“El mundo mágico de las montañas”

Trato de encontrar un titular espectacular para este artículo, pero documentándome en Internet, veo que sobre ella hay unas 74.000 entradas y me agobio. No doy con esa palabra corta, certera y brillante, que defina sin más la personalidad de esta joven que ha querido unirse a la fiesta de la literatura montañera eldense. No encuentro el titular porque no es fácil.

Podría deciros que la conferencia con la que Ester Sabadell abrirá el coloquio, es un verdadero ”regalo para los montañeros”, pero no sería totalmente acertado, por cuanto en esta barcelonesa, concurren valores que, a mi juicio, transcienden del mundo de la montaña por mucho que pesen en su historial los glaciares de Tierra de Fuego, o de la Antártida de Scott o Amundsen, donde alcanzó cimas vírgenes; por no mencionar sus logros en el Himalaya coronando el Narga Parbat (8125), el Broad Peak (8047) y recientemente el Manaslu (8163).

ester-sabadell1

Descarto el titular rimbombante: “Ester, Diosa de la aventura”, y no es que no le cuadre a su historial aventurero, habiendo hecho la travesía invernal al Pirineo, desde el Cantábrico al Mediterráneo, o recorrido los casi 800 kilómetros por el mismísimo desierto líbico entre Siwa y Dajla, para emular a Gerhard Rohlfs. No, sencillamente son titulares que no van con su mirada dulce de niña traviesa, que en nada delata su profesión de economista (Licenciada en Dirección y Administración de Empresa), su limpia sonrisa, no casa con algebraicos menesteres; menos todavía con la cultura del pelotazo o el económico interés, algo de lo que, personalmente, puedo dar fe.

¡Ya sé! “Ester al filo de la palabra”… No, tampoco. Reconozco que he querido hacer una burda originalidad, un juego de palabras, mezclando el acto de esta tarde con su extraordinaria labor de filmación, en el equipo de “Al filo de lo imposible”, con el que comenzó a colaborar en 2001 escalando el Ama Dablan, la montaña sagrada de los sherpas. Pero no sirve, pues sólo define parcialmente lo que yo intuyo debe ser la personalidad de una mujer tan luchadora como Ester Sabadell.

Decido documentarme a la manera clásica, y busco entre mis archivos el DVD comercializado por TV Española, que recoge su ascensión de la Integral Peuterey, al Mont Blanc en el año 2002, junto a Elena de Castro, otra excelente escaladora. Verla escalar por la exigente cresta con su aparente fragilidad convierte la ruta de la arista más larga de Europa, en una auténtica belleza de ritmo y alegría; tanta que dan ganas de haber estado allí, a pesar de los abismos e incertidumbres… He disfrutado con el reportaje, pero he de seguir buceando entre el currículo de esta chica, cuyo rostro ya me es familiar.

ester-sabadell-2

¡Lo encontré! “Compromiso”. Es la palabra que mejor la retrata, el titular mágico que le va, que ni pintado… pero no… digo sí…, pero es que hay más, pues “Superación” también la define; compromiso con todo lo que hace y cómo lo hace. Es algo que se ve, en ella, incluso detrás de las grandes gafas de alpinista, que le ocultan sus bonitos ojos, que yo diría que son entre, verdes como la naturaleza que pisa, y azules como el cielo que corona las metas de su vida de alpinista. Ojos inquietos, curiosos y activos. Una vez un periodista le preguntó cuál era la cosa que más le interesaba, además de la montaña, y ella respondió: “La montaña”. Me pareció la respuesta genial de una “grande” del alpinismo. Su compromiso con todo, no sólo con la montaña, le hace participar en proyectos solidarios de cooperación, como el que lleva realizando desde hace años con el pueblo Hushé en el norte de Pakistán.

Sí, también superación, seria, tremenda y dolosa, pero igualmente esforzada y larga; fantástica recuperación la que tuvo que imponerse Ester para seguir viviendo la vida que a ella le hace vivir. Pero incluso “Superación” me parece un titular pobre, para definir la voluntad de esta mujer a la que un día, cuando se encontraba grabando un programa de descenso de barrancos en la Isla Guadalupe, allá en las Antillas, se vio precipitada al vacio junto a su compañero Xavi Iturriaga, al desprenderse la cuerda del rappel. Su compañero murió y ella, con una cadera rota en varios pedazos, un brazo, un hombro, un dedo y varias costillas, aguantó toda una noche entre la vida y la muerte esperando el helicóptero de salvamento, junto a sus compañeros de equipo que la supieron y pudieron mantener despierta, y viva. Dice celebrar desde entonces el día 27 de febrero de 1976, fecha en la que nació, pero también el 26 de mayo de 2003 el día de su vida regalada.

Tras aquel fatídico día, “Superación” y “compromiso” sin cuento, fueron las constantes durante tres meses inmovilizada, y dos años de lucha contra el dolor, buscando su recuperación total que la llevó a coronar, en julio del 2005, la cima del Nanga Parbat, uno de los ochomiles más mortíferos de la historia del Himalaya.

Tremendo… Desisto y llamo a Marcelo pidiéndole consejo para titular este artículo… ¿Qué, que le ponga el mismo título que el audiovisual? Pues podías habérmelo dicho antes que llevo toda la mañana currándomelo. Tampoco me enfado, pues gracias a él podremos conocer el sábado a las 20,30 horas en el nuevo salón del Club Alpino Eldense, sito en polideportivo de San Crispín, a esta formidable y grácil mujer, de mirada tierna y recia voluntad. Una maga de ojos verdes que nos presentará “El mundo mágico de las montañas”. ¿O serán azules…?

Ya que estás invitado, no te quedes sin saberlo.

Comparte esta noticia
Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

2 respuestas a ““El mundo mágico de las montañas””

  1. Simplemente unas palabras de agradecimiento. En general, a la organización de Cuentamontes 2009 por habernos acercado a esta gentil persona. En particular a Ester, por haber compartido con un numeroso grupo de amigos, sus vivencias, sus emociones y haberse llevado con ella un trocito de nuestra alma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>