Finaliza la XIV edición del Festival Internacional de Jazz de Alicante

Chucho Valdés volvió a traer a la audiencia una velada musical con alma y ritmo.


Un año más la Diputación de Alicante, en colaboración con el diario Información y CAM, ha organizado el Festival Internacional de Jazz, que edición tras edición se consolida  con un público fiel que llena al completo el aforo noche tras noche.

La apertura de esta nueva edición  la realizó el mítico grupo norteamericano The Blind Boys of Alabama  el miércoles 20 de julio, seguidos  D.J.G,  Mike Stern Band, Ivan Lins Banddos  y para cerrar el Fijazz 2011, el domingo 24  la actuación de  Chuco Valdés y The Afro- Cuban Messengers.

Desde Petreraldia nos desplazamos al Tossal de Manises para asistir al cierre del festival y  recoger una pequeña crónica para los amantes del jazz. El espacio donde se ubica el Fijazz, es el yacimiento íbero-romano de la ciudad de  Lucentum, ruinas por doquier con miles de años de historia para recoger las notas de esta música que llegó en el alma de los africanos que fueron robados para convertirse en  los esclavos de las plantaciones de todas las Américas.

Chucho Valdés y su banda iniciaron su concierto con puntualidad inglesa, desplegando, desde el inicio del mismo, un puente musical entre África y Cuba de ritmos y voces magistrales.  Chucho Valdés,  nacido en Cuba en 1941, es hijo del genial pianista Bebo Valdés y desde los tres años toca el piano.  En 1973 crea Irakere (bosque), que se convierte en la principal orquesta cubana de jazz, junto a Arturo Sandoval y Paquito d´Rivera. Su salto internacional le viene en 1978 cuando en Polonia presenta su obra” Misa Negra”, donde fascina al músico y productor Dove Brubeck e inicia su aventura en  N. York,   desde entonces es  considerado  como uno de los mejores pianistas de música popular del mundo.

Chucho Valdés volvió a traer a la audiencia una velada musical con alma y ritmo.

En su haber, 20 discos publicados, muchos de ellos bajo el sello de culto Blue Note, 6 premios Grammy,  el último en 2009  “Juntos para siempre” con su padre Bebo, son sólo una muestra del talento y la genialidad de este pianista cubano. Sin lugar a dudas Cuba es una potencia musical sin sombra en el mundo, donde se han fusionado todos los ritmos, creándose en la isla  los sonidos más auténticos y ancestrales de la música africana, pero también del flamenco como demostró su padre junto a Dieguito el Cigala y con el pop,  de la mano de Santiago Auserón de Radio Futura.


Todo un placer poder escuchar y mención especial para el homenaje que Chucho y su banda dedicaron a la ciudad del jazz Nueva Orleans donde saxo y trompeta desataron los aplausos del público. Y muy especial fue también  la   cantante  del grupo, que levantó al público de sus asientos para que la acompañásemos cantando y bailando, cosa que hicimos todos gustosamente. No quiero cerrar esta crónica, sin mencionar la labor humanitaria que Chucho Valdés, realiza en este mundo injusto y lleno de hambruna, porque desde 2006 es Embajador de Buena Voluntad de la FAO- organización de la ONU que trabaja por erradicar el hambre en la Tierra- y con su música ayuda a despertar conciencias y recoger fondos.  Todo un ejemplo de compromiso y humanidad la del gran pianista  Chucho  Valdés.

Texto Carmen H. Pardo - Fotografía y vídeo Antonio G. Villaplana.

Comparte esta noticia
Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>