El Cernícalo Vulgar. Parte I

Todo esto empezó con la instalación de uno de mis Hides pensado, en este caso, para la fotografía de abejarucos en un posadero colocado para estas aves, pero que no estuvo lo frecuentado que hubiese deseado, y que no dio mucho resultado fotográfico, pero que se acabó convirtiendo en un estupendo observatorio, (de  ahí que lo pasara a llamar “topera observatorio”). Desde él veía el ir y venir de una pareja de oropéndolas que volaban entre dos grandes grupos de árboles, también observaba el continuo trabajo de los abejarucos excavando sus galerías y tirando la tierra al exterior, también descubrí la oquedad donde una pareja de mochuelos jugaban a papas y mamas, y desde este lugar avisté el frecuente vuelo , sospechosamente continuo, deun macho de cernícalo  que tenía varios posaderos por la zona y pasaba largos ratos en ellos, tanto que me hizo pensar que algo se gestaba en aquel lugar.

El cernícalo vulgar o cernícalo común, es un ave fascinante, familia de los falconiformes, a la que yo llamo hermana pequeña del halcón, y que nunca había podido fotografiar, pese a hacer varios seguimientos que siempre acabaron en algún risco inaccesible para el alcance de un teleobjetivo; alcance que diera un resultado aceptable.

Fue precisamente por eso por lo que me sorprendía tanto que en aquel enclave quebrado pero sin excesivas grandes alturas existiese un buen lugar para que esta pareja se decidiese a criar allí.

Tras varios avistamientos bastante indicativos localicé el hueco “epicentro” de todo, y fue precisamente mi mujer Rosana la que con gran emoción avistó por primera vez dos cabecitas blancas, ya no demasiado pequeñas.

Hasta este descubrimiento fueron muchas las horas  de observación, algunas sin resultado y no demasiado cómodas, puesto que a mi  “topera observatorio” no le cogía ni la silla y había que estar sentado en el suelo, pero ahora ya teníamos lo principal.

Instalé un hide que cubría la zona de nidificación y algún posadero, y al mismo tiempo  nos hacia un papel de magnifico observatorio para los movimientos de los padres; desde esta “topera” pudimos comprobar que una vez nacidos los pollos, es la hembra la que domina la zona de cría, cazando en ocasiones cerca del nido presas que van desde un gusano, a un ratón de campo o aves de pequeño tamaño; y esto sucedía así hasta el punto de que en una ocasión, mi hermano Guillermo, que también ha realizado  largas esperas, avistó una captura del macho cerca del nido y quedó sorprendido cuando vio a la hembra arrebatarle a su “marido” la presa en un rápido vuelo rasante, presa que llevó de inmediato a su prole.

Eran relativamente frecuentes las broncas que la hembra le regalaba al macho cuando este aparecía por el nido, propias de un matrimonio mal avenido:

-          Tu a cazar, ¡no te quiero ver holgazaneando por aquí!

Parecía decirle.

Con el paso de los días pudimos comprobar de los puntos en donde  hacían algunas paradas más o menos prolongadas, puntos bastante habituales, en  alguna ocasión con la caza en las garras, y nos propusimos fotografiarlos allí. (Algunas de las fotografías resultantes  las mostraremos próximamente, en una segunda parte).

Comparte esta noticia
Share on Facebook1Tweet about this on Twitter1Share on Google+0

7 respuestas a “El Cernícalo Vulgar. Parte I”

  1. Fantástico reportaje y muy ameno de leer.
    Os animo a seguir con tan bonita afición y espero impaciente nuevos documentos con los que deleitarme.

    Un saludo.

    P.D.

    Por cierto, vulgares somos los humanos, estas aves no tienen nada de vulgar ;)

    1. Belinjones, muchas gracias por tus palabras, las agradezco de verdad y me animan para continuar. Espero que te guste tambien la segunda parte.
      Un cordial saludo.
      Moisés.

  2. Muy bueno Moi,como se nota el trabajo bien hecho,se de buena tinta los meses que llevas currando junto a tu hermano Guille y aqui el resultado,gracias por traernos estas imagenes ,estan muy guapas y seguro que la segunda parte sera la traca final ,ya tengo ganas de verlas,mi enhorabuena por todo,por la historia de estas fotos y por ellas principalmente.SALUDOS….A POR LA GARDUÑA,Moi tengo el presentimiento que esta vez si vas a conseguir fotografiarla,se acerca el dia.

  3. Unas fotos chulísimas y un texto muy interesante y currado.Enhorabuena a los hermanos Moi y Guille por acercarnos un ave tan interesante y escurridiza como el cernícalo.

    1. Muchas gracias, la segunda parte estará lista en unos dias, espero que guste por lo menos como la primera.
      un saludo.
      Moisés.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>