Conduce sin miedo

 

La denominada “amaxofobia” o fobia a conducir es un problema que afecta a más del 30% de los conductores españoles según varios estudios.

amaxofobia

Casi uno de cada tres españoles, con fobia a conducir según varios estudios.

En psicología, el miedo a conducir es el resultado de un proceso en el que la persona percibe el tráfico cómo una amenaza, percibe a los demás conductores cómo peligrosos y se siente incapaz de afrontar el reto de conducir. Como fobia, significa miedo injustificado ante situaciones u objetos que no son peligrosos en si mismos y que no producen miedo en las demás personas. Dentro de las distintas fobias, la podemos englobar en el grupo de los miedos asociados a los medios de transporte (fobia a volar, a tomar el metro…).

Existen muchas causas que pueden generar fobia a conducir, pero las mayoritarias podrían ser haber sufrido un accidente de tráfico, haber sufrido un ataque de pánico al volante o alto nivel de ansiedad en situaciones de las que no se pueda escapar fácilmente, no haber alcanzado suficiente pericia al volante, diversas circunstancias que hacen de conducir un acto sumamente estresante o incluso no haber conducido al obtener la licencia.

Debido a que el miedo a conducir puede surgir de diversas maneras, es necesario hacer una valoración inicial de cada caso y a continuación promover la combinación de un tratamiento multidisciplinar. Como en otros trastornos fóbicos la respuesta de huida-evitación produce en el sujeto una sensación de alivio de la ansiedad, que se mantiene por refuerzo negativo. Esta respuesta llega a ser tan poderosa que se vive cómo la única posible para hacer frente al problema. Por este motivo, esta fobia requiere un múltiple abordaje, por lo que Gabinete Veintiuno, junto a Autoescuela Arenal, ofrece un servicio combinado de terapia psicológica basado en Realidad Virtual y Exposición.

amaxofobiaredes

El tratamiento consiste en:

- Modificar las ideas sobre la amenaza del tráfico y los demás conductores.

- Cambiar la autopercepción de competencia por parte de la persona.

- Suprimir y evitar la respuesta de huida en el tráfico.

- Analizar las ideas y expectativas que la persona tiene sobre el tráfico y sobre su capacidad para afrontar las dificultades que éste presenta. Este trabajo intenta modificar aquellos pensamientos ansiógenos que dificultan la terapia de exposición.

- Enseñar técnicas de relajación para reducir la ansiedad.

- Exposición, utilizando realidad virtual, que permite iniciar la exposición del sujeto al tráfico de una manera controlada y en la que se permite habituar al conductor a las situaciones temidas, jerarquizándolas, según una creciente dificultad.

- Exposición, utilizando un vehículo adaptado y acompañado, en el que el sujeto circula con un vehículo para enfrentarse al tráfico y sus dificultades.

- Habituación, el cliente comienza a circular en solitario, mientras que el terapeuta, en otro automóvil, le acompaña para evaluar su habituación al tráfico.

El objetivo final es que el sujeto, tras una exposición gradual, sea capaz de desarrollar una autoexposición de manera controlada y autónoma. Por lo que al finalizar el tratamiento se le diseña un programa centrado en sus desplazamientos cotidianos y adaptado a sus necesidades, donde posteriormente se realizarán sesiones de seguimiento.

Más información en:

info@gabineteveintiuno.com

965056451- 636528404

 

Comparte esta noticia
Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>