Una foto para la reflexión

*Nota: Artículo publicado originalmente en la revista Alborada nº 49 -2005-, adquiérela aquí.

Comenzábamos este Álbum con obras y lo terminamos también con obras, pero éstas de un sentido bien diferente: obras de demolición. Si recuerdan, el año pasado abríamos esta revista con una fotografía muy similar: un grupo de jóvenes aparecía sobre el montón de escombros de la antigua iglesia de Santa Ana, demolida durante la Guerra Civil (1936-1939). En esta ocasión se trata de Luis Hernández Alfonso y Concepción Segura quienes se sitúan sobre los restos de un templo centenario, mejorado notablemente durante los siglos XVIII y XIX, que con anterioridad había sido mezquita y, posiblemente, también sinagoga. Todo un símbolo y una metáfora. Al fondo se aprecian varios lienzos de muralla del castillo y lo que quedaba de sus baluartes; también podemos ver entre ambas figuras la torre-linterna de una casa de la calle Maestro Juan Vidal. Valga esta instantánea como corolario de los excesos de una guerra absurda que nunca debió comenzar, así como del dolor y la destrucción causados.

 

Comparte esta noticia
Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

Una respuesta a “Una foto para la reflexión”

  1. Las dos personas de la fotografía fueron un matrimonio ejemplar, sin hijos, sencillos, trabajadores y ayudando al que más lo necesitaba. Especialmente la vida de Luis Hernández Alfonso tuvo muchos avatares desde una juventud inquieta y rebelde por los cambios que le tocó vivir en cuanto a lo político, social, laboral, etc. Aunque nació en Madrid (Como yo) en la calle del Espejo cerca del Palacio de Oriente donde su padre tenía que ver con el mantenimiento de las alfombras reales, se trasladó muy pequeño a Elda donde desarrolló diversos trabajos desde fotógrafo a cortador y fabricante de calzado de niño “Chicarro”. Mis padres, Elio y Maravillas fueron grandes amigos suyos y yo los quería mucho y guardo muy buenos recuerdos de Luis y Conchita. Sirvan estas lineas como homenaje a estas dos buenas personas y eldenses ejemplares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>