Inspector Puelles vs. Alberto Saiz

medalla-de-oro-vs-medalla-de-hojalata1

oro1 Inspector del C.N.P. Eduardo Puelles

El pasado viernes, los españoles acudíamos al trabajo y nos estremecíamos con la noticia de un nuevo asesinato de ETA: el Inspector del Cuerpo Nacional de Policía Eduardo Puelles perecía calcinado en su coche, tras explosionar una bomba lapa, colocada por los terroristas vascos. Nuevamente la barbarie, la miseria humana, los detritus de la sociedad, matando a un servidor del Estado, a una persona cuya profesión era precisamente la de intentar protegernos a todos de las acciones de estos desalmados, y ¡bien que lo iba logrando!, pues con su buen quehacer, no menos de 70 miembros o colaboradores de ETA fueron detenidos. ¡Qué pena que no pudiese enjaular a otros 70, 100…. a toda esa escoria humana!

Pero del dolor (a mi me causó un tremendo impacto emocional ver y escuchar en directo al Lehendakari y a la viuda del policía asesinado) hay que pasar inmediatamente a la acción. Quiero creer que esta víctima del terror marca una línea clara entre el ayer y el mañana. Hemos vivido años de dudas, de verdades a medias, de hipocresías nacionalistas, de negociaciones (¿qué hay que negociar?) baldías, de confusiones y hasta de enfrentamientos entre los dos Partidos Políticos dominantes en la vida nacional. ¡Punto final a posicionamientos y discursos más o menos torticeros! El nuevo capítulo, creo que el capítulo final de este libro macabro de ETA, lo ha empezado a escribir el Inspector Puelles con su sangre. Un capítulo heroico que finalizará con la derrota indudable de los talibanes vascos, fanáticos sin objetivos que desgraciadamente han contado durante muchos años con la “comprensión” de parte de la sociedad vasca.

¿Y por qué creo que este último capítulo va a tener pocas páginas? Pues porque percibo UNIDAD política, policial y ¡ojalá! también judicial y social. Las voces a las que hay que escuchar son las de Patxi López, las de Rodríguez Zapatero, las de Rajoy. Las imágenes que hay que ver son las de la Ertzaintza, la Guardia Civil y la Policía Nacional portando el féretro del héroe caído. Afortunadamente, voces y rostros como los de Arzallus (árboles y nueces, chicos de la gasolina… ¡cuánta sandez!), Setienes (en plural) e Ibarretxes quedan para la memoria histórica… para la nada histórica.

¡Qué precio tan duro, tan alto hay que pagar por tener unos átomos de esperanza! Quiero creer…

Cuando finalizo estas líneas nos llega la buena noticia de la detención de un nuevo comando etarra. Tres buitres más a la jaula… Por cierto… ¿por qué no reabrir el penal de Chinchilla para ir dando alojamiento a los muchos que están “pidiendo habitación”? ¡Se está tan bien ahí…! Sobre todo, en invierno.

hojalata2SAIZ, Alberto vs  BOND, James

Nuevamente los Servicios Secretos españoles ocupan las primeras páginas de los periódicos nacionales, tras la publicación de una serie de hechos, indicios, noticias y comentarios que mueven a la perplejidad, cuando no producen sonrojo.

Por definición, todo servicio secreto, todo entramado de Inteligencia y Seguridad nacionales, debe preservarse del general conocimiento y gozar de determinados privilegios de discreción y opacidad, necesarios para desarrollar su delicada labor. En ese sentido, son mundialmente reconocidos los servicios de inteligencia israelí (el Mossad), la CIA americana y algún otro. En España, ayer el CESID, hoy el C.N.I. tendrían que desarrollar misiones de información, infiltración y conocimiento de potenciales peligros para el Estado, con el fin de abortar cualquier acción que pueda poner en peligro la seguridad exterior e interior de España. ETA, nuestro enclave geográfico, los islamismos cercanos, son campos en los que los espías españoles deben trabajar… olvidándose de otras actividades más propias de la prensa sensacionalista o del corazón. ¿Quiero decir que los servicios de inteligencia españoles son una frivolidad? Con firmeza, NO. Estoy seguro que los profesionales que ahí trabajan, lo hacen con seriedad, rigor y obtienen muchos de los éxitos que persiguen. ¡Cuántas acciones no se habrán abortado precisamente por un buen hacer informativo! Vamos ahora con las portadas.

¿Por qué, presuntamente, el Jefe del C.N.I. es fotografiado en Mali y Senegal pescando peces espada? ¿Por qué se tratan de trucar fotos intentando ocultar la evidencia? ¿La pesca en Mali era una labor profesional o lúdica? ¿Ocultaban los peces capturados en sus entrañas grabadoras para registrar conversaciones comprometedoras para España? Eso lo respondería mejor el Sr. Bond, no el Sr. Saiz.

¿Es de alto interés estratégico comprar cosechas de patatas a familiares? ¿Se esconden en los tubérculos informaciones encriptadas sobre nuevos plaguicidas para los alimentos?

¿Acaso son necesarios los servicios de personas que trabajan en ese organismo público para limpiar piscinas privadas? ¿Puede ser que el agua de esas piscinas la haya contaminado algún “espía venido del frío”…?

¿Y el polígrafo, la máquina de la verdad? Una pena que Julián Lago, el periodista que la popularizó no pueda darnos más luz al respecto, por causa de su estúpido accidente de tráfico. Al menos uno se consuela cuando se emplean estos métodos altamente civilizados, y no como se hacía antaño de arrancar las uñas con tenazas o tenacillas (el dolor es el mismo).

Como siempre que se desvelan episodios de este jaez, lo que se exige de inmediato es la clarificación de los hechos, depuración de responsabilidades si las hubiese y reformas de los procedimientos internos para que se trabaje con eficacia y con la reserva necesarias.

No quisiera que los Servicios Secretos Españoles sirviesen como guión de películas estilo OO7 y menos aún de próximas entregas de… ¡TORRENTE! Que así no sea.

Comparte esta noticia
Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

Una respuesta a “Inspector Puelles vs. Alberto Saiz”

  1. Estoy contigo en lo del Inspector Puelles, creo que ha habido un giro en la dinámica y ETA se va quedando sin apoyos, ¿pero se la rematará? Llevamos mucho tiempo escuchando que la banda terrorista está en las últimas…, pero sigue estando ahí. El problema es que desde las escuelas, las calles, se sigue alimentando el odio al español y lo español, y si cortas una cabeza sale otra…, aunque cada vez más pequeña.

    Respecto al diálogo, han sido muy pocos los terrorismos que han finalizado sin el mismo, pero estos criminales han malgastado ya muchas oportunidades. Así que creo que de haber contactos la cosa debe ser un monólogo donde la democracia impone una rendición sin condiciones.

    Respecto al CNI, parecen ser otros funcionarios más chupando del bote, además en posiciones de mayor poder, lo que abre las posibilidades de corrupción. Creo que entre la crisis, los escándalos de corrupción, episodios como este y demás, la clase dirigente y el Estado como tal nunca había estado tan depauperado. Yo hace 10 años que no voto y me reafirmo, sálvese quien pueda!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>