Gabinete psicológico: “Exceso de pensamientos ¿qué nos detiene a vivir la vida que realmente queremos tener?”

En muchas ocasiones damos excesivas vueltas a las cosas, pensamos demasiado, por lo que nos planteamos la siguiente cuestión: ¿qué nos detiene a vivir la vida que realmente queremos tener?

Existen personas que por naturaleza tienen tendencia a pensar y a dar muchas vueltas a las cosas. No solo piensan en pequeños problemas que puedan tener, sino que incluso llegan a pensar demasiado en aquellas otras que pueden resultar positivas, por lo que sin querer ya no solo convierten el pequeño problema en uno grande, sino que transforman esas futuras consecuencias positivas en otras menos agradables y, por tanto, hay ausencia de felicidad.

El hecho de pensar bien las cosas puede ser una virtud, pero una persona que re-piensa todo el tiempo, puede terminar convirtiéndose en alguien que se detiene en la vida, alguien que sabotea todas las cosas buenas que le suceden y que incluso llega a generar conductas autodestructivas.

Pensar es inevitable. No se puede dejar de pensar y, en muchas ocasiones, es muy difícil dejar la mente en blanco. Ahora bien, lo que sí es posible y deseable es pensar en una cosa cada vez para devolver a nuestra mente calma y pensar con más claridad.

Para vivir una vida feliz y sin miedos podemos tener en cuenta los siguientes hábitos:

1.Considerar las cosas desde una perspectiva más amplia. Es muy fácil centrarnos en aquellas cosas que tienen poca importancia en la vida. Cuando pensemos esto, debemos preguntarnos si eso importará dentro de varios años o incluso dentro de varias semanas, para así dedicar nuestro tiempo y energía a aquellas cosas que realmente merezcan la pena. Asimismo, ante un problema no debemos centrarnos solo en una opción o en un “blanco o negro”, ya que dejamos de lado la perspectiva completa del problema, por lo que debemos incorporar para este caso la frase “que los árboles no nos impidan ver el bosque”.

2.Establecer plazos cortos para las decisiones. Si no tenemos un límite de tiempo para tomar una decisión y sus respectivas medidas, podemos seguir dando vueltas y vueltas a nuestros pensamientos y mirando las cosas desde diferentes puntos de vista durante mucho tiempo. Por lo que es importante plantearnos tiempos más cortos para decidir, realistas y ajustados.

3. Ser una persona de acción. Cuando establecemos plazos y tomamos decisiones, postergamos menos nuestras actividades, puesto que ya no pensamos tanto y actuamos mucho más.

4. Darnos cuenta de que no podemos controlarlo todo. Querer abarcar demasiado, querer estar presente en todos los procesos y tomar decisiones no es adaptativo y puede llevarnos a un desgaste innecesario. Delegar y priorizar aquí se convierten en los términos clave. Asimismo, es importante salir de nuestra “zona de confort”, ya que aunque muchas cosas nos parezcan negativas, pueden enseñarnos mucho y sernos muy valiosas en nuestro crecimiento personal.

5. Decir basta en las situaciones en las que sabemos que no podemos pensar con claridad. En ocasiones tendremos que interrumpir el proceso de “pensar demasiado”. Existe una técnica llamada detención de pensamiento o stop thinking que viene bien cuando manifestamos que estamos pensando demasiado. Se basa en darse cuenta de cómo es el proceso, introducir alguna palabra que asociemos al proceso de parar y, a continuación, meter una distracción. Por ejemplo: No, no, no vamos a pensar en esto ahora y me digo a mí mismo que en el momento en que mi mente funcione mucho mejor, voy a pensar en esta situación. De esta manera, cuando vuelva a pensar en el problema lo haré de forma más clara y constructiva.

6. No perdernos en miedos difusos. En este caso podemos preguntarnos,¿qué es lo peor que nos podría pasar? Es una buena manera de pensar en lo que podríamos hacer si esa situación bastante improbable sucediera sin llegar a ningún punto. Ejemplo: “He descubierto que es lo peor que podría pasar, por lo general es algo que no es tan temible como lo que mi mente se había imaginado”.

7. Hacer ejercicio. Hacer ejercicio de manera regular ayuda a pensar con mayor claridad, mantenemos el cerebro más oxigenado y además nos ayuda a rebajar la ansiedad, enemiga del pensamiento fluido, por lo que podemos transformar nuestros pensamientos negativos en otros más constructivos.

8. Pasar más tiempo en el presente. Con el hecho de estar viviendo en el presente en nuestra vida cotidiana y no en el pasado o en un posible futuro, podemos reemplazar los momentos en que solemos pensar demasiado las cosas, con los momentos que estamos viviendo con sólo estar aquí, en este momento y en este lugar.

9. Pasar más tiempo con gente que no piensa demasiado las cosas. El modelado nos permite fijarnos en las personas que hacen cosas bien y que queremos adoptar para nosotros. Debemos encontrar la manera de pasar más tiempo con las personas y las fuentes que tienen un efecto positivo en nuestro pensamiento y menos en aquellas influencias que tienden a fortalecer el hábito de pensar demasiado.

“Nada te ata excepto tus pensamientos, nada te limita excepto tu miedo, nada te controla excepto tus creencias”
-(Marianne Williamson)-

Gabinete psicológico: síndrome postvacacional

Gabinete psicológico: síndrome postvacacional

La psicóloga Estefanía Valero aborda periódicamente asuntos que preocupan a los ciudadanos e inciden en su salud mental. Valero cuenta con máster en Psicología Clínica y Salud y con experiencia profesional en el ámbito de la psicología desde hace más de 7 años. En la actualidad, es psicóloga de Gabinete Veintiuno, centro que ofrece servicio especializado en psicología y psiquiatría, siendo una de sus principales pretensiones revolucionar la intervención psicológica convencional convirtiéndola en algo más práctica y adaptada exclusivamente a cada persona.

Gabinete Veintiuno se encuentra en Elda, en la calle Padre Manjón 11, 5º Planta (Edif. Rapsodia). Podéis contactar con nosotros sin ningún compromiso llamando al 96.505.6451 o en el 636.528.404. Más información, a través de la página web www.gabineteveintiuno.com
Podéis seguirnos en:
- Facebook y Google+: Gabinete Veintiuno. Psicología y Psiquiatría.
- Twitter: @veintiuno_info.

 

Comparte esta noticia
Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>