Gabinete psicológico: ¿cómo aprovechar tu tiempo vacacional?

Durante todo el año tenemos tendencia a controlar y dirigir con la mente lo que deseamos conseguir, por lo que generamos agotamiento y nos desconectamos de nuestras capacidades naturales, perdiendo vitalidad e inspiración con tanto estrés. Llegados los meses de verano siempre disponemos de mucho más tiempo libre y es en ese tiempo cuando podemos aprender a desconectar, además de desarrollar otro tipo de actividades, por lo que es muy importante aprender a gestionar nuestro tiempo de ocio.  En este artículo queremos proponer de qué manera podemos disfrutar y conseguir más resultados con menos esfuerzo, así como aprender a establecer prioridades.

Los primeros días debemos de intentar dirigirlos a desconectar y en no pensar, ni planificar demasiadas cosas.

Normalmente, pretendemos que las cosas sucedan de la manera que tenemos prevista y en muchas ocasiones los resultados no son los que esperamos, lo cuál nos llega a generar un alto nivel de estrés. Pensamos demasiado, realizamos las cosas con ansiedad y solemos estar bastante cansados antes de iniciar un trabajo o una tarea. A veces intentamos relajarnos, pero nuestras autoexigencias nos lo impiden. Nuestro objetivo debe ir encaminado en la búsqueda de un equilibrio, es decir, debemos disfrutar con lo que hacemos y mantener la mente contenta para permitirnos esforzarnos sin estrés. Para conseguirlo, tenemos que centrarnos en todo aquello que nos proporciona vitalidad, nos motiva y nos gusta. De esta manera, si evitamos que las percepciones negativas nos enturbien y nos centramos menos en las cosas que no van del todo bien, adquiriremos una actitud más abierta con la que lograremos más resultados con menos esfuerzos.

Si, además, queremos administrar bien nuestro tiempo es importante establecer prioridades. No debemos plantearnos muchas tareas durante las vacaciones, ya que no llevarlas a cabo, nos puede generar frustración y ansiedad.

Para evitarlas, es importante elaborar un listado, clasificado por prioridades a corto, a medio y a largo plazo, con todas aquellas cosas que nos gustarían hacer durante las vacaciones, y destacando cuáles son urgentes, cuáles  obligaciones y qué cosas son las que nos apetecen y/o gustarían hacer.  Es recomendable empezar por las tareas que nos llevan poco tiempo y que no son complicadas, pero que si conllevan implicación mental y no nos dejan disfrutar de las vacaciones hasta que no las terminamos, y después dedicarle más tiempo a las actividades que más nos apetecen hacer.

Por otro lado, no debemos plantearnos todo nuestro periodo vacacional, sino que es más recomendable pensar a corto plazo y plantearnos que hacer cómo máximo los próximos tres días sin llegar a más, para dejar tareas para el final y aprovechar bien nuestro tiempo.

Todas las tareas y/o actividades propuestas deben ser realistas. En primer lugar, debemos pensar el tiempo que nos va a llevar desarrollarlas, la hora a la qué vamos a comenzar y contar con tiempo para imprevistos o retrasos. Por ejemplo, si la actividad que te has planteado es hacer una ruta de senderismo por una montaña, debes plantearte si será por la mañana o por la tarde, cuándo te dará más pereza y contar con tiempo para preparar todo lo que necesitas llevar.

Las actividades de a medio o largo plazo no debemos comenzarlas hasta que no hayamos realizado las que habíamos propuesto primero en la lista.

Si, por otro lado, contamos con tareas sencillas que se pueden realizar en espacios de tiempo libre, en momentos de espera, algún viaje, etc… podemos confeccionar otra lista, que llevaremos siempre encima, e iremos tachando todas esas cosas que nos quitan energía mental porque las tenemos siempre en nuestra cabeza como “tareas pendientes de terminar”.

Otro consejo es que debemos aprender a delegar aquellas tareas y obligaciones que no tenemos porqué hacer nosotros mismos.

Y, por último, no debemos olvidar que las vacaciones es sinónimo de tiempo para nosotros mismos. No tenemos que olvidarnos de descansar y disfrutar.

“El tiempo es una de las pocas cosas importantes que nos quedan” (Salvador Dalí).

La psicóloga Estefanía Valero aborda periódicamente asuntos que preocupan a los ciudadanos e inciden en su salud mental. Valero cuenta con máster en Psicología Clínica y Salud y con experiencia profesional en el ámbito de la psicología desde hace más de 7 años. En la actualidad, es psicóloga de Gabinete Veintinuno, centro que ofrece servicio especializado en psicología y psiquiatría, siendo una de sus principales pretensiones revolucionar la intervención psicológica convencional convirtiéndola en algo más práctica y adaptada exclusivamente a cada persona.

gabinete21

Gabinete Veintiuno se encuentra en Elda, en la calle Padre Manjón 11, 5º Planta (Edif. Rapsodia). Pueden contactar sin ningún compromiso llamando al 96.505.6451 o en el 636.528.404. Más información, a través de la página web www.gabineteveintiuno.com  o a través de Facebook, Twitter o Google +.

 

Comparte esta noticia
Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>