Escritos de un joven indecente (CLXVII): Volver al manicomio

poesía-de-vanguardia-pablo-llorente

Estoy
clavando
VERSOS
como
clavos
en mis
ojos
y clamo
silencio.

Cavando
recuerdos
entre mis
huesos
con punta
de hierro
y
bramando
tu NOMBRE
mientras
MUERO
imaginando
tu rostro
sepultándose
bajo
el invierno
de silencio…

Me confieso
de nuevo,
(NUNCA
dejé de hacerlo),
te descubro
que fui,
SOY
y
SERÉ
YO
el único
HOMBRE
que no miente
cuando
escribe
tu nombre
sin mencionarte
en cada
poema
desde
que te marchaste
como
golondrina
de octubre.

Te sigo
AMANDO
y sólo
pido
al OLVIDO
que
no
cale
en tus retinas
porque
no hay
más
VERDAD
que lo
que fuimos:

¡NOSOTROS!

Ahora
duermo
para poder
volver
a SER
contigo
la metáfora
incompleta
que ningún
POETA
fue capaz
de diseccionar
mientras
la luna
llena
traza
órbitas
desde
tu lunar
hasta
el planetario
de tu espalda,
y tus labios
de sombras
sonríen
a simple
mortales
para
resarcirse
de la historia
escrita
con tinta
y vientre,
pasión
y derrota.

Tú, poema
eterno.

Comparte esta noticia
Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>