Escritos de un joven indecente (CXLIX): Trapecista en el caleidoscopio

poemas descarnados
Las
hormigas
siguen
tejiendo
la linea
de la
esclavitud
como
la
MASA
sin
conciencia.
MUERTOS
sin huesos
postrados
en la
magnética
camilla
del quirófano
donde
la mano
de Dios
los
disecciona.

La
POESÍA,
gran
derrotada
por
la
historia
y
masacrada
por
la
humanidad
se RESISTE
y lucha
contra
la ciencia,
(poderosa
como
la religión),
mientras
el soldado
aguerrido;
mártir
por la causa,
pelea
vencido
con
sangre
en el
ALMA
y queroseno
en el corazón.
Llorando
con
los
OJOS
enfangados
y
las manos
cercenadas
por las derrotas
se resiste
a MORIR.
En su trinchera
los
astros
de héroes
de carne
y tinta
alzan
su cabeza:
-¡Pelea, compañero!
La Historia
es nuestra
y tú estás
a punto
de conseguir
el POEMA
por perfecto
por el que serás
recordado
como nosotros-,
le susurran

Comparte esta noticia
Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>