multiplicadores de focal, siendo los más adecuados los que convierten nuestra focal x 1,4 o x 2 aumentos.

Aparte del equipo técnico indispensable para este tipo de fotografía, hay que añadir accesorios como prismáticos, redes de camuflaje, ropa de abrigo, sillas plegables y, lo más importante, paciencia y respeto por la naturaleza.

El fotógrafo debe tener muy claro lo que va a hacer.

No se trata de tener el mayor teleobjetivo y más caro del mercado para hacer una buena fotografía. Es más importante el cuidado de los detalles en los escondites, su buena ubicación, la perseverancia en las observaciones, el conocimiento de los animales y el respeto por las especies que quiere fotografiar y su medio.

Una vez ganada la confianza de los especímenes, será la habilidad del fotógrafo, las condiciones ambientales y la suerte las que permitan captar la imagen deseada.

fotografía-de-aves-instructions-recomendaciones-10

Escribano triguero: ISO400-v1/1000-f8-Cámara Canon 7D markII: Objetivo Canon 100-400 mm. La vegetación, en este caso uno de sus posaderos habituales de primavera, encuadra a este escribano triguero

fotografía-de-aves-instructions-recomendaciones-14

Pareja de abejarucos: ISO800-v1/2000-f5,6-Cámara Canon 7D. Objetivo Canon 100-400 mm. Un día nublado, un fondo con unos colores parecidos al plumaje de las aves, una composición en diagonal y obtenemos esta fotografía de una pareja de abejarucos.

fotografía-de-aves-instructions-recomendaciones-11

Camachuelo: ISO 400-v1/640-f4-Cámara Canon 7D. Objetivo Canon 500 mm.
A veces, el colorido de nuestros protagonistas, como en el caso de este camachuelo común, es suficiente para crear una escena llena de contenido.

fotografía-de-aves-instructions-recomendaciones-15

Rabilargo: ISO2500-v1/125- f5,6-Cámara Canon 6D. Objetivo Canon 500 mm.
Cuando las aves tienen un comportamiento gregario, como los rabilargos, es importante disponer de posaderos que permitan aislarlas del conjunto si lo que queremos es,
por ejemplo, captar la belleza de su plumaje.

fotografía-de-aves-instructions-recomendaciones-16

Pico mediano: ISO500-v1/1250-f5,6- Cámara Canon 7D. Objetivo Canon 100-400 mm. Utilizar el mismo tipo de vegetación en nuestros posaderos que la del entorno nos proporciona fotografías más naturales. Si además aprovechamos las primeras luces de la mañana, los tonos cálidos de la madera y el fondo combinarán con las plumas rojizas de nuestro modelo.

Tipos de escondites

En función de la especie que queramos fotografiar podemos encontrar escondites camuflados entre la vegetación o las rocas a nivel del suelo, elevados unos cuantos metros o flotando sobre el agua, hasta “hidrohides”, plataformas flotantes sobre las que el fotógrafo coloca su cámara mientras se esconde con el cuerpo sumergido, normalmente protegido con un traje de neopreno, para aproximarse hasta los lugares donde se encuentren las aves.

Otro tipo de escondite que pasa muy desapercibido es aquel que se levanta solo unos pocos centímetros del suelo y donde el fotógrafo tiene que permanecer tumbado durante horas. Este tipo de aguardos son muy discretos y apenas visibles, y permiten obtener imágenes con otra perspectiva.

En otras ocasiones, y siempre y cuando no nos detecten, podemos utilizar nuestro coche como escondite ya que las aves, en general, suelen confiarse más de los vehículos.

fotografía-de-aves-instructions-recomendaciones-19

Buitres en estampida: ISO1600-v1/1000-f4,5-Cámara Canon 6D. Objetivo Canon 100-400 mm. Si utilizamos teleobjetivos con zoom y nos encontramos con situaciones en las que el primer plano deja de tener relevancia podemos variar nuestra distancia focal para captar momentos únicos

fotografía-de-aves-instructions-recomendaciones-20

Escondite con redes de camuflaje: ISO400-v1/100-f9-Cámara Canon 6D. Objetivo Canon 24-105 mm. Una mata de carrasca sirve para colocar unas redes de camuflaje entre sus pies, de forma que el escondite quede totalmente integrado con el entorno.

fotografía-de-aves-instructions-recomendaciones-21

Buitres en la niebla: ISO800-v1/250-f5,6- Cámara Canon 7D. Objetivo Canon 100-400 mm.
Aprovechar los inconvenientes como puede suponer la pérdida de visibilidad por la niebla aporta a nuestras fotos otro punto de vista. En este caso, no se trataba de niebla, sino de un escondite con un cristal espía que se empañó por la humedad ambiente.

fotografía-de-aves-instructions-recomendaciones-22

Retrato de cuervo: ISO800-v1/800-f4- Cámara Canon 7D. Objetivo Canon 500 mm. En ocasiones las aves se nos acercan tanto que lo más oportuno es centrarnos en primeros planos. En este caso esta fotografía de un cuervo que recibía la luz lateralmente nos permite observar los detalles de su cabeza.

fotografía-de-aves-instructions-recomendaciones-23

Milano llegando al posadero: ISO1600-v1/800-f4- Cámara Canon 7D markII. Objetivo Canon 500 mm. Después de una tormenta vespertina, los últimos rayos de sol iluminaron a este joven milano negro llegando a su posadero. Aprovechar estas luces que duran escasos minutos es una recompensa después de una larga espera.

Especies

Podemos fotografiar todas las especies de aves que queramos, teniendo en cuenta siempre que unas son mucho más esquivas y recelosas que otras. En general, las grandes rapaces son las especies más difíciles de fotografiar, y pequeñas aves como petirrojos, carboneros y pinzones, de las más confiadas.

La fotografía de rapaces suele ser una disciplina difícil pero muy gratificante. Es fundamental el conocimiento exhaustivo de su medio y el comportamiento de la especie, épocas de celo, zonas de anidamiento, campeo y caza, sus posaderos habituales, desde donde vigilan y detectan a sus presas, las especies que cazan y horas a las que cazan o descansan.

Esta labor de documentación hay que complementarla con un largo trabajo de campo, elegir el escondite, diseñar el posadero y ponerles un cebo, normalmente comida, para atraerlas a las zonas adecuadas. Suelen ser lugares tranquilos y alejados de carreteras o caminos, lo que por otro lado supone otro inconveniente añadido al fotógrafo, pues ha de trasportar hasta allí el equipo de fotografía y la comida de las aves.

La manera de atraerlas dependerá del tipo de alimentación que tenga cada especie. Por ejemplo, las aves carroñeras como los buitres leonados, alimoches o milanos negros acudirán a comer la carroña que previamente se haya colocado.

Grandes rapaces como el águila real o el águila imperial acudirán a cebos como palomas o conejos, vivos o muertos.

Y rapaces más pequeñas como el cernícalo o el busardo ratonero acudirán atraída su atención con cebos menores, como ratones.

Otro grupo de aves que resulta relativamente fácil de fotografiar son las pequeñas aves del Orden Paseriformes, ya que acuden a los bebederos y comederos con bastante regularidad y suelen acostumbrarse rápidamente a los escondites y a la presencia humana.

Lo fundamental es que no les falte agua y comida para que adquieran la querencia de acudir al lugar regularmente. Al lado de estos puntos se colocan piedras, ramas u otros elementos desde donde las aves puedan comer o beber cómodamente, buscando en este caso composiciones bonitas y la ausencia de objetos que molesten a la hora de hacer la fotografía.

Y por último, tenemos el grupo de aves acuáticas, que además de poderlas fotografiar directamente, el fotógrafo dispone del agua como elemento compositivo que proporciona reflejos o brillos que pueden resultar muy llamativos.

Para capturar imágenes de este grupo de aves el fotógrafo debe acercarse a los lugares donde se encuentran. Este acercamiento se puede hacer bien mediante la instalación de un escondite fijo, al que las aves pueden aproximarse, o bien con escondites flotantes camuflados que permiten la movilidad del fotógrafo.

De una u otra manera, si se logra el difícil objetivo de fotografiar las aves, los resultados pueden ser imágenes espectaculares que nos permitan admirar aún más su belleza.

fotografía-de-aves-instructions-recomendaciones-26

Mochuelo saltando: ISO3200-v1/4000-f4-. Cámara Canon 6D. Objetivo Canon 500 mm.
Esperar y prever las acciones de las aves nos pueden proporcionar imágenes divertidas,
como este mochuelo saltando de un posadero a otro.

fotografía-de-aves-instructions-recomendaciones-27

Cernícalos primilla: ISO500-v1/2000-f4- Canon 7D markII. Objetivo Canon 500 mm.
Conocer las épocas de celo del cernícalo primilla nos permite fotografiar a machos y hembras juntos, y poder así observar las diferencias de su plumaje.

fotografía-de-aves-instructions-recomendaciones-31

Milano real en vuelo: ISO800-v1/2500-f4- Cámara Canon 7D. Objetivo Canon 500 mm
Cuando utilizamos lentes fijas puede ocurrir que las aves no nos quepan en el encuadre. Aprovechamos, en este caso, las diagonales de las alas y la cola del milano para componer la fotografía.

fotografía-de-aves-instructions-recomendaciones-32

Mirlo en el baño: ISO1600-v1/350-f4,0-. Cámara Canon 6D. Objetivo Canon 500 mm.
Primeros planos, combinados con la acción propia del comportamiento de las aves, nos permite obtener fotografías muy dinámicas.

fotografía-de-aves-instructions-recomendaciones-451

Águila imperial: ISO3200-v1/350-f5,6- Cámara Canon 6D. Objetivo Canon 500 mm.
Para fotografiar grandes rapaces es fundamental acostumbrarlas a posaderos naturales, en este caso un viejo tronco de alcornoque. A partir de ahí un gesto o una postura harán el resto.

 

Comparte esta noticia
Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>