Escritos de un joven indecente XLVI: Un cuento de princesas y princesos

Sin título-1

Yaces de la POESÍA
y como tal
eres LIBRE;
VIRGEN
como tu nombre,
pero naces
del corazón
de un POETA
y éste
NUNCA miente:
La pasión,
el AMOR
y el arrojo
te conduce a la senda
de los VALIENTES.

Verás trapecistas
sin alas
danzar
sobre los vórtices
de la NADA,
entonces te darás cuenta
que AMAR
está reservado
a los que sufren.

¡Cuán SAGRADA es la ETERNIDAD!
Petrer,
Granada,
Indonesia,
Nicaragua…
Estaciones
sin adioses…
Ingratas despedidas,
ingrávidas llegadas.
MIRADAS
que se detienen,
aviones que se marchan,
lágrimas que sangran.

La virtud
que te condena
es no SER
un ángel
sin SEXO
y SER yo
un cadáver
a la espera
de que NADIE
te robe un beso
en el centro
del vuelo
de los cuervos
que te acechan…

-Qué es un beso
si no hay ALMA
en los labios del que besa
sin aliento-

-Qué es un HOMBRE
sin una buena voz
para los cuentos
ni barba que sirva
como enredadera
para escalar hasta tus sueños-

Tu ROSTRO
merece ser dibujado
por los dedos de un pianista,
tu cuerpo
debe ser pintado
por las manos
(manchadas de óleo)
de un buen loco.

Tus pechos
necesitan ser mecidos
por la golondrina
de aquél
que ansía
AMAR
pidiendo respeto…

El CIELO
construido
con una estufa
y un colchón
de cuerpo y medio
no puede ser derruirlo
pues sería caer
en un carpe diem
vacío,
negro
y sinsentido.

Así que
si sólo la mentira
es verdad,
es VERDAD
que YO no miento
cuando digo
que VIVIR
es lo que escribo
y MORIR
no saber si estas conmigo
en esto.

Comparte esta noticia
Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>